Renault mantiene sus plazos para el coche eléctrico previsto en Valladolid:

Agencia EFE10 ene 2011
Los casos de espionaje industrial detectados por Renault no afectan a la fabricación del vehículo eléctrico en Valladolid, cuya fábrica mantiene los plazos previstos para sacar el mercado el modelo Twizy.

Así se lo ha comunicado hoy la dirección de la factoría vallisoletana a los representantes de los trabajadores, según han informado a EFE responsables de Comisiones Obreras y de UGT en Renault España.

El representante de Comisiones Obreras, Joaquín Arias, ha asegurado que los casos de tres directivos despedidos en Francia "no van a afectar en nada a los proyectos" en Valladolid, donde Renault prevé comenzar en primavera a fabricar el Twizy.

Los datos que se pudieran haber filtrado se refieren a lo que se denomina "calidad, coste y plazo", que incluyen informaciones como el coste de producción, pero no al diseño del vehículo eléctrico o de sus componentes, ha indicado.

Por ello, Arias ha subrayado que "todo sigue su curso" y Renault mantiene la previsión de comenzar a comercializar el Twizy a partir de finales de 2011.

Por parte de UGT, Pedro González ha señalado que este caso no conlleva "ninguna afección para Valladolid", donde los plazos "se están cumpliendo" y desde la dirección de Renault "nos han tranquilizado".

Los trabajadores de Renault en Valladolid han tenido hoy acceso a una carta de la directora general adjunta de Renault, Odile Desforges.

En ella, se explican los despidos por filtrar información "a intereses en el extranjero", pero se tranquiliza a los empleados porque no afecta a innovaciones tecnológicas y no conlleva un retraso en el lanzamiento de los vehículos eléctricos.