Saab 9-5 Aero: Elegante misil

Diego Zotes25 jul 2002
Como el propio título expresa, estamos ante un vehículo puramente prestacional, lo que no necesariamente implica que sea un auténtico deportivo pues su temperamento radical ha sido suavizado para conseguir un buen comprosimo entre confort y prestaciones.
Inicio
ELEGANTE MISIL

a fondo :: Saab 9-5 Aero 1

Como el propio título expresa, estamos ante un vehículo puramente prestacional, lo que no necesariamente implica que sea un auténtico deportivo pues su temperamento radical ha sido suavizado para conseguir un buen comprosimo entre confort y prestaciones

a fondo :: Saab 9-5 Aero 2

Proporciona a sus pasajeros la distinción que el fabricante nórdico imprime a todos sus modelos y que se acentúa en el caso de nuestro protagonista por tratarse de un vehículo de representación. Hablamos del nuevo Saab 95 Aero, una berlina rápida como pocas. Con un incremento de 20 caballos respecto a su predecesor, aunque con el mismo propulsor 2.3, sitúa el listón en 250 que dan para mucho, incluso dan más de lo que el coche parece aguantar en muchas ocasiones. Tiene garra y un poderoso corazón que camufla su elegante aspecto.
Si buscamos emociones fuertes y disponemos de 39.952,00 € (6.647.453 Pts.), es una interesante opción de compra. Hoy en día pocos productos ponen a disposición de su cliente la calidad, el alto nivel de prestaciones y un precio tan competitivo como el 95 Aero.
Jorge Rubio, Autocity
26 de julio de 2002
Motor
MOTOR

a fondo :: Saab 9-5 Aero 3

El motor turbo 2.3 ofrece dos características de gran valor: bajo nivel de rumorosidad y gran suavidad en la entrega de la caballería teniendo en cuenta lo que porta bajo el capó. El generoso par que genera, 350 Newtons/metro entre 1.900 y 4.000 rpm, posibilita un poder de recuperación que constituye otra de sus virtudes. Destacar que dispone de un sistema que permite obtener un par aún mayor durante 20 segundos mediante una sobrepresión de soplado, con lo que puede alcanzar los 370 N/metro.
Todo esto convierte la conducción del Aero en una auténtica delicia para los amantes de las mecánicas de gasolina de altas prestaciones. Las cifras hablan por sí solas de su carácter: 6.9 segundos de 0 a 100 km/h y 250 km/h de velocidad punta declarada de manera oficial. Un carácter que se destapa a partir de las 4.000 revoluciones, momento en el que percibimos una "patada" que no obstante no es tan brusca como podría esperarse. En efecto el propulsor ofrece un empuje sobresaliente, ágil respuesta y gran elasticidad. Va unido a una caja de cambios de cinco velocidades con una desmultiplicación acertada que da como resultado una relación de marchas larga, que beneficia los consumos y armoniza con el espíritu del coche que no se trata como hemos comentado al principio de un deportivo en el más amplio sentido de la palabra. La caja de cambios es precisa, pero no lo suficientemente rápida par acatalogarla como deportiva.
Hay que resaltar en el apartado de consumos, lo parcos que son para un conjunto tan pesado (1.610 kg) y potente: rondó los 11 litros de media a los 100 durante la prueba.
CONDUCCION

a fondo :: Saab 9-5 Aero 4

Al volante es un coche que no deja indiferente al conductor, tiene carácter. El enorme potencial que desarrolla, tal vez parece incluso exagerado, pues a pesar de contar con unas suspensiones endurecidas (entre un 10 y un 12%), acusa pérdidas de motricidad constantes incluso con el auxilio que le prestan el control de estabilidad y de tracción. El de estabilidad lo incorpora de serie esta versión Aero. El conjunto de las suspensiones modificadas posibilita circular con gran aplomo y comodidad, a la vez que limita las inclinaciones que provocan los apoyos fuertes, debido a una barra estabilizadora delantera más rígida, con 1 milímetro más de grosor. Pero en ningún momento dota, influido por sus dimensiones, de la agilidad necesaria para realizar trazados muy sinuosos disfrutando de una conducción plenamente deportiva. Con la desconexión del control de estabilidad nos permite ciertas licencias y algún deslizamiento, pero sin demasiadas alegrías pues la enorme que potencia que transmite al suelo mediante el eje delantero, supera muchas veces su capacidad y el control de tracción se mete en nuestros asuntos una y otra vez.

a fondo :: Saab 9-5 Aero 5

Donde se encuentra realmente en su salsa es al divisar en nuestra ruta una autovía despejada de tráfico. Es difícil y poco recomendable intentar alcanzar su velocidad máxima por las características de nuestras carreteras y por supuesto por la vigilancia de los radares. Es una auténtica delicia situar la velocidad de crucero a unos 200 km/h, pues el coche no se esfuerza y la velocidad es imperceptible, entre otras cosas por el ya comentado bajo nivel sonoro.
La frenada no ofrece pega alguna en todo tipo de situaciones, aunque tras un intenso uso acusa algo de fatiga y un ligero descenso del rendimiento. Incorpora discos ventilados en el tren delantero(306 mm) y unos nuevos en el trasero de 300 mm.
Equipamiento
EQUIPAMIENTO

a fondo :: Saab 9-5 Aero 6

La dotación de serie es alta e imprime exclusividad mediante algunos detalles, como la leyenda "Aero" en el umbral de las puertas delanteras o las llantas de aluminio de 17". En el interior el cuero en volante, pomo del cambio, paneles de las puertas y freno de mano, hace que goce de buen tacto allá por donde alcance la mano del conductor y pasajeros. Lo que sí se echa en falta es la posibilidad de regular el volante en profundidad además de altura, algo que por posicionamiento y precio debería ofrecer de serie. En cuanto a las acabados, no se perciben ruidos que denoten el mal ajuste de alguna pieza y sin duda es uno de sus puntos fuertes, pues la calidad y tacto agradable de los materiales no tienen discusión alguna. El no disponer de subida automática de las ventanillas es un punto criticable, pues si se hace por motivos de seguridad, hay otros métodos que evitarían prescindir de la subida automática que siempre se agradece. El acabado del salpicadero símil metal es otro de los toques de distinción.

a fondo :: Saab 9-5 Aero 7

En cuanto a habitabilidad es excelente, con un maletero de boca ancha y plano de carga situado a un nivel óptimo, profundo y con formas regulares que permiten un buen aprovechamiento. La capacidad es de 500 litros.
Por lo demás, la distinción y original disposición de los elementos interiores constituyen un valor añadido. Detalles como las salidas de aire o el funcional climatizador individual son exponentes de ello. Y ahora en España el fabricante sueco ofrece en el Aero y el resto de su gama, garantía de cuatro años para todos sus modelos, sin límite de kilometraje.
GALERIA FOTOGRAFICA

a fondo :: Saab 9-5 Aero 8

a fondo :: Saab 9-5 Aero 9

a fondo :: Saab 9-5 Aero 10

a fondo :: Saab 9-5 Aero 11