Saab 9-3 Cabrio: La fórmula del éxito se renueva

Diego Zotes14 nov 2003
Saab lanza una nueva versión Cabrio basada en el 9-3 Sport Sedan. Manteniendo la elegancia y discreción que han hecho de este modelo el más deseado de su clase, incorpora elementos que lo devuelven a la actualidad, tanto estética como técnicamente.
Inicio
LA FORMULA DEL EXITO SE RENUEVA

a fondo Saab 9-3 Cabrio 1

Desde que Saab lanzó el primer 900 Cabrio, esta versión se ha convertido en uno de los productos más valorados y sólidos de la marca sueca. El prestigio y la elegancia han ido siempre de la mano y el éxito ha acompañado comercialmente. Con la llegada de la nueva generación 9-3 Sport Sedan se presenta un descapotable derivado pero más definido como modelo independiente que nunca.

a fondo Saab 9-3 Cabrio 2

La gama de motores se articula en tres versiones diferentes basadas en un mismo motor 2.0 litros turbo escalonadas por potencias de 150 (que se vende con la engañosa denominación 1.8t), 175 y 210 caballos. Este tipo de motor, tan del gusto de Saab, se combina con tres cajas de cambio, una manual de cinco velocidades de serie para todas las versiones y otra de seis relaciones opcional en el Aero, denominación que recibe la versión que equipa el motor de 210 cv. Hay también una caja automática con accionamiento secuencial de cinco velocidades denominada Sentronic y dotada de gestión electrónica para adaptarse al estilo de conducción.
Los acabados interiores mantienen el aire de familia en el salpicadero, pero tanto los guarnecidos pintados en el color de la carrocería de las puertas como los especiales y estupendos asientos con los cinturones de seguridad integrados son específicos y más atractivos que en la berlina. Detrás hay dos cómodas plazas por anchura, muy marcadas (imposible acomodar a una tercera persona) y con reposacabezas que se integran con la tapa del mecanismo de la capota. El acceso a las plazas traseras no me acabó de convencer, ni por el funcionamiento del sistema de retirada de los asientos delanteros (sin memoria) ni por el espacio de acceso.
La capota se pliega y despliega mediante una dinámica completamente eléctrica, que no requiere más intervención que mantener pulsado el botón para activar el sistema. En unos 20 segundos se abre o esconde el cielo sobre nuestras cabezas. El acabado interior de la lona es de color claro, lo que incide en una excelente luminosidad interior en configuración cerrada. Los ruidos aerodinámicos son realmente reducidos y no molestan ni interfieren en la agradable sensación de marcha.
  Para aprovechar en lo posible el espacio de maletero, compartido tanto por los equipajes en sí como por la capota cuando está plegada, Saab ha ideado un sistema que aprovecha toda la capacidad del cofre cuando el techo está echado (352 litros), reduciendo solo lo necesario en caso de circular descapotado. Este sistema funciona de forma automática, a diferencia del empleado por Audi que requiere intervención manual.
El chasis es, según los nuevos responsables de la marca en España ahora bajo la batuta de Opel (Saab forma parte de General Motors), tres veces más rígido que el anterior, y su comportamiento es muy sano y correcto, permitiendo tanto una conducción agradable como una muy buena estabilidad. Además cuenta con ESP de serie en todas las versiones.
Tuve ocasión de conducir el motor de 175 caballos con cambio automático y la impresión fue muy favorable. Relajado y placentero de conducir, el motor no se muestra brusco en ningún momento, lo mismo que las suspensiones. El cambio Sentronic tiene pulsadores para subir o bajar marchas en el volante y aunque no es especialmente rápido al cambiar de relación lo hace con gran suavidad y acierto gracias al programa que interpreta las intenciones del conductor mediante un sensor en el acelerador.
La versión Aero, la equipada con el propulsor de 210 caballos, cuenta con suspensiones más rígidas, aunque sin resultar incómodas, para ofrecer un comportamiento acorde con las altas prestaciones del motor. Así mismo incorpora faldones y taloneras más vistosos para potenciar su estampa deportiva.
Al igual que sucede con los motores, también hay tres niveles de equipamiento. El motor de 150 cv se ofrece exclusivamente en acabado Linear, en el de 175 cv puede optarse entre las configuraciones Linear o Vector y el más potente, el de 210 cv se ofrece exclusivamente en acabado Aero. Los precios comienzan en 34.900 euros para la versión 1.8t Linear.
Carlos Lera, Autocity.
14 de noviembre de 2003.