Saab 9-3: Atracción sueca

Diego Zotes22 jun 2007
Te descubrimos las claves del nuevo 9-3, su divertida conducción con tracción total XWD, las sensaciones deportivas del nuevo diésel biturbo de 180 cv y la exclusividad del 2.0t Bio-Power con 200 cv o del 2.8 V6 Turbo con 280 cv.
La marca sueca Saab, con una reconocida tradición aeronáutica y bajo el amparo del fabricante norteamericano General Motors, comercializa en nuestro país dos berlinas de mediano y gran tamaño de reconocido prestigio en el segmento Premium. Se trata de la berlina media 9-3 y de la gran berlina 9-5, que militan en ese segmento con una personalidad totalmente original. Ahora el 9-3 presenta un profundo restyling en todos los campos, hasta el punto que han realizado hasta 2.157 cambios respecto a la generación anterior, mejorando tanto el diseño como sus cualidades mecánicas y ofreciendo unos niveles de prestaciones mayores. Curiosamente, al modelo 9-3 le preceden las mejores cifras de ventas en nuestro mercado durante el año 2006, convirtiendo a España en el cuarto mercado más importante para la marca.

a fondo :: Saab 9-3 1

La nueva gama del Saab 9-3, que se pondrá en el mercado después del verano, refleja fielmente los tres valores que sustentan a la marca: un diseño progresivo y continuista, con los clásicos elementos distintivos, las altas prestaciones, como ha demostrado siempre Saab con sus motores turboalimentados, y una conducción deportiva, con una ergonomía interior del conductor al estilo de los pilotos de aviación. Las principales novedades de este 9-3 de nueva generación son un diseño actualizado más dinámico y atrevido manteniendo su personalidad funcional intacta, un aumento de potencia en los motores conocidos y la creación de un nuevo diésel de altas prestaciones y la aplicación de un novedoso sistema de tracción total XWD de sistema Haldex con diferencial electrónico trasero, para el que habrá que esperar hasta principios de 2008.
Recientemente en Autocity hemos comentado a grandes rasgos las interesantes mejoras que presenta el renovado 9-3, pero ahora nos hemos desplazado hasta tierras escandinavas para probar y analizar in situ las novedades de la gama y los tres nuevos propulsores de altas prestaciones. Los más destacados son el conocido 2.0 Turbo Bio-Power, que aumenta su potencia desde los 175 hasta los 200 cv, el 2.8 V6 Turbo que presume de unos nuevos 255 cv, o 280 si se elige la nueva tracción total XWD, frente a los 250 anteriores, como ya lo hiciera el Vectra OPC, y un nuevo motor diésel 1.9 TTiD, de origen Fiat, que incorpora dos turbos secuenciales y desarrolla 180 cv. Propulsores de última generación que demuestran la gran preocupación de Saab por aplicar la tecnología para la obtención de las mayores prestaciones combinadas con la mayor preservación del medioambiente.
El diseño se caracteriza claramente por la influencia del novedoso prototipo deportivo Aero X, que se dejó ver por primera vez en el Salón de Ginebra de 2006, ofreciendo una imagen mucho más actual y deportiva. La nueva silueta más aerodinámica es común a las tres carrocerías existentes, el Sport Sedán, el Cabrio y el Sport Hatch. El frontal es el principal protagonista, con la clásica rejilla de tres orificios, ahora más grandes, con una forma más afilada y de más presencia, un nuevo paragolpes de aberturas más grandes y agresivas de serie en toda la gama, aún más en la versión Aero, y unos nuevos grupos ópticos rasgados y dinámicos al estilo 9-5 que invaden las aletas e incorporan las famosas “cejas” de luz de posición compuestas por diodos de led´s que permanecen siempre encendidas. El capó redondeado envolvente dibuja un arco en forma de “U” que se une con el pilar A, sugiriendo mayor anchura del conjunto. El lateral presenta nuevas puertas con los tiradores más integrados con la carrocería y llantas de aleación de 18 pulgadas de nuevos diseños más modernos, en opción para todas las versiones, menos la básica de 1.8 litros. La zaga en el Sport Sedán y en el Cabrio se caracteriza por unos faros más modernos que en la anterior generación con las tulipas blancas mate y marcos negros de apariencia más juvenil. Se ha incluido un nuevo tirador de maletero de color satinado mate al estilo del 9-3 Sport Hatch y el paragolpes está ahora totalmente integrado con la carrocería. A lo largo de toda la carrocería se han eliminado los ornamentos exteriores para definir una línea más limpia y pura, así como se añade un nuevo color de carrocería, el blanco Snowsilver del prototipo Aero X.

a fondo :: Saab 9-3 2

En el interior, simples detalles de percepción han cambiado respecto a la anterior generación. En un habitáculo caracterizado por su ergonomía de tipo cabina de avión, en la que todos los mandos rodean al conductor, se observan algunos cambios como el nuevo color negro que sustituye al gris empleado en el salpicadero y los guarnecidos de las puertas, ahora mucho más elegantes. Los asientos están tapizados con pieles de hasta 3 colores con mucha más calidad y mejor tacto, garantizando una posición de conducción extremadamente cómoda y precisa, con muchas regulaciones en altura y profundidad. Otro detalle actualizado son los tiradores de apertura de las puertas, cromados y rediseñados. Otro cambio importante es el nuevo sistema de sonido Bose de gama alta, con una calidad de sonido exquisita.
Entre las novedades más importantes que trae el nuevo 9-3 son un motor nuevo y dos potenciados, con los que pudimos disfrutar ampliamente por los parajes verdes de Suecia donde, como nos aseguraron, casi el 95% de las ventas del 9-3 de Saab, son con el propulsor 2.0t Bio-Power, que permite el empleo del Etanol 85 como combustible, logrando un nivel ínfimo de emisiones de CO2 y entregando 25 cv más, además de gasolina sin plomo 95.

a fondo :: Saab 9-3 3

Comenzaremos por este innovador motor Bio-Power, que tanta demanda tiene en su país de origen. Para nuestra toma de contacto estaba montado sobre un 9-3 Cabrio. Exactamente es un 2.0 turbo Bio-Power que desarrolla 175 cv, pudiendo alcanzar los 200 cv mediante el empleo del Etanol 85 (85% etanol/15% gasolina). Esta cifra ha aumentado en un 14% respecto a la anterior versión del mismo que desarrollaba 175 cv con ese mismo combustible. El par motor también ha aumentado un 13 %, desde los 265 hasta los 300 Nm. Estas cualidades en cifras representan una aceleración hasta 0,6 segundos más rápida y unas recuperaciones bastante más contundentes, exactamente de 0 a 100 km/h en 7,9 segundos en el Sport Sedán. Esto demuestra que la conducción ecológica no siempre está reñida con la conducción deportiva y con las prestaciones.
También mantuvimos un interesante contacto con el conocido 2.8 V6 Turbo con 24 válvulas del grupo GM, que ha aumentado en 5 cv su potencia, hasta 255 cv, combinado con la tracción simple delantera, mientras que si se combina con la tracción integral entrega ahora hasta 280 cv y un soberbio par motor de 400 Nm. Esto se ha conseguido mediante un incremento en la presión del turbo con sistema Twin Scroll (de doble entrada) de los 0,5 bares hasta los 0,8 bares, permitiendo al Sport Sedán acelerar de 0 a 100 km/h en 6,3 segundos.
Pero la verdadera novedad la dejamos para el final, un nuevo motor diésel muy original e innovador que se muestra como una evolución del 1.9 TiD de origen Fiat que entregaba 120 y 150 cv, aunque se puede hablar de nuevo motor dada la gran cantidad de cambios internos que ha experimentado. Es el 1.9 TTiD, que debe su denominación al doble turbo que lo alimenta. Cada uno tiene diferente tamaño y estan unidos de forma secuencial. El pequeño está destinado a optimizar el par a bajas vueltas y uno más grande a conseguir las mayores prestaciones a altas revoluciones. Gracias a estas innovaciones rinde una potencia de 180 cv y entrega un excelente par motor máximo de 400 Nm, destacando frente a la competencia y colocándose casi al nivel de la versión Aero de 2.8 litros V6 Turbo. El consumo, respecto a su potencia, es exageradamente bajo, quedándose en 6,4 litros a los 100 km según datos oficiales. Se puede combinar con cajas de cambios de 6 velocidades manual o automática, ésta última la opción de nuestra unidad probada, que se mostraba de tacto suave, sin retardo del convertidor de par y con una fiel adaptación al tipo de conducción y del terreno.
El funcionamiento de este sistema garantiza gran cantidad de par en todo el régimen del motor, puesto que entre 0 y 1.500 rpm, los gases mueven exclusivamente el turbocompresor pequeño. Desde las 1.500 hasta las 3.000 rpm actúan ambos conjuntamente dividiéndose el flujo de escape y desde las 3.000 en adelante sólo trabaja el grande para garantizar el máximo rendimiento.
Este nuevo motor 1.9 TTiD está disponible con el acabado deportivo Aero, así como en las versiones Linear y Vector, además de con las tres carrocerías. Se suma así a las motorizaciones diésel ya disponibles de 120 y 150 cv.
Entre los elementos más novedosos que presenta la marca sueca con su nuevo 9-3 encontramos el sistema de tracción total XWD en combinación con el motor 2.8 V6 Turbo en el acabado Aero, tanto en la carrocería Sport Sedán como la Sport Hatch. Combinado con esta tracción, este motor desarrolla 280 cv de potencia en lugar de los 255 de la versión con tracción delantera, así como se le ha revisado las geometrías de la suspensión trasera y se le ha incorporado un nuevo subchasis trasero. La tracción integral favorece notablemente el dinamismo, la seguridad y la estabilidad en conducción rápida o situaciones de conducción de baja adherencia.

a fondo :: Saab 9-3 4

A través de un diferencial central de origen Haldex, este sistema de tracción incorpora una interesante función de activación preventiva de la tracción trasera a través de sensores para optimizar la arrancada, pudiendo enviar automáticamente el 100% del par motor al eje trasero, y un diferencial autoblocante multidisco con control electrónico eLSD también del fabricante Haldex, que permite variar la distribución del par entre las ruedas traseras hasta en un 40% para conseguir la mayor adherencia. Este sistema de tracción trabaja conjuntamente con el ESP y, además de ofrecer en el 9-3 Aero una manejabilidad exquisita en terrenos de baja adherencia, regala también una dimensión de conducción aún más deportiva. Los amplios niveles de seguridad y estabilidad del sistema XWD retardan la actuación del control de estabilidad sobre la inyección y los frenos, dejando al conductor disfrutar de la conducción.
Este sistema XWD lo probamos en un Sport Hatch Aero en varios terrenos especialmente deslizantes como con grava o suelo liso y repleto de agua, mostrando sus mayores cualidades de estabilidad y tracción. En terreno de grava se aprecia claramente como el diferencial trasero actúa sobre la rueda exterior para meter el coche en la curva favoreciendo el avance mientras activa automáticamente tracción al eje delantero para aumentar la direccionalidad. En giros bruscos en asfalto hace la misma operación según necesidades y pérdidas de tracción. Ya en el suelo deslizante, se aprecia una mayor sensibilidad del ESP ante deslizamiento, entrando en funcionamiento con mayor rapidez y precisión, además de estar ayudado sobremanera por los diferenciales central y trasero de variación constante.
Uno de los elementos de nueva incorporación para el 9-3 es un efectivo modo Sport combinado con el cambio automático de 6 velocidades, que mediante un botón en la consola central, la caja de cambios actúa atendiendo especialmente a las intenciones deportivas del conductor, manteniendo las marchas hasta cerca del corte cuando el pedal se pisa a fondo, reteniendo la marcha engranada cuando el acelerador se suelta de golpe para favorecer la retención y la aceleración más inmediata.

a fondo :: Saab 9-3 5

Otra novedad es la opción de los faros bixenón con iluminación en curva que proporciona la mejor iluminación durante la noche. La iluminación está relacionada con la dirección y en carretera abierta, las luces de cruce se elevan ligeramente para aumentar la iluminación sin deslumbrar a los coches que circulan en sentido contrario.
Se incluye también un Sistema de Control de la Presión de los Neumáticos (TPMS), opcional en la versión Aero y de serie con las llantas de 18 pulgadas, que advierte al conductor mediante un pitido y visualmente en el cuadro de instrumentos si la presión de las ruedas cae por debajo del nivel recomendado.
Un nuevo equipo de sonido de gama alta opcional de la marca Bose cobra protagonismo en el interior del habitáculo de los Sport Sedán y Sport Hatch, con un sonido envolvente de la mejor calidad gracias a sus 11 altavoces en el Sport Sedán (10 en el Sport Hatch) y sus canales de audio como CD, radio digital o entradas de MP3.