Saab 93 TiD 150 cv: Rendimiento y suavidad

Diego Zotes15 ene 2005
Este motor viene como anillo al dedo al 93; una berlina que se caracteriza por el buen equilibrio entre comportamiento y comodidad, manteniendo e incluso mejorando en este sentido el tradicional carácter de la marca sueca.
Inicio
RENDIMIENTO Y SUAVIDAD

a fondo :: Saab 93 TiD 150 cv 1

Al igual que sucede en los Alfa, Fiat y Opel que montan este motor, el Saab 93 TiD puede presumir de ofrecer tan buena potencia como excelente suavidad. La respuesta carece de tirones y brusquedades, sin dejar por ello de tener una considerable cifra de par a medio régimen. Tampoco el sonido (salvo en frío) es demasiado alto, pudiéndose incluso considerar muy moderado. Los consumos resultan favorables y cuenta con caja de seis velocidades para mejorar la economía en trayectos por vías rápidas.
  El precio de tarifa se encuentra a medio camino entre las berlinas generalistas con similar rendimiento y los modelos de los fabricantes más valorados. En realidad, si se igualan los equipamientos con las primeras se incrementa la diferencia de coste en contra del Saab, mientras que respecto a Audi o BMW, por ejemplo, cuenta con clara ventaja en esta comparación. Su lugar en el mercado es el de un automóvil de prestigio, que cuesta lo que se espera que cueste y está mucho menos visto que las berlinas "Premium" de las marcas germanas. Eso sí, el equipamiento de serie cuenta con una laguna importante, pues el control de estabilidad debería incluirse de serie en todos los coches de esta categoría, más aun en una marca que como Saab siempre ha estado a la cabeza en medidas de seguridad.
En definitiva este motor viene como anillo al dedo al 93; una berlina que se caracteriza por el buen equilibrio entre comportamiento y comodidad, manteniendo e incluso mejorando en este sentido el tradicional carácter de la marca sueca. Como ya hemos escrito en anteriores pruebas del 93 con otros motores, quizá haya perdido parte de la personalidad de anteriores generaciones, pero el 93 también ha ganado en el espectro de público que puede considerarse su mercado objetivo, al abrirse a un mercado más joven y que valora más un comportamiento dinámico.
Carlos Lera, Autocity
18 de Enero de 2005
Comportamiento

COMPORTAMIENTO

a fondo :: Saab 93 TiD 150 cv 2



Las sensaciones en marcha son un punto fuerte. El motor empuja con decisión, sin que por ello se sufran escalones en la entrega de par que deriven en brusquedades, asignatura pendiente de otros fabricantes. Esto hace que la suavidad sea siempre excelente, incluso cuando se acelera con viveza en cualquier tipo de carretera. Las suspensiones funcionan con suficiente energía y sin embargo se muestran elásticas a la hora de ofrecer comodidad, por lo que no admiten quejas desde cualquier punto de vista.
El volante de gran diámetro me parece una decisión valiente y acertada. La suavidad de manejo es excelente sin que por ello se perjudique la precisión. Hay no obstante a quien no le gusta que el aro de la dirección sea grande, pero quizá quien esté en este caso es que busca un coche más deportivo, de reacciones más rápidas y con el que practicar una conducción más agresiva. Para una berlina, incluso rodando deprisa por carreteras de curvas, no encuentro inconvenientes derivados de su tamaño, si no todo lo contrario.
El cambio de marchas, con seis velocidades largas, permite mantener cruceros cómodos incluso a velocidades elevadas. Además beneficia los buenos consumos en carretera (quizá no tanto en ciudad) y posee un tacto suave y cómodo sin perder precisión. El embrague es otra pieza de la que se habla poco, pero que en casos como el de este Saab ponen su granito de arena para hacer todavía más placentera la experiencia al volante.
p>El resultado en gasto de combustible es brillante, pues resultó en la prueba una media de 6,2 litros cada 100 km, muy interesante para el tamaño y las prestaciones del coche y muy cerca de los 5,9 litros que anuncia Saab.