Saab 93 1.9TiD: Más potencia y suavidad

Diego Zotes14 jul 2004
A la vuelta de vacaciones estará a la venta un nuevo motor diesel que reemplazará al actual propulsor de 2.2 litros en el Saab 93. Un potente 1.9 litros, de última generación con 150 caballos y una respuesta muy agradable, colocará de un plumazo al 93 entre los más atractivos de la categoría.
Inicio
MAS POTENCIA Y SUAVIDAD

a fondo Saab 93 1.9TiD 1

Una berlina que aspire al éxito comercial en Europa necesita contar con un motor diesel que como poco se pueda calificar como "excelente". El grueso de las ventas e incluso la fama general del modelo procede de las unidades equipadas con motor alimentado por gasóleo. Saab ciertamente ha tardado en reaccionar, pero el fabricante sueco de General Motors ya dispone de un motor capaz de enfrentarse sin miedo a cualquier rival de similar cilindrada por potencia, prestaciones, tecnología, consumo o ecología.

a fondo Saab 93 1.9TiD 2

 
  El motor es básicamente el mismo que ya monta el Vectra, y posee la tecnología de rampa de inyección común (common rail) de segunda generación, con 1.600 bares de presión que inyectan el combustible en los cilindros mediante una culata de 16 válvulas. El compresor (Garret, con intercooler) posee turbina de geometría variable y genera una presión máxima de 1,35 bares. De trasmitir la potencia a la carretera se encarga una caja de cambios manual de seis velocidades y opcionalmente una automática con accionamiento secuencial desde la palanca o mediante gatillos situados en el volante con el mismo número de relaciones.
En la toma de contacto que tuve ocasión de realizar las vibraciones y el nivel sonoro parecían estar a muy buen nivel una vez que el motor estabilizó su temperatura de trabajo. Su respuesta destacaba por la suavidad y ausencia de brusquedades, empujando no obstante con decisión en el mejor rango de trabajo habitual de este tipo de motores, entre algo menos de 2.000 revoluciones por minuto y hasta más allá de las 3.000 rpm. No en vano el par máximo es de 315 Nm entre 2.000 y 2.750 rpm. Según los datos oficiales con cambio manual cubre la aceleración de 0 a 100 km/h en 9,5 segundos (11 segundos con trasmisión automática) y puede alcanzar una velocidad máxima de 210 km/h independientemente del tipo de cambio. El consumo medio es de 5,9 l/100km. (7,2 con cambio automático). Con estas cifras el poderoso nuevo motor diesel del 93 supera notablemente en todos los apartados al actual 2.2 litros, y en comparación con sus rivales se encuentra situado entre los mejores por consumo y prestaciones.
Otra versión más económica de 120 caballos
Aunque el modelo de 150 caballos sea el más llamativo desde el punto de vista de las prestaciones, habrá también una versión de 120 caballos con la misma base pero con algunas diferencias. La culata en vez de 16 válvulas alojará ocho, pero el turbo y la gestión del motor serán similares a los de la versión más poderosa. El par máximo se mantiene constante durante el mismo rango de revoluciones (2.000 - 2.750 rpm.) pero baja a 280 Nm.
Las prestaciones lógicamente se sitúan en un escalón inferior, con 200 km/h de velocidad máxima y una aceleración de 0 a 100 km/h en 11,5 segundos, pero el consumo es una décima más favorable en ciclo mixto. Ambos motores equipan la última evolución del filtro de partículas que según los técnicos de la marca ya no exige costosas operaciones de limpieza y sustitución con cierta frecuencia como sucede en algunos motores de PSA, estando previstos para durar toda la vida útil del coche.
Además de estos nuevos motores diesel, el Saab 93, sea cual sea su motor, podrá incorporar a partir de enero del año que viene un sistema opcional de reconocimiento de voz mediante el cual se podrá manejar el equipo de sonido, el teléfono y el sistema de navegación.
Carlos Lera
14 de Julio de 2004