Renault Mégane RS 275 Trophy-R: Bate el récord de Nürburgring

portada_b0a708f01c9f9a3e96490f77e.jpg
Raúl Toledano17 jun 2014
El más deportivo de los Mégane, el RS 275 Trophy-R, bate el récord como el coche tracción delantera más rápido del planeta, con un tiempo de 7 minutos, 54 segundos y 36 centésimas en una vuelta completa al circuito de Nürburgring, que le sirvió a Renault para superar la marca que tenía el Seat León Cupra.
7'54"36, es el nuevo récord por vuelta en la mítica variante norte del circuito de Nürburgring-Nordschleife, firmado por el Mégane RS 275 Trophy-R en la categoría de vehículos de tracción delantera. El 'infierno verde' se ha convertido por mística y dificultad en el mejor escenario posible para medir el rendimiento, el potencial y la eficacia de los mejores deportivos del mundo. Esto incluye a los modelos producidos en serie y más sencillos, de tracción delantera, categoría en la que irrumpió el pasado mes de marzo el nuevo Seat León Cupra (280 cv) quebrantando la psicológica barrera de los ocho minutos: en 7'58" detuvo el cronómetro el GTI español.Casi cuatro segundos más rápido que el anterior récord del León Cupra
Desde hace semanas, Renault tenía previsto acometer el reto de situar al Mégane RS 275 Trophy como el tracción delantero más rápido del planeta. Y es que para la división deportiva Renault Sport (RS) estos registros tienen algo de sentimental tras los récord establecidos por los Mégane R26 R (2008) y Mégane RS Trophy (2011), los cuales había sido borrados del mapapor el León Cupra. El coche utilizado ha añadido a su nomenclatura la letra ''R'' al derivar de la serie limitada, Mégane RS 275 Trophy, y montar sobre ésta equipamientos de competición que le han servido para aligerar en 101 kilos y mejorar el rendimiento en circuito. De serie, Mégane R.S. 275 Trophy-R está equipado del chasis Cup con un diferencial de deslizamiento limitado, cuenta con un motor 2.0 l de gasolina RS que ofrece 275 cv, con una línea de escape Akrapovic de titanio y amortiguadores "ÖhlinsRoad&Track" de 1 vía regulables que cuentan con muelles de material compuesto y neumáticos MICHELIN Pilot Sport Cup 2 específicamente adaptados al vehículo.
Sobre esta plataforma, Renault Sport ha eliminado los asientos traseros y en la parte delantera ha montado unos baquets firmados por Recaro de policarbonato (42 kilos menos) y con un cinturón de 3 puntos y un arnés de 6 puntos con cierre de aviador como accesorio. Una barra de retención y una red protegen a los pasajeros de los posibles desplazamientos de los objetos dejados en el maletero. Y para asegurar una frenada de alto rendimiento, a la vez que se contribuye al aligeramiento de peso, está disponible un kit de frenos específico. El Mégane RS 275 Trophy-R está equipado con frenos de disco compuestos de acero y aluminio con un diámetro 350/28, con los que se aligeran 3 kilos. Están perfectamente adaptados a un uso intensivo en circuito. Estos frenos marcados con las palabras Renault Sport confieren al vehículo de un mordiente especial.
En la parte exterior, Mégane RS 275 Trophy-R presenta un nuevo color bitono: un techo Negro Estrella asociado a una carrocería en Blanco Nacarado (en opción). Mégane R.S se convierte en el primer modelo bitono fabricado en la factoría de Palencia. La lámina F1 marcada Trophy-R, el damero de líneas en la parte baja de las puertas y el stripping lateral son de color rojo brillante. Así, calzado con llantas de 19’’ Speedline negras o rojas, el vehículo se distingue tanto en el circuito como en la carretera. La exclusividad de Mégane RS 275 Trophy-R se comprueba también en los detalles: volante y fuelle del freno de mano de alcántara, pomo de la palanca de velocidades de cuero, cinturones de seguridad de color rojo y pespuntes en guarnecidos y volante.