Saab 9-4 X: En agosto llegará un crossover

a fondo Saab 9-4 X 1
Enrique Marco19 oct 2010
Saab presentará en el próximo Salón del Automóvil de Los Angeles un nuevo modelo que se convertirá en el tercer miembro de la gama.
En agosto llega un crossover
Saab presentará en el próximo Salón del Automóvil de Los Angeles un nuevo modelo que se convertirá en el tercer miembro de la gama. Con este anuncio Saab pretende confirmar el renacimiento de la marca y convertirse, de nuevo, en una reconocida firma independiente de vehículos premium. El 9-4 X es un crossover que se posicionará por apariencia y tamaño entre el 9-3 X y el 9-5. Su llegada al mercado estadounidense se espera para el próximo mes de mayo, mientras que a los mercados europeos vendrá un poco más tarde, en agosto.
No se ha facilitado la cifra de longitud de la carrocería, pero el prototipo 9-4 X presentado en 2008 se anunciaba con 4,78 metros. El comunicado de Saab no deja claro su posicionamiento ya que utiliza la expresión de “crossover de tamaño medio”, pero dada la ubicación entre los 9-3 X (4,67 metros) y 9-5 (5,01 metros), las medidas del anterior prototipo y su gama de motores, parece más probable que se enfrente a los Volvo XC 90, VW Touareg, BMW X5 o Porsche Cayenne entre otros, que a los del segmento inmediatamente inferior.
Sí se ha avanzado un dato provisional de volumen de carga de maletero, que declara 485 litros con las dos filas de asientos disponibles. No es mucho, pero dado su estilo moderno y deportivo es lógico que no presente cifras de habitabilidad récord. De hecho, su línea de techo es visualmente baja, tendencia que se combina con unas proporciones muy musculosas y un marcado diseño escandinavo. En el interior no se escatima en lujos y equipamientos completos, pues se montan unos asientos de cuero con regulaciones eléctricas y un completo sistema de entretenimiento que puede llevar pantallas traseras, navegador con disco duro, DVD, un equipo de sonido Bose de 10 altavoces, etc.
Curiosa es la estructura inicial de la gama de motores, ya que anuncia dos opciones de gasolina de similar potencia. No obstante, es probable que cuando llegue a Europa, si no desde el principio, sí se anuncie la inminente llegada de una mecánica diésel. Quizá para Estados Unidos esta sea una oferta más razonable, ya que el motor más convencional se asocia al acabado básico y el más moderno al deportivo y completo Aero. La primera opción es un 3.0 V6 atmosférico de 265 cv de potencia y 300 Nm de par, con el que se alcanzan los 210 km/h y se puede acelerar de 0 a 100 km/h en 9 segundos. El segundo es un 2.8 V6 Turbo de 300 cv de potencia y 400 Nm de par, el cual mejora las prestaciones hasta los 230 km/h y 8,3 segundos respectivamente.
Ambos motores vienen combinados con cajas de cambio automáticas de seis velocidades, el sistema de tracción total XWD con un autoblocante electrónico eLSD, y el sistema variable de suspensiones Drive Sense con diversos modos de uso. También se ha facilitado el dato de medida de llantas, de 18 pulgadas para el modelo básico y de 20 pulgadas para el Aero. El resto de cifras y los precios se comunicarán pasada su presentación oficial en Los Angeles y cuando se acerque la fecha de comercialización de cada mercado.