Renault Scénic RX4: Respuesta parcial al mercado

Diego Zotes13 jun 2000
Inicio
Renault 4x4

Por Angel Alonso Madrid, 13 jun (EFE).

Durante algún tiempo la pregunta de si Renault iba a implicarse en un segmento, el de los todoterreno, con apenas tradición en la firma del rombo, estuvo en el aire, y las respuestas siempre se dirigieron con el mismo contenido: habrá un vehículo de estas características, pero diferente a lo que se estila en el mercado.

Renault no faltó a la verdad y a finales del pasado verano anunciaba una versión con tracción integral adaptada para la circulación por campo evolucionada del Scenic, el monovolumen familiar medio integrado en la gama Megane.

Nueve meses después el todoterreno de Renault, el RX4, está en el mercado español con la firme voluntad de tomar una porción importante en un segmento de vehículos que, a base de aumentar su oferta, pretende enganchar a la demanda. Los llamados recreacionales juegan la baza del ocio sin menospreciar las facetas familiares. Una buena idea que puede tener su gancho entre una clientela urbana cada vez más necesitada del acceso a la naturaleza para desintoxicarse.

La puesta en escena de este RX4 se ha cuidado con todo detalle. Exteriormente se le ha dotado de los elementos de poderío necesarios para conjugar la circulación por terrenos de una dificultad media. Entre ellos sobresale la percepción perfectamente visible de la mayor distancia de los bajos al suelo.

La delantera es similar a los Scenic tradicional, incluidos los nuevos grupos ópticos y la diferenciación más llamativa reside en la trasera con un portón de doble apertura (ventana y puerta) y la ubicación de la rueda de repuesto en el mismo. Puede parecer una concesión a la galería, pero en realidad responde a la necesidad técnica de utilizar todo el espacio para la tracción integral y adaptar el tren trasero a la instalación de una nueva cuna.

La nueva creación de Renault, hay que reiterarlo, no es un cuatro por cuatro ortodoxo. No está facultado para la montaña y las prácticas trialeras. Lejos del asfalto, se mueve con soltura por caminos forestales regulares e insinúa (porque ha sido imposible probarlo) buenas condiciones en la nieve. Caza y esquí, de hecho son dos actividades, perfectamente complementarias al uso y disfrute de un RX4.

a fondo :: Renault Scénic RX4 1

a fondo :: Renault Scénic RX4 2

Conducción

La comercialización en España parte con una mecánica multiválvulas del ciclo gasolina de 2.0 litros de capacidad y 140 CV de potencia que se revela perezosa en la parte baja del cuentarrevoluciones. Tampoco empuja con fuerza, aunque una vez que llega a los regímenes adecuados maneja con soltura altos registros de velocidad punta.

Como es algo torpe en las recuperaciones es aconsejable el juego frecuente de palanca para mantenerlo en registros altos.
Esta faceta se vislumbra tanto en asfalto como en tierra, aunque en este último elemento el común denominador es jugar con desarrollos más cortos.

En carretera el RX4 transmite alguna que otra vibración intensa, producto del excesivo ancho de rueda con el que este modelo ha sido equipado y que, por el contrario, es un buen aliado para la circulación por tierra, al tiempo que hace ganar enteros a las prestaciones de la tracción integral.

Circulando sin excesos el aplomo es una de sus características destacables, pese a que esa altura de más pueda insinuar desplazamientos de los centros de gravedad. La frenada y los cambios de palanca se decantan por una eficacia sin más, aunque los tactos, en principio, transmitan cierta tosquedad.

El coche se muestra cómodo en su interior, sobre todo por la sensación de amplitud que transmite. Ahora se cuenta con el añadido de una posición elevada que facilita más la perspectiva de conducción y la visibilidad. Renault, pese a todo, sigue sin corregir el posicionamiento del volante, excesivamente horizontal. En este pequeño fallo hace causa común con el resto de la gama convencional.

La filosofía del RX4 penaliza el consumo que, tanto en ciudad como en el campo, arroja registros algo altos. Si el fabricante en sus especificaciones técnicas homologa un registro de 9,5 litros, durante la prueba ascendió -ordenador de a bordo como base- a 12,5 litros.

El RX4 encierra mucho de lo bueno de la gama Scenic, sobre todo ese concepto nuevo del espacio que tantos éxitos de demanda ha proporcionado a Renault y que se mantiene en este todoterreno de nuevo cuño. Sus nuevas aptitudes están en la línea de lo que puede esperarse de él, pero sin que nadie se confunda y exija de más de lo que puede ofrecer.

a fondo :: Renault Scénic RX4 3

Gama RX4

a fondo :: Renault Scénic RX4 4

Competidores