Saab 9-5 Aero Biopower: Con etanol y 310 cv

Diego Zotes10 ene 2006
El motor es casi idéntico al de gasolina, y tan sólo es necesario cambiar los conductos de la alimentación, válvulas y poco más.
Inicio
CON ETANOL Y 310 CV

a fondo Saab 9-5 Aero Biopower 1

Saab apuesta decididamente por el etanol como combustible más limpio y económico, y si ya ha cosechado un enorme éxito con el 9-5 2.0t Biopower de 180 cv (el cual representa el 70% de las ventas de Saab 9-5 en Suecia), ahora nos presenta su versión Aero, que con el motor 2.3 turbo Biopower alcanza los 310 cv (260 cv el Aero convencional)
  Y es que si bien parece claro que el futuro son los vehículos de pila de combustible, hasta dentro de unos 15 años no se cree que éstos estén circulando normalmente. Por tanto, es un acierto buscar soluciones inmediatas para intentar estropear lo menos posible el medioambiente hasta que las energías totalmente limpias puedan imponerse definitivamente.
Hay varias características que hacen de los Saab Biopower unos vehículos muy recomendables. En primer lugar porque el motor es casi idéntico al de gasolina, y tan sólo es necesario cambiar los conductos de la alimentación, válvulas y poco más; lo que se traduce en un incremento de precio mínimo respecto a una gasolina convencional (en torno al 5%). Como segunda ventaja podríamos decir que los Biopower funcionan exactamente igual tanto con gasolina como con etanol, por lo que cuando se llegue a una estación de servicio que no disponga de etanol se puede repostar perfectamente gasolina sin plomo 95 y el coche funcionará sin problema alguno (sólo que desarrollará un poco menos de potencia). Y tercero que el etanol es más respetuoso con el medio ambiente, además de venderse un 25% más barato (precios en Suecia) que la gasolina sin plomo 95, y de proporcionar mayor rendimiento gracias su octanaje superior (104 octanos).
Antes de pasar a explicar las características del Saab 9-5 Aero Biopower explicaremos brevemente unos conceptos básicos del etanol. El bio-etanol (E85) que se vende en Suecia posee un 85% de etanol y un 15% de gasolina (se sigue poniendo un pequeño porcentaje de gasolina para asegurar un buen arranque en frío), y está considerado como una energía sostenible y renovable. De hecho se extrae de diferentes materias primas, por ejemplo del maíz en Estados Unidos, del trigo en Suecia, o de la caña de azúcar en Brasil.
Cuando Saab anunció sus planes de comercializar automóviles preparados para funcionar con etanol apenas había unas pocas gasolineras en el país nórdico que servían este combustible, pero en la actualidad ya hay unas 200 y para 2008 se espera que el 25% de la estaciones de servicio del país sirvan etanol. Y como decíamos antes, si es necesario repostar gasolina 95 no sucede absolutamente nada. Esperemos que otros gobiernos sigan el ejemplo sueco y apoyen iniciativas de este tipo, ya que está demostrado que de este modo se reducen las emisiones de dióxido de carbono (CO2) y se evita por tanto el efecto invernadero que contribuye al calentamiento del planeta.
Vayamos al Saab Biopower. Este sistema se comercializa desde el pasado año en el 9-5 2.0t, que en su versión gasolina rinde 150 cv y en la de etanol 180 cv. Las prestaciones en aceleración de 0 a 100 km/h son de 9,8 segundos en el gasolina y de 8,5 segundos en el de etanol; mientras que el consumo prácticamente idéntico (ligeramente menor en el de etanol en ciclo extraurbano). La principal razón de éxito de este modelo (un 70% sobre las ventas del 9-5 en Suecia) es que dado el precio de ambos combustibles en un año más o menos (evidentemente depende del kilometraje), ya se ha amortizado la diferencia de precio, por lo que a partir de ese momento estamos ahorrando además contribuir a cuidar un poco mejor el medio ambiente.
Y debido al aplastante éxito, como es lógico Saab continúa su política de lanzamientos de coches de etanol y presenta ahora el Aero Biopower, demostrando así que las altas prestaciones y la ecología no están reñidas. El motor 2.3 turbo preparado para funcionar con etanol desarrolla un 20% más de potencia máxima y un 25% más de par motor: 310 cv frente a 260 cv y 440 Nm frente a 350 Nm. Falta de homologar su cifra de aceleración de 0 a 100 km/h, pero mientras que de gasolina marca un 6,9 segundos, el de etanol tardará ¡menos de seis segundos!
De momento no tenemos noticia de que el etanol se vaya a imponer a corto plazo en la mayoría de los mercados, aunque sí que la marca sueca tiene previsto hacer demostraciones en Holanda, Reino Unido, Irlanda, España, Italia, China o Brasil. Precisamente los brasileños disponen ya de otro producto de este tipo lanzado igualmente por General Motors: el Chevrolet Astra 2.0i Multipower, que puede funcionar con gasolina, con etanol, o con gas natural comprimido (CNG). Espermos que pronto podamos anunciar iniciativas similares en nuestro mercado.
Enrique Marco, Autocity.
10 de Enero de 2006