Saab 9-5: El renacimiento

a fondo Saab 9-5 1
Diego Zotes24 oct 2009
En Autocity hemos presenciado el gran refinamiento y la exquisita calidad que presenta la nueva berlina de lujo 9-5 de Saab, con la que seguro la marca sueca triunfará en su nueva etapa en solitario.
El renacimiento
Tras su reciente presentación en el Salón del Automóvil de Frankfurt, desembarca en España el primer Saab 9-5 sedán de nueva generación que han mostrado a la prensa del motor española, y que supondrá el renacimiento de la marca sueca Saab tras sus problemas financieros y de identidad al independizarse de General Motors, una situación que se hará realidad para primeros del mes de noviembre, manteniendo la garantía por parte de General Motors de acceso a las nuevas tecnologías del grupo.
Ahora llega como una marca independiente y han depositado toda su confianza en un modelo que ha de ser el buque insignia de toda la futura gama Saab. Sus credenciales lo dicen todo, con un diseño continuista de líneas puras y limpias propias de la marca llevadas hasta el extremo, transmitiendo sensación de un mayor carácter premium y creando una identidad propia. Su moderno aspecto de estilo aeronáutico deriva directamente del que avanzaba el impresionante concept-car Aero X, combinado magistralmente con los trazos clásicos heredados de la marca. Sobre la plataforma del exquisito Insignia, las líneas generales se presentan más agresivas, con unas proporciones mucho más deportivas y modernas, con menor altura y mayor anchura, que transmite dinamismo visto desde cualquier ángulo.
Lo más llamativo es el frontal, con la clásica parrilla realizada en cromo oscurecido, unas grandes aberturas en el paragolpes y unas ópticas muy rasgadas. Pero la nota más característica de este nuevo 9-5 es la forma de cockpit que adquiere el habitáculo visto lateralmente desde el exterior, con los pilares A y B en color negro para dar la sensación de cabina de avión, con una caída del techo progresiva hacia la zaga por el pilar C y una línea de cintura elevada con forma de palo de hockey. Sobre la tapa del maletero destaca toda una línea de led´s que parte de las modernas ópticas iluminadas también con esta tecnología, dejando el protagonismo en la zona central al logotipo de la marca.
Su ergonomía interior está más evolucionada que nunca y totalmente enfocada hacia el conductor, ofreciendo unos de los mejores asientos de su categoría, como es costumbre en la marca, y una ubicación de todos los mandos de confort y seguridad muy al alcance del conductor a lo largo de un salpicadero panorámico realmente atractivo. La mayor parte de los mandos de los sistemas son electrónicos. Los pasajeros traseros disfrutan de un espacio habitable muy amplio, así como el maletero tiene un gran espacio de carga y sistemas para su organización. Como buen contendiente del segmento premium, las terminaciones son exquisitas.
El despliegue tecnológico en materia de seguridad y conducción puede ser soberbio, fruto de su desarrollo a manos del grupo americano General Motors, con sistemas avanzados opcionales como el sistema de apertura de puerta y arranque del motor con llave electrónica y mediante botón, sistemas de control continuo de la amortiguación y chasis adaptativo Saab DriveSense (con modo Comfort, Sport o Intelligent), iluminación adaptativa con faros bi-xenón inteligentes Smart Beam, cámara que detecta el cambio de carril y las señales de tráfico, climatizador multizona independiente, un nuevo sistema de audio de alta calidad Harmann Kardon con disco duro integrado de 10 Gb que puede incorporar un sistema multimedia para las plazas traseras con pantallas integradas en los asientos, asistente de aparcamiento, sistema de proyección de la información sobre el parabrisas Head Up Display o un sistema de tracción total inteligente XWD con diferencial autoblocante trasero de control electrónico eLSD. Como detalle exclusivo, rememorando sus orígenes aeronáuticos, se desmarcan con un velocímetro que imita un altímetro de avión en el cuadro de mandos.
La nueva tendencia de la marca en la fabricación de sus motores va hacia los más ecológicos para un futuro muy próximo, por ello este 9-5 estará movido por motores más pequeños que nunca, aunque como siempre con un alto rendimiento gracias al sistema de turboalimentación. Los combustibles serán varios: gasolina, diésel y Etanol E85. La gama en gasolina comienza con un 1.6 Turbo de 180 cv, le sigue un 2.0 Turbo Bio Power que puede emplear etanol y el potente 2.8 V6 que ahora entrega hasta 300 cv de potencia. En diésel comienza con el 2.0 TID con 160 cv, que obtiene unas emisiones de sólo 139 gr/km de CO2, al que seguirá un 2.0 con doble turbo TTID ahora con 190 cv.
En definitiva, un 9-5 totalmente nuevo que pretende convertirse en una clara alternativa para el segmento premium por calidad, refinamiento, seguridad, prestaciones y protección del medioambiente.