Primer contacto

Renault Mégane 2016: El azote del Golf

Renault Mégane 2016 - apoyo 4
Raúl Toledano03 feb 2016

Primer contacto con el nuevo Renault Mégane, compacto de cinco puertas producido en Palencia para 50 países que estrena en el segmento C un sistema de cuatro ruedas directrices, y emana de sus hermanos mayores tecnologías como sus nuevos faros o en su interior un sistema multimedia R-Link 2 basado en una Tablet de 8,7 pulgadas.

Ha nacido el azote del Volkswagen Golf, y se ha gestado en nuestro país, en Palencia, donde Renault produce la cuarta generación del Mégane, un sólido producto y líder de ventas en España durante 12 años con el que la firma del rombo aspira a recuperar su trono. La pelea en el segmento C cuenta con nuevos invitados, además del popular compacto alemán ya citado: Peugeot 308, Mazda 3, Kia Ceed o el también recientemente renovado Opel Astra. ¿Qué ofrece el Mégane para ser distinto? Acudimos a la presentación nacional para recoger las primeras impresiones.

Para empezar, las dimensiones del nuevo modelo cambian bastante, ofreciendo una imagen general menos liviana y más agresiva. Es 64 milímetros más largo (hasta los 4.359 mm), 25 más bajo (1.447) y crecen tanto la distancia entre ejes en 28 milímetros (2.669) como las vías delanteras en 47 milímetros (1.591) y las traseras en 39 (1.586 mm), con un voladizo trasero recortado en 21 milímetros y unas llantas de hasta de 18 pulgadas de diámetro en los acabados superiores.

Estas nuevas proporciones congenian a las mil maravillas con la nueva mirada del coche, cargada de personalidad. Hablamos de la firma luminosa (tanto de día como de noche) que luce el Mégane de nueva generación, similar a la de su hermano mayor Renault Talisman. Con una forma de C y tecnología LED con guía de luz con efecto 3D en toda la gama, y en las versiones altas, con los faros full LED con tecnología LED Pure Vision (función automática de cambio de luces largas/cortas), el nuevo Mégane es inconfundible por delante. Al igual que en la zaga, con los alargados pilotos casi unidos entre sí, también de LED y efecto 3D.

Renault Mégane 2016 - apoyo 3

El interior es sobrio y está bien muy rematado, utilizando acolchados muy agradables en los paneles de las puertas, reposabrazos y del salpicadero y con la dosis justa de cromados como buen Renault que es.  Frente al conductor, el cuadro de instrumentos está basado en una pantalla TFT de 7” en color y reconfigurable, con la opción del Head-Up Display (único fabricante del segmento que lo ofrece en color). Mientras, en la consola central nos encontramos con pantallas más o menos grandes según el acabado: 4, 7 y 8,7 pulgadas. Esta última es una Tablet multimedia vertical de 8,7 pulgadas con el sistema de conectividad R-LINK 2, que estrenó el Espace de última generación.

Por dentro sorprende con equipamientos como el sistema de conectividad R-LINK 2, que hereda de Talisman y Espace, y el Head-Up Display, el único a color del segmento C

Los asientos también son distintos según el acabado; dice Renault que todos ellos comparten estructura con Espace y Talisman. Por ejemplo en las versiones GT Line y GT, tienen unos laterales más pronunciados que sujetan mejor el cuerpo y unos reposacabezas integrados con el propio respaldo. Además las plazas delanteras son calefactables (en opción) y la del conductor tiene función masaje y reglaje lumbar eléctrico (de serie en la versión Bose).

Renault Mégane 2016 - apoyo 1

En capacidad interior, el Mégane cinco puertas es un compacto amplio en la parte delantera, con gran cantidad de huecos útiles para dejar objetos, y más “normalito” en la fila posterior, donde claramente hay mejores opciones en el mercado. Por su parte, el maletero tiene 384 litros de capacidad, en la media del segmento.

Renault se pone al día en todo lo relacionado con la seguridad activa gracias a los asistentes de conducción ADAS

A remolque de categorías superiores, los compactos se han nutrido de tecnología en forma de asistentes a la conducción en los últimos años. En este apartado Renault también ha puesto al día al nuevo Mégane, agrupando el siguiente buen puñado de sistemas en lo que denomina ADAS: regulador de velocidad adaptativo (ACC), frenada emergencia asistida (AEBS), alerta por cambio involuntario de carril (LDW), alerta de distancia de seguridad (DW), alerta de exceso de velocidad con reconocimiento de las señales de tráfico (OSP con TSR), detector de ángulo muerto (BSW), cámara de visión trasera o parking manos libres (Easy Park Assist).

Los motores son de gasolina o diésel, todos de cuatro cilindros, turboalimentados, con Stop/Start y caja de cambios manual de seis velocidades de serie, salvo en el Mégane GT, que monta una transmisión automática de doble embrague y siete marchas (EDC). En diésel (dCi) las mecánicas tienen 90, 110 y 130 CV de potencia (más adelante habrá uno de 165) y los gasolina (TCe) rinden 100, 130 (éste con cambio automático EDC en opción) y 205 CV (correspondiente al Mégane GT). En 2017 llegará una variante híbrida, siendo mientras tanto el diésel de 90 CV el motor más eficiente: 3,7 litros a los 100 kilómetros.


Renault Mégane 2016 - apoyo 5

AL VOLANTE DEL MÉGANE GT
Se trata del modelo más deportivo y caro (26.900 euros) del nuevo Mégane, ya que el RS se seguirá vendiendo (hasta nuevo aviso) como Mégane III. Además de ser el más potente de la gama, y por lo tanto el más rápido (7,1 segundos de 0 a 100 km/h) y veloz (230 km/h), cuenta de serie con sistemas de vanguardia y exclusivos como: las cuatro ruedas directrices 4CONTROL (a menos de 80 km/h el eje trasero gira contrario al delantero y a más de 80 es solidario), la función Launch Control de máxima aceleración desde parado (acelerando y frenando a la vez y con las levas presionadas, se enciende un semáforo verde en el cuadro, y entonces sueltas y aceleras para salir con la máxima capacidad de tracción) y el Multi-Change Down (para reducir varias marchas de golpe en caso de frenada constante).

El Mégane GT es la única versión que por el momento incluye el sistema de cuatro ruedas directrices 4CONTROL

Estéticamente es casi calcado a la línea de acabado deportivo Mégane GT Line, más allá de que en su carrocería desaparece cualquier referencia al Mégane en detrimento de la firma de la división deportiva Renault Sport (autora del GT) en las aletas delanteras y en el portón trasero. Por dentro, más de lo mismo: GT y Renault Sport aparecen en volante, pomo del cambio, asientos o umbrales de puertas, favoreciendo esa atmósfera racing que pretende Renault con esta versión. Se trata pues de una alternativa a los Volkswagen Golf GTI o Pegueot 308 GT.

El nuevo Mégane GT cuenta en la consola con un botón R.S Drive para activar directamente el exclusivo modo Sport, uno de los programas del chasis adaptativo MultiSense que también está disponible en otras versiones. En este GT, a cambio no hay modo Eco. Volviendo al modo Sport, éste hace que el 4CONTROL sea más reactivo, la dirección más firme, el recorrido del acelerador más proactivo y la respuesta motor/cambio más rápida.

Condujimos el Mégane GT por autovía durante más de 100 kilómetros, ofreciendo una sensación de aplomo más propia de una berlina que de un compacto. Su habitáculo está muy bien aislado, aunque con el modo Sport activado la sonoridad mecánica se percibe claramente sin llegar a molestar. Por suspensiones, para ser una versión deportiva filtra realmente bien las irregularidades. De cualquier forma, el modo Confort suaviza todo el setting del coche; lo que se agradece por ejemplo con la dirección, que es más ligera y por lo tanto más apta para acometer un viaje largo. El cambio automático es suave y rápido.

Finalmente, en carreteras de montaña, esa mayor firmeza de la suspensión y una direccion recalibrada respecto al resto de versiones son, junto al citado y efectivo sistema 4CONTROL, factores clave para incrementar la sensación de precisión y control en las curvas y poder ser muy rápido en una conducción deportiva.

Renault Mégane 2016 - apoyo 2

GAMA Y PRECIOS
La gama comercializada en España se estructura en torno a cuatro niveles de equipamiento: Life, Intens, Zen y Bose. Y se ofrece una gama más deportiva, compuesta por las versiones GT Line y GT. Parte de los 16.600 euros en gasolina y de los 18.100 en diésel.

Gasolina
Life  TCe 100 16.600 euros
Intens  TCe 100 17.600 euros
Intens  TCe 130 18.200 euros
Zen  TCe 130 19.700 euros
GT Line  TCe 130 21.200 euros
GT  TCe 205 EDC 26.900 euros

Diésel
Life  dCi 90 18.100 euros
Intens dCi 90 19.100 euros
Intens dCi 110  20.400 euros
Business dCi 90 21.800 euros
Business dCi 110 23.100 euros
Zen dCi 110 21.900 euros
Zen dCi 130 23.200 euros
GT Line dCi 110 23.400 euros
GT Line dCi 130 24.700 euros
Bose dCi 110 23.500 euros
Bose dCi 130 24.800 euros