Retenciones de 9 kilómetros en la AP-8 en Irún desde la frontera con Francia:

La DGT vigila 4 millones de viajes de vuelta para que el veraneo se pueda contar 1
Agencia EFE30 ago 2013
La gran afluencia de tráfico en dirección al norte de Europa ha originado hoy retenciones de 9 kilómetros en la autopista AP-8 desde el peaje de Biriatou, en la frontera con Francia, ha informado el Departamento Vasco de Seguridad.

Según recuerda la Dirección General de Tráfico (DGT), la operación retorno coincide en esta ocasión con el fin de semana, por lo que en las carreteras confluirán los conductores que regresan de sus vacaciones con los ciudadanos que las comienzan y aquellos que salen de fin de semana.

Del total de desplazamientos, el 23 por ciento se producirán en la zona centro, el 21 por ciento en el Levante y el 20 por ciento en el sur.

El objetivo de este dispositivo es el de siempre: que 'todos regresemos a casa porque las mejores historias del verano son aquellas que se pueden contar', dice Seguí, antes de hacer un llamamiento a los conductores para que realicen un 'esfuerzo final' que permita a todos llegar ilesos a sus hogares.

Toca ahora, subraya la directora de la DGT, ser prudente para que el lunes 'podamos todos saludarnos y contarnos lo que hemos vivido y disfrutado' en este verano.

Un verano en el que la Guardia Civil ha intensificado, y lo seguirá haciendo, la vigilancia en las carreteras secundarias, donde se producen tres de cada cuatro accidentes mortales, aunque también se controlará la conducción bajo los efectos del alcohol y las drogas y el exceso de velocidad.

'Más allá de asegurar que el vehículo está en condiciones, el conductor debe elegir el trayecto más seguro', afrontar el viaje descansado, parar de vez en cuando, hidratarse adecuadamente y utilizar los elementos pasivos de seguridad: cinturón, casco, sillitas,..., aconseja María Seguí.

Quiere recordar la responsable de Tráfico que el conductor no va solo y que, por tanto, debe tener una 'sensibilidad' hacia el prójimo porque 'hay muchas vidas con las que nos cruzamos y de las que somos parcialmente responsables también'.

'Ni cinco minutos más de vacaciones ni cinco minutos menos de desplazamiento por querer ir más rápido nos van a llevar a ningún sitio', advierte Seguí.

La DGT estima que se produzcan movimientos desde las zonas turísticas de costa a las grandes ciudades de forma escalona durante el viernes y en todo el fin de semana, especialmente el domingo.

Viernes y sábado serán también jornadas de desplazamientos de salida hacia las zonas turísticas para los que han elegido septiembre como mes de descanso y para aquellos que vuelven del norte de África hacia sus países europeos de residencia habitual.

Para gestionar la movilidad y facilitar la fluidez en las carreteras, Tráfico ha establecido diversas medidas, como la instalación de carriles adicionales en las vías de acceso a los núcleos urbanos e itinerarios alternativos al tramo de obras que se está acometiendo en la A-3.

Y en función del destino de los conductores que se desplazan de un lado al otro de la Península y que no quieren pasar por el centro, la DGT también proporcionará variantes, además de restringir la circulación de vehículos de mercancías peligrosas, transporte especial y camiones de masa máxima autorizada de más de 7.5 toneladas en días y horas determinadas.

A los medios materiales se sumará este fin de semana un amplio dispositivo de medios humanos: 10.000 agentes de la Guardia Civil, 600 funcionarios y personal técnico en los centro de gestión de la DGT y 13.000 empleados de las empresas de conservación y explotación del Ministerio de Fomento y del resto de titulares de la vía.

Informarse y elegir el horario adecuado es fundamental para afrontar el regreso y, para ello, la DGT cuenta con el apoyo de las nuevas tecnologías, como una aplicación para móviles y un perfil propio en Twitter, que informan en tiempo real del estado de la circulación.