Rosberg intentará contener a Hamilton en Hockenheim:

Rosberg intentará contener a Hamilton en Hockenheim 1
Agencia EFE17 jul 2014
El alemán Nico Rosberg (Mercedes), líder del Mundial de Fórmula Uno, deberá contener el avance de su compañero inglés Lewis Hamilton -segundo, a cuatro puntos- en el circuito de Hockenheim, sede del Gran Premio de Alemania, la décima prueba de un campeonato que atraviesa su ecuador este fin de semana.

Rosberg viene de protagonizar su primer abandono de la temporada en Silverstone, donde Hamilton ganó el día en el que la mítica pista inglesa festejaba la organización por quincuagésima vez de un Gran Premio de Gran Bretaña.

Con el triunfo, en Bodas de oro, de Lewis ante su afición -el quinto de la temporada-, Mercedes prolongó su racha triunfal: ha ganado ocho de las nueve carreras disputadas, ha festejado 'dobletes' cada vez que sus dos pilotos han acabado una prueba (seis) y su ventaja al frente del Mundial de constructores es más que sólida, con 326 puntos, 158 más que Red Bull y con 220 de ventaja sobre Ferrari.

De tal forma, dominada también la guerra psicológica, con el resto de los equipos mirando a 2015 y esperando sólo premios colaterales, parece evidente que lo único que queda por decidir este año es cuál de las flechas de plata hará diana y se llevará el título.

Rosberg, que estrena estado civil en Hockenheim, tras haberse casado el pasado fin de semana con Vivian Sibold, lidera el certamen con 165 puntos, cuatro más que Hamilton y con 67 sobre el australiano Daniel Ricciardo (Red Bull), el único que ha roto este año, al ganar en Canadá, la hegemonía de la escudería germana, que no dejará pasar la oportunidad de celebrar nuevos éxitos en 'su' Gran Premio.

En una pista en la que Nico intentará devolverle la moneda a Hamilton, y ser él quien gane esta vez ante su público, aunque el inglés se haya empeñado en apuntar que, a pesar de haber nacido en Wiesbaden, su compañero realmente se siente monegasco, al ser Mónaco su lugar de crecimiento y residencia. Algo que no concuerda con las recientes fotos de Rosberg festejando la consecución por parte de Alemania del Mundial de fútbol de Brasil.

Las últimas dos veces que se corrió en Hockenheim salió victorioso el español Fernando Alonso (Ferrari), cuarto en el Mundial, con 87 puntos y que viene de acabar sexto en Silverstone -tras remontar desde el 16 en parrilla, como consecuencia de un grave error de cálculo de su equipo en la calificación-, donde dejó las mejores imágenes del día en su pugna con el cuádruple campeón mundial alemán Sebastian Vettel (Red Bull, sexto, con 70), que correrá muy cerca de su Heppenheim natal.

Hockenheim se alterna desde hace unos años con el Nürburgring en la organización del Gran Premio de Alemania y en Baden-Württemberg se corre los pares. Alonso logró tres de sus 32 victorias en F1 en esta pista, donde, hace dos años, en la tercera de ellas, firmó la última de sus 22 'poles'.

Con anterioridad, el doble campeón mundial asturiano venció en 2010, también con Ferrari; y en 2005, cuando logró el primero de sus dos títulos consecutivos con Renault. Año en el que también ganó en Alemania el Gran Premio de Europa, disputado en el Nürburgring. Triunfo que repetiría dos años después, a bordo de un McLaren.

Fernando vuelve, por tanto, a una de sus pistas talismán, en la que más veces ha ganado, junto a Sakhir (Bahréin) y Sepang (Malasia). Un circuito de 4.574 metros al que el domingo está previsto se den 67 vueltas, para completar un recorrido de 306,4 kilómetros.

En el que a partir de mañana, viernes, cuando arranquen los entrenamientos libres, se rodará de nuevo con neumáticos de compuesto blando (reconocible por la raya amarilla) y superblando (roja), al igual que se hiciera en Mónaco, Canadá y Austria, los tres grandes premios anteriores al de Silverstone, adonde Pirelli llevó duros y medios.

El mexicano Sergio Pérez (Force India), que este año volvió a subir al podio, al acabar tercero en Bahréin, es undécimo en el Mundial, con 28 puntos, y viene de acabar en esa posición en Inglaterra, donde vio comprometida su carrera al tocarse con el francés Jean-Eric Vergné (Toro Rosso).'Checo' espera que en Alemania -país donde comenzó a forjarse como piloto de elite- el destino le devuelva lo que le quitó en Silverstone.

Su compatriota Esteban Gutiérrez (Sauber) aspira, al igual que el venezolano Pastor Maldonado (Lotus), a sumar sus primeros puntos en Hockenheim, donde el sábado se completarán los ensayos libres, antes de la disputa de la cronometrada principal, que ordenará la formación de salida de la carrera del domingo.

Por Adrian R. Huber.