Saab PhoeniX prototipo: Aeronáutica celestial

a fondo Saab PhoeniX prototipo 1
Raúl Toledano03 mar 2011
La mano de Spyker ya se nota hasta en los prototipos de Saab; motores híbridos, diseño rompedor y mucha, mucha carga aerodinámica, como se ve en este PhoeniX de 234 cv y tracción integral que se estrena en Ginebra
Novedad
Un año después de ser adquirida por la holandesa Spyker, Saab saca a la luz el segundo prototipo de esta nueva era, tras el lanzamiento en el último Salón de París del 9-3 ePower cuya mayor novedad residía en un motor híbrido sobre la base del modelo ya conocido. Sin embargo, será en Ginebra 2011 cuando Spyker, especialista en la concepción artesanal de vehículos, desarrolle su primer prototipo Saab de diseño completamente nuevo. Denominado PhoeniX, se trata de un coupé de 2+2 plazas que avanza las líneas de los modelos futuros de la marca sueca: mucha aerodinámica, motores híbridos y un diseño rompedor. Después del lanzamiento de la berlina de grandes dimensiones Saab 9-5 y del restyling de su buque insignia Saab 9-3, que sustituye al modelo de 2007, la firma de origen aeronáutico sueca toma el nombre de Phoenix, Fénix en castellano, no por casualidad: esta figura mitológica con forma de ave era consumida por el fuego cada 500 años para después resurgir de sus cenizas. La nueva Saab, tras independizarse del gigante General Motors (GM), está desarrollando una renovada gama de modelos unos que ya están llegando y otros que llegarán en 2011-2012- y proyectos más a largo plazo.
Sus dimensiones compactas, con 4,4 metros de longitud, 1,87 m de anchura y 1,33 m de alto, dan cabida a unas formas deportivas y futuristas. Concebido por el norteamericano Jason Castriota, actual responsable de diseño de Saab y vinculado al diseño del Maserati Gran Turismo o Ferrari 599 GTB Fiorano, el Phoenix destaca por sus líneas seductoras, con una vista lateral en la que queda plasmadas las reminiscencias del pasado aeronáutico de la marca, gracias a un sistema de apertura de puertas en forma de alas de gaviota, o en la zaga, con unos pilares traseros flotantes o un gigantesco difusor. Según el comunicado, en la parte superior de los marcos de las puertas se han implementado unas piezas con una clara función aerodinámica que buscan canalizar el aire y obtener la mayor fuerza de sustentación, para contener su coeficiente aerodinámico hasta un grandioso índice de 0,25. Exteriormente hay elementos que serán complicados de ver en los modelos de calle próximos de la marca, como unos retrovisores exteriores que son sustituidos por unas cámaras, sin embargo sí que aspectos como la parrilla central delantera con el gran logo de Saab o los grupos ópticos con tecnología LED serán una realidad a corto-medio plazo.

a fondo Saab PhoeniX prototipo 2


Lo más interesante en cuanto a su interior futurista, del que no tenemos fotos, es que el PhoeniX cuenta con un sistema de comunicación táctil basado en el sistema operativo de Google, Android, y a través de él se podrá acceder tanto a la navegación del vehículo como a la visualización de música o vídeos en streaming sin necesidad de descargar la información de Internet. Además se presupone que en su habitáculo minimalista nos toparemos con la ya clásica instrumentalización de inspiración aeronáutica de la marca, unida a terminaciones luminosas de LED en tonos rojos o inserciones metálicas que establecerán una jaula antivuelco de seguridad para el conductor y su acompañante.Contará con un sistema de comunicación táctil basado en Android, accediendo a la navegación del vehículo y la visualización de música o vídeos en streaming
"La potencia combinada entre el motor gasolina y el eléctrico es de 234 cv, repartiendo par motor a las cuatro ruedas"Para el final dejamos el otro gran pilar en que se sustenta este PhoeniX: su propulsor, en este caso propulsores, uno térmico de gasolina y otro eléctrico que dotan a esta unidad de una potencia acumulada de 234 cv. El motor de combustión es un 1.6 litros gasolina turboalimentado de 200 cv, de origen BMW, que transmite la fuerza al eje delantero. Por su parte, el propulsor eléctrico, bajo el paraguas de la tecnología eXWD (Electric Cross Wheel Drive) trabaja, no simultáneamente con el gasolina, sobre el eje trasero, es decir, dotando a este prototipo de tracción integral. Saab anuncia que las baterías de litio no serán muy grandes, apostando por lo tanto porque se recarguen gracias a la energía recuperada en fases de frenada o desaceleración. Asociado a una transmisión manual de seis velocidades, las primeras estimaciones de Saab apuntan a que este motor gastará 5 l/100 y emitirá 119 g/km de CO2. Las ventajas de incluir este pequeño motor eléctrico parecen evidentes: hace trabajar menos al de combustión, por lo tanto rebaja su consumo; la aceleración será más inmediata gracias a que se transmite par a las cuatro ruedas; y la sensación de seguridad y agarre también se verá reforzada.La potencia combinada entre el motor gasolina y el eléctrico es de 234 cv, repartiendo par motor a las cuatro ruedas