Renault recupera los vehículos deportivos Alpine de la mano de Caterham:

Renault recupera los vehículos deportivos Alpine de la mano de Caterham 1
Agencia EFE05 nov 2012
El fabricante automovilístico francés Reanault anunció hoy que recuperará su marca Alpine para desarrollar en Francia vehículos deportivos, de la mano de la escudería británica de Fórmula Uno Caterham.

Para ello, la marca del rombo cederá el 50 % de la empresa Automobiles Alpine Renault a Caterham en el marco de un programa conjunto de ingeniería con base en Dieppe, en el departamento francés de Seine-Maritime (noroeste).

La nueva empresa, que empezará a funcionar a partir de enero de 2013, estará dirigida por Bernard Ollivier, explicó en conferencia de prensa el presidente de Renault, Carlos Ghosn, quien espera que los primeros vehículos lleguen al mercado en 'tres o cuatro años'.

El acuerdo se basará en la colaboración de la empresa francesa y la británica en el campeonato del mundo de monoplazas, donde Caterham compite con motor Renault bajo la marca Caterham F1 Team -antes Team Lotus- propiedad del fundador de la aerolínea Air Aisa, el malayo Tony Fernandes.

Renault y Caterham desarrollarán y comercializarán sus vehículos independientemente.

'Cada uno tiene el objetivo de lanzar su propio vehículo al mercado en tres o cuatro años', sintetizó Renault en una nota de prensa en la que precisó que ambas compañías compartirán un departamento común de ingeniería.

Se trata de una estrategia que busca instalarse en el 'importante' mercado de los vehículos deportivos que, según Renault, gozará de una progresión del 15 % en Europa en el horizonte de 2015, señaló Goshn, quien no avanzó detalles sobre los modelos, sus precios y el futuro volumen de producción.

'Hoy no queremos hablar del producto porque no queremos encarcelar a nuestros ingenieros' y 'preferimos que tengan mucho margen de maniobra', subrayó Ghosn, quien se limitó a decir que el nuevo vehículo será 'moderno y competitivo, pero ligado también a su historia'.

Alpine, marca fundada en 1955, desapareció como tal en 1995 después de haber producido unos 30.000 vehículos y haber participado en competiciones como las 24 horas de Le Mans, el rally de Montecarlo o en el Campeonato del Mundo de Rallies.

Tras el eclipse de la marca, la fábrica de Dieppe pasó a centrarse en el área de alta competición de Renault.

Con el nuevo acuerdo se sumará así a las otras dos marcas que gestiona la empresa: la francesa Renault y la rumana de bajo coste Dacia.

'Esta asociación innovadora con Caterham concreta una ambición de hace tiempo: la creación de un vehículo deportivo que lleve el ADN de Alpine. Ofrece oportunidades para el futuro de la fábrica de Dieppe y el desarrollo de su saber hacer histórico', agregó Renault en un comunicado de prensa.

El presidente de Caterham, por su parte, destacó que la entrada de su empresa en la Fórmula Uno tenía como objetivo terminar trasladando esa tecnología a los vehículos deportivos y desarrollar la marca.

El hecho de que se haya escogido Renault, dijo, se debe a que los efectivos de ambas empresas tienen 'relaciones increíbles' en la Fórmula Uno, donde Renault cuenta con una plaza en la parrilla desde finales de los años 70, indicó.

'Conocemos los mercados en los que nos comprometemos', agregó Fernandes, quien precisó que su 'terreno de juego' es Asia, a imagen del desarrollo de su compañía aérea.

En la actualidad, Renault compite en el mundial de monoplazas con la marca Lotus-Renault, con el finlandés Kimi Raikkonen y el francés Romain Grosjean, y además provee con motores a Williams, a Red Bull -líder del campeonato- y a Caterham.

El ministro francés de Recuperación Productiva, Arnaud Montebourg, describió el acuerdo como una 'alianza magnífica' y como 'una decisión política importante, porque Renault ha elegido Francia y reinvertir en el territorio francés'.