Renault Twin’Z: El futuro Twingo

renaulttwinzx_1dc2a2f3149a17e00ea7ebff0.jpg
David Ordás17 abr 2013
Renault presenta el Twin’Z, un concept eléctrico diseñado para la ciudad, de estética futurista y minimalista, fabricado con materiales de última generación, que marca las líneas maestras del futuro Twingo.
La apuesta de Renault por la tecnología 100% eléctrica es clara, como opción de futuro pero también como opción de presente, como lo demuestra su gama actual. Hoy por hoy el fabricante francés ofrece tres modelos de estas características a la venta en nuestro país, propulsados únicamente por electricidad: la berlina Fluece ZE, la furgoneta Kangoo ZE y el urbano de dos plazas Twizy. El nuevo concept Renault Twin’Z, en caso de llegar a producción, completaría la gama eléctrica situándose un escalón por encima del Twizy, ofreciendo un urbano polivalente y versátil, de 4 o 5 plazas, ideal para los desplazamientos en ciudad, pero también con capacidad suficiente para pequeños viajes interurbanos.
El nuevo concept Renault Twin’Z, cuyo diseño futurista se debe a la aportación de Ross Lovegrove, un interiorista y diseñador británico responsable tanto de la apariencia externa como del habitáculo, ha sido presentado en sociedad en el Salón del Mueble de Milán. Su aspecto exterior es solo un reflejo de la innovación presente en todo el prototipo, construido sobre un chasis tubular con carrocería de fibra de carbono, y dotado de propulsión eléctrica, con las baterías situadas bajo el piso. La tecnología va de la mano del diseño en el Twin’Z, que destaca también por su sistema de apertura de puertas, totalmente eléctrico, que deja a la vista un habitáculo espacioso, donde la ausencia de pilar central, junto con las puertas traseras «suicidas», que se abren en sentido contrario al habitual, facilita el acceso al vehículo.
El Renault Twin’Z mide 3,62 metros de largo, casi lo mismo que el actual Renault Twingo, que con 3.68 metros, es solo 6 centímetros más largo que el que podría ser su sustituto. Menor longitud en el caso del Twin’Z no tiene por qué traducirse en menor capacidad ni espacio. Gracias a su arquitectura, con el motor montado sobre el eje posterior y las baterías colocadas bajo el piso, el espacio interior se aprovecha al máximo, haciendo en la práctica tanto o más espacioso el nuevo modelo, que el Twingo al que podría sustituir.Gracias a su arquitectura, con el motor montado sobre el eje posterior y las baterías colocadas bajo el piso, el espacio interior se aprovecha al máximo.
La imagen high tech que transmite el modelo conceptual, muestra una carga de tecnología y refinamiento que no estamos acostumbrados a ver en los modelos del segmento A. Un frontal con una prominente entrada de aire resalta el carácter dinámico de un coche llamativo por su aspecto, especialmente cuando hace uso de sus sistemas de iluminación, con la tecnología LED presente en todas las fuentes de luz. La combinación de una carrocería tan compacta pintada en color azul satinado, con unas llamativas llantas en 18 pulgadas de color pistacho brillante, calzadas con neumáticos especiales diseñados por Michelin en medida 205/40 R18, es quizás el elemento más llamativo de un exterior atrevido pero funcional, que podría tener muchos elementos coincidentes con una futura versión de producción.

renaulttwinzllantax_bc0714b038b903543a9fb1ddb.jpg

Gracias a su carrocería en fibra de carbono, y a su diseño minimalista, el concept solo pesa 980 kilogramos en orden de marcha, lo que junto con su motor eléctrico de 50kW, o lo que es lo mismo, 68 CV, y 226 Nm de par, le permiten alcanzar los 130 km/h de velocidad punta. No se ha declarado la capacidad de las baterías de litio del modelo conceptual, pero si la autonomía que se consigue con las mismas, de 160 kilómetros, suficientes para los desplazamientos urbanos e interurbanos de la mayoría de conductores. Gracias a su relación peso-potencia, al bajo centro de gravedad por la posición de las baterías y el motor, y a la propulsión trasera, el Renault Twin’Z, según los responsables de su desarrollo, es un modelo ágil y de conducción divertida.
Desarrollado en colaboración con Daimler, que podría utilizar esta tecnología en el futuro Smart eléctrico, en el probable caso de que el modelo llegue a producción, se espera que además de la versión eléctrica, Renault también comercialice variantes con motor de gasolina, así como versiones de 3 y 5 puertas.