Rover 75 2.0 CDT: Un señor en la carretera

Diego Zotes07 dic 2000
Inicio
UN SEÑOR EN LA CARRETERA

a fondo :: Rover 75 2.0 CDT 1

Ante la similitud existente en la actualidad entre las formas de la mayoría de los automóviles del mercado, es de agradecer que aparezcan modelos totalmente diferenciadores como el Rover 75. Si a la elegancia y distinción propia del coche británico, le añadimos la tecnología alemana más avanzada, el cóctel resulta de lo más atrayente.
De toda la gama, el 2.0 CDT es el que mejor aceptación ha tenido debido principalmente a su reducido consumo y notable rendimiento. El acabado Classic trae de serie todo lo imprescindible más algunos detalles que aportan lujo. Como colofón, el precio a pagar por este vehículo no es superior al de otros modelos de similares características de marcas generalistas.

a fondo :: Rover 75 2.0 CDT 2

Diseño
DISEÑO

a fondo :: Rover 75 2.0 CDT 3

¿Qué se puede decir del diseño de un automóvil que ha cosechado varios premios por su aspecto? El estilo del Rover 75 es inconfundible y exclusivo. En todo caso, puestos a buscar comparaciones, se puede apreciar cierta similitud con el Jaguar S-Type, lo que aún le otorga, si cabe, más categoría.
La aparición del 75 supuso una renovación total de la gama Rover, marcando unas directrices que posteriormente seguirían el 25 y el 45. El doble faro frontal es común a toda la familia y en general, para calificar al buque insignia de Rover, se puede decir que es ante todo elegante.

a fondo :: Rover 75 2.0 CDT 4

Pero si el exterior no pasa desapercibido, menos aún lo hace su interior. Los relojes del salpicadero poseen un claro aire retro, con unas tonalidades crema para los fondos y cromados para los ribetes. Los asientos son de blando mullido, asemejándose a una cómoda butaca, y también abundan los materiales nobles, como el cuero en el volante o las inserciones en madera por las puertas y salpicadero. Entre el equipamiento del 2.0 CDT Classic encontramos elementos como el climatizador automático, ABS con EDB, doble airbag delantero frontal y lateral, alarama con mando a distancia y llantas de aleación.
Comportamiento
COMPORTAMIENTO

a fondo :: Rover 75 2.0 CDT 5

El Rover 75 está construido a partir de una plataforma propuesta por BMW. Con esta garantía no es de extrañar que la estabilidad sea prácticamente perfecta, transmitiendo al conductor una sensación total de aplomo. Los amortiguadores ofrecen un adecuado compromiso entre estabilidad y confort, y en caso de emergencia, los frenos ABS con corrector electrónico de frenada guiarán al coche por el trazado marcado.
En cuanto al motor se refiere, nos encontramos con el mismo que monta el BMW 320d (inyección directa, culata de 16 válvulas y sistema common rail) aunque en este caso, debido a unas modificaciones en la presión de inyección, la potencia máxima se queda en 116 CV. En marcha, el nivel sonoro es reducidísimo y desde bajos regímenes el 2.0 CDT empuja con decisión. Es cierto que la competencia, en su afán por ofrecer cifras de potencia muy elevadas, ha superado las prestaciones de este modelo. Pero si no se busca ir de carreras el rendimiento de esta mecánica es más que aceptable, con un agrado de conducción muy elevado. Los consumos, razón de ser de los modelos diesel, se encuentran entre los mejores de su categoría, conformándose con 4,5 litros cada 100 kilómetros en carretera.

a fondo :: Rover 75 2.0 CDT 6

Características
CARACTERISTICAS TECNICAS

a fondo :: Rover 75 2.0 CDT 7

Gama
RESTO DE LA GAMA

a fondo :: Rover 75 2.0 CDT 8

Aunque actualmente estemos viviendo un verdadero boom de los automóviles turbodiesel, no hay que olvidar que las mecánicas de gasolina pueden resultar muy ventajosas en según que casos. La oferta del 75 parte del 1.8 de 120 CV, el cual desarrolla unas prestaciones similares a las del 2.0 CDT. Las dos versiones más potentes recurren a un bloque de 6 cilindros en V, de 2,0 litros y 2,5 litros; 150 CV y 177 CV respectivamente, esta última con la posibilidad de llevar cambio automático.
El comportamiento de los motores V6 destaca por su elasticidad y refinamiento, además de conseguir unas elevadas prestaciones. Los niveles de equipamiento son tres: Confort, Classic y Club. El más básico, el Confort, ya incorpora todo lo habitual en un coche de su categoría, como el doble airbag frontal y lateral o el climatizador automático. El Club, el más lujoso, va más lejos e incorpora tapicería de piel o asientos calefactables como elementos más representativos.

a fondo :: Rover 75 2.0 CDT 9