Renault Logan: El coche de los 5.000

Diego Zotes03 jun 2004
Debemos darle la enhorabuena a Renault ¡sí señor! Cierto es que nos encanta ver superdeportivos de prestigio, automóviles de alta potencia, los últimos avances técnicos, diseños innovadores, etc, pero... ¿y la mayor parte de los ciudadanos del mundo, qué coche se pueden comprar? Renault ha pensado en ellos, y a finales de 2004 comercializará el Logan, una berlina de 4,25 metros de longitud y 510 litros de maletero que se venderá a partir de 5.000 euros.
Inicio
UNA BERLINA POR 5.000

a fondo Renault Logan 1


Debemos darle la enhorabuena a Renault ¡sí señor! Cierto es que nos encanta ver superdeportivos de prestigio, automóviles de alta potencia, los últimos avances técnicos, diseños innovadores, etc, pero... ¿y la mayor parte de los ciudadanos del mundo, qué coche se pueden comprar? Renault ha pensado en ellos, y a finales de 2004 comercializará el Logan, una berlina de 4,25 metros de longitud y 510 litros de maletero que se venderá a partir de 5.000 euros.

a fondo Renault Logan 2

  ¿Qué es lo que ha pasado? ¿Ha dado un cambio de sentido la marca Renault? En absoluto. Renault seguirá en los puestos de privilegio que ocupa, desarrollando evolucionados automóviles, investigando, dando los mayores niveles de calidad, seguridad, etc; pues los principales mercados (Estados Unidos, Europa Occidental y Japón) así lo requieren. Pero ¿qué pasa con el resto del mundo? De los 57 millones de vehículos que se vendieron en el mundo en 2003 más del 80% fueron a parar a éstos mercados (junto a Corea del Sur), pero paradójicamente estas cuatro zonas de mercado sólo representan el 20% de la población mundial (otro ejemplo más de las injusticias del mundo).
Pero la situación en los mercados más desfavorecidos tiende a mejorar, como así parece que sucederá, por ejemplo, en los recién admitidos en la Unión Europea. También América Central y del Sur, Asia o Africa deberán elevar su situación; por lo que en estas zonas se abren unas enormes posibilidades de negocio. Lo que es evidente, es que a los países emergentes todavía no se les puede ir a vender un coche con todos los controles electrónicos, navegador vía satélite, DVD, tapicería de cuero, y demás exquisiteces.

Denominado internamente como proyecto X90, éste constituye una novedad en la historia de Renault. Con él, según Louis Schweitzer, Presidente-Director General de Renault, espera llegar a los 4 millones de ventas anuales para el Grupo Renault (más de 700.000 unidades corresponderían al nuevo Logan). Su ensamblaje se realizará en cinco países, primero en Rumania, a mediados de 2005 en Rusia, y ya en 2006 en Marruecos, Irán y Colombia.

¿Cuál es el secreto para que Renault pueda comercializar un coche a 5.000 euros? Pues básicamente aprovechar la tecnología ya desarrollada en anteriores modelos del Grupo Renault, y en menor medida fabricar los coches de forma simplificada y en países de escasos costes, aunque también dotar al Logan con un equipamiento más austero de lo habitual en Europa Occidental. Otra premisa a la hora de concebir el Logan era la del bajo coste de mantenimiento, y este aspecto se logra al montar una tecnología de fácil mantenimiento y de demostrada fiabilidad.

El Renault Logan (que en algunos mercados se comercializará como Dacia) se construye sobre la base fruto de la alianza Reanult-Nissan que llevan el Micra o que llevará el Modus. En 2007 aparecerán dos carrocerías más a partir de esta misma plataforma, una furgoneta y otra break. El diseño y los detalles no ha sido lo que más ha preocupado en el desarrollo del Logan, lo principal ha sido dotarle de una excelente habitabilidad. Se asegura que en la segunda fila pueden viajar tres adultos de 1,90 metros de estatura, y el maletero es de 510 litros.
Hay detalles de los que en la Europa que vivimos ya nos habíamos olvidado, y que se han tenido muy en cuenta al desarrollar en Logan. Por ejemplo la distancia al suelo es mayor con el fin de soportar carreteras destrozadas e incluso la circulación por pistas de tierra. La calefacción y la refrigeración (esto último para los más equipados) se ha puesto a punto pensando en todos los extremos, tanto en el calor de los países del Golfo Pérsico, como en el frío siberiano. También se dice que el Renault Logan está preparado para arrancar el motor a 30 grados bajo cero. Igualmente se han pensado especificaciones concretas para algunos países, como para Irán, donde se dispondrá de un motor preparado para funcionar con gas natural.
Centrándonos en el modelo, el Renault Logan –que tiene unas medidas de 4.250 mm de largo, 1,735 mm de ancho y 1.525 mm de alto- ofrece la mejor relación precio-espacio posible. Sus motores disponibles son dos, ambos de gasolina con culata de ocho válvulas y de contrastada durabilidad: un 1.4 de 75 cv y un 1.6 de 90 cv. Como el Logan es muy ligero (975 kilos) las prestaciones y consumos son más que aceptables (velocidades en torno a los 170 km/h y consumos por debajo de los 7,0 l/100 km, mientras que la aceleración tampoco está nada mal: 11,5 segundos de 0 a 100 km/h en el 1.6 de 90 cv).
Por equipamiento, evidentemente el Renault Logan es mucho más austero de lo que hoy día estamos acostumbrados, pero sobre la versión básica se podrán añadir elementos de mayor seguridad y confort, como el ABS, la dirección asistida o las ruedas de 15 pulgadas. En definitiva, un coche sin detalles de lujo ni innovaciones tecnológicas, pero que tiene lo que a muchos potenciales clientes interesa: bajo precio, mucho espacio, y mecánicas sencillas y fiables. En principio se comercializará en Rumania, y en 2005 en el resto de países antes mencionados. De España y los demás mercados más desarrollados no está prevista su comercialización a corto o medio plazo ¡parece que aquí no existen los problemas económicos!.

Enrique Marco, Autocity
3 de Junio de 2004