Renault Laguna Grand Tour 1.8 16V Privilege: Todo en familia

Diego Zotes03 abr 2001
Inicio
TODO EN FAMILIA
RENAULT LAGUNA GRAND TOUR 1.8 16V PRIVILEGE

a fondo :: Renault Laguna Grand Tour 1.8 16V Privilege 1

Por Carlos Lera, Autocity.
30 de Marzo de 2001
La llegada del nuevo Laguna ha supuesto un claro reposicionamiento de su fabricante, que ha demostrado ser capaz de ofrecer equipamiento completísimo, tecnología punta y más seguridad que el resto de sus rivales al mejor precio. En la versión familiar se han puesto buena parte de las esperanzas de Renault por convertirlo en un coche superpopular, ofreciendo una versatilidad extraordinaria sin el inconveniente de una línea exterior pesada que acusan otros rivales. ¿Tendrá alguna pega? Pues si sigues leyendo lo sabrás.

a fondo :: Renault Laguna Grand Tour 1.8 16V Privilege 2

Habitabilidad
DISFRUTAR EN COMPAÑIA

a fondo :: Renault Laguna Grand Tour 1.8 16V Privilege 3

Disfrutar en compaa parece el lema que subyace de la configuraci᭳n del Laguna Grand Tour. En las plazas delanteras se disfruta de un espacio y comodidad extraordinarios, al más alto nivel dentro de los coches de su tamaño y características. Sin embargo las plazas traseras tiene la posibilidad de gozar de elementos que no suelen estar disponibles para ellas, y aún menos en coches de nivel medio como equipamiento de serie. Por ejemplo los elevalunas eléctricos, las cortinillas enrollables de las puertas, la toma de corriente, el cofre en el apoyabrazos o el posavasos en el mismo conjunto.

a fondo :: Renault Laguna Grand Tour 1.8 16V Privilege 4

En esta curiosa presentación del interior, en la que empezamos hablando antes de las plazas traseras que de las delanteras, hay poco lugar para las pegas. La única importante en la parte trasera del coche es que en el caso de la versión dotada de techo solar, de tamaño panorámico, el abultamiento que supone el mecanismo limita la altura libre de la cabeza, especialmente en la plaza central. Por lo demás el espacio para emplear las tres plazas es algo justo pero correcto, mientras que las rodillas en casi ningún caso encontrarán obstáculos. La comodidad de los asientos es notable, aunque se puede echar en falta algo más de modularidad.
La tradicional posibilidad de abatir respaldo y butaca en proporción asimétrica de tres cuartos podría ampliarse con mayores capacidades orientadas a la comodidad, como la regulación de los respaldos. No obstante se trata de pequeños detalles que se pueden ver compensados según las necesidades con los anclajes Isofix, que son de serie. El maletero en principio no posee una capacidad espectacular, pero sin embargo es como todos los familiares, muy cómodo y práctico a la hora de cargar. El plano es muy liso y las formas aprovechables, por lo que los 475 litros en configuración normal dan suficientemente de sí, mientras que cuando se precisa toda la capacidad de él no defrauda, admitiendo 1.512 litros si abatimos los asientos traseros.

a fondo :: Renault Laguna Grand Tour 1.8 16V Privilege 5

Equipamiento
EQUIPAMIENTO DEL MÁXIMO NIVEL

a fondo :: Renault Laguna Grand Tour 1.8 16V Privilege 6

Las plazas delanteras cuentan con un buen número de elementos orientados a hacer más llevaderos los kilómetros. Por ejemplo el climatizador automático es el más completo y probablemente el más eficaz de su categoría, al poseer dos zonas diferenciadas conductor/pasajero en las que se puede elegir temperaturas diferentes. El sistema ofrece además un control de la luminosidad mediante el cual se dirige la potencia del ventilador hacia la zona interior que reciba mayor incidencia de los rayos solares. Su manejo es sencillo e intuitivo, mejor resuelto que otros equipos inundados de botones gracias a dos mandos giratorios que permiten elegir las temperaturas.
Su diseño es así mismo muy bonito, algo que no se puede decir sin embargo del autorradio de serie, poco sofisticado y no demasiado completo, sin controles "full logic" ni las funciones que estos suelen llevar asociadas, aunque en la versión Privilège probada incluye cargador para seis discos compactos.Lo que realmente llama la atención de cara a la galería es el sistema de apertura de puertas y contacto mediante tarjeta con traspondedor. Este sistema, más allá de su imagen tecnológica, aporta un factor extra de seguridad frente al robo por la ausencia de cerraduras en las puertas y en el contacto.

a fondo :: Renault Laguna Grand Tour 1.8 16V Privilege 7

El Laguna se pone en marcha pulsando un botón situado a la derecha de la columna de dirección, y el mismo procedimiento se emplea a la hora de pararlo. Otro elemento de imagen es el sintetizador de voz, aunque en este caso sus aportaciones prácticas son dudosas. Afortunadamente se puede desactivar, para no tener que escuchar la voz que a cada paso recrimina al conductor por no llevar el cinturón al salir del garaje, o por dejar que entre la reserva de combustible, etcétera.

a fondo :: Renault Laguna Grand Tour 1.8 16V Privilege 8

Un elemento innovador y que sí aporta un "plus" de seguridad y control es el testigo de presión de los neumáticos, presente en todas las versiones y que en el caso de la probada además de avisar en caso de presión incorrecta señala exactamente la carga de aire al introducir la tarjeta de contacto.
Practicidad
ENTORNO AGRADABLE

a fondo :: Renault Laguna Grand Tour 1.8 16V Privilege 9

El entorno del conductor es muy agradable, realizado con unos materiales de estudiada textura que trasmiten elegancia y buen gusto, en especial el recubrimiento del salpicadero. Todos los controles quedan a mano aunque las luces de emergencia se accionan desde la consola central que se encuentra entre los asientos, una ubicación algo extraña pero en absoluto incómoda. Ya que hablamos de las luces de emergencia cabe decir que se encienden automáticamente cuando se produce una frenada de emergencia, actuando en conjunción con el sistema de asistencia a la frenada. Justo tras él un apoyabrazos que puede resultar algo molesto al emplear el cambio de marchas esconde un profundo cajón de doble fondo.
El primer espacio está diseñado para instalar en él un teléfono móvil y debajo el espacio permite llevar objetos de cierto volumen como cámaras de fotos, discos compactos o cintas de audio. Los mandos de los elevalunas y de los espejos eléctricos se encuentran e las puertas y desde la del conductor se controlan las cuatro ventanillas con la posibilidad de subir o bajar las lunas completamente con un solo toque. Bajo estos mandos hay dos guanteras, una de buen tamaño descubierta y otra basculante algo justa pero con la ventaja de ocultar los objetos que en ella se guarden.

a fondo :: Renault Laguna Grand Tour 1.8 16V Privilege 10

Ya que hablamos de huecos portaobjetos decir que bajo el volante hay una bandeja corrida de buen tamaño, lo mismo que en las puertas traseras y bajo los asientos.

a fondo :: Renault Laguna Grand Tour 1.8 16V Privilege 11

En cuanto a los asientos delanteros el tapizado mixto cuero terciopelo posee un tacto agradable y no desprende demasiado calor a pesar del aspecto muy tupido de la parte de tela. La sujeción lateral es buena pero el espumado interior a mi juicio resulta demasiado blando, por lo que es necesario levantarse y "pegar el culo" desde la posición inicial para encontrar la postura correcta que, sin embargo, no es del todo cómoda por culpa de una butaca corta. Las posibilidades de regulación abarcan altura, longitud, inclinación de respaldo y reglaje lumbar, bastante completo en este sentido, aunque la situación de las palancas de accionamiento es de difícil acceso. El pasajero disfruta de las mismas posibilidades de regulación salvo el apoyo lumbar.
Para terminar con la descripción de la vida a bordo, comentar que entre otros elementos destacan el limpiaparabrisas delantero automático por captador de lluvia de esta versión, el desempañado eléctrico de las lunetas laterales traseras, los cuatro puntos de luz de cortesía con lectores individuales incluidos y plafones a la altura de los pies, etcétera.
Comportamiento
EXCELENTE POR APLOMO Y FACILIDAD DE CONDUCCION

a fondo :: Renault Laguna Grand Tour 1.8 16V Privilege 12

En este sentido el Laguna añade poco respecto a la versión anterior porque era difícil de mejorar. La marcha resulta impecable, tanto por estabilidad como por agilidad, aunque siendo puntillosos el eje trasero reacciona con menos suavidad que el delantero en curvas bacheadas. Sin embargo esto no es mucho decir porque en cualquier caso la suavidad de marcha es su mayor virtud. La precisión de guiado es imperturbable y las reacciones parásitas de la tracción delantera sobre la dirección son mínimas, al menos en esta versión de 125 caballos.
La clave de los buenos resultados está sin duda en un estudiado tren de rodaje en el que no se ha escatimado a la hora de dotarlo de la mayor rigidez al tiempo que el peso de los ejes debe ser bastante ligero, lo mismo que al bastidor. De ahí su nobleza de reacciones a pesar de cierta falta de información sobre lo que sucede en las ruedas debido a unos amortiguadores muy blandos, marca de la casa, que restan confianza a la hora de trazar curvas con demasiada agilidad.

a fondo :: Renault Laguna Grand Tour 1.8 16V Privilege 13

Sin embargo la estabilidad es encomiable, y gracias a la comentada suavidad de los amortiguadores el confort para los pasajeros es muy alto. Los frenos de disco en las cuatro ruedas (300 milímetros y ventilados los delanteros) poseen un comportamiento intachable, inmediatos en su actuación y bastante progresivos una vez familiarizados con el tacto algo brusco del primer tramo de pedal. Cuentan con ABS y distribución electrónica así como el sistema de asistencia que amplifica la potencia cuando se percibe una situación de máxima deceleración.

a fondo :: Renault Laguna Grand Tour 1.8 16V Privilege 14

El equipo de ruedas es grande para su potencia, nada menos que 205 milímetros de anchura en llantas de 16 pulgadas, lo que supone algo menos de agilidad que si montase una medida menos (sería lo lógico, pero la moda es la moda...).
Motor
POCAS VITAMINAS PERO GRAN SUAVIDAD

a fondo :: Renault Laguna Grand Tour 1.8 16V Privilege 15

El 1.8 16v empleado por el Laguna viene cubrir un hueco demasiado grande entre el básico 1.6 16 válvulas y el potente 3.0 V6 24v. Quizá por eso no da la talla como era de esperar. Está bien como motor básico sin excesivas pretensiones, pero la ausencia de un cuatro cilindros de 2.0 o 2.2 litros condiciona su enfoque comercial, demasiado ambicioso para él. Técnicamente se encuentra a la última con un sistema variable de admisión que debería proporcionar una consistencia óptima a medio régimen. Sin embargo no es brillante en marcha, y sus 170 Newton/metro a 3.750 revoluciones por minuto no parecen suficientes para darle la movilidad deseable, más aún teniendo en cuenta que la potencia máxima de 123 caballos a 5.750rpm justificaría algo más de fuerza en la zona habitual de uso, que aproximadamente coincide con el régimen de par.
Lo mejor del motor es sin duda la suavidad de funcionamiento en cualquier condición, sin tirones ni brusquedades. Tan fino que solo el ruido (muy moderado) procedente del capó llega a delatar sus rotaciones. Destacables son también los consumos, bajos en cualquier circunstancia, con 7,5 litros de media oficial y unos 11l. durante nuestra prueba, que trascurrió en muchos casos por autopistas de peaje a velocidades muy elevadas. Los intervalos de mantenimiento están extraordinariamente espaciados, nada menos que 30.000 kilómetros entre revisiones; lo que supone un punto favorable a la hora de echar números sobre el coste de uso del coche.

a fondo :: Renault Laguna Grand Tour 1.8 16V Privilege 16

Seguridad
EL MAS SEGURO        Seguridad 5 estrellas para el Laguna en las Pruebas EURONCAP

a fondo :: Renault Laguna Grand Tour 1.8 16V Privilege 17

La seguridad es uno de los ejes estratégicos de la Renault a la hora de diseñar sus automóviles. Para el Laguna II, el constructor ha desarrollado una serie de nuevos equipamientos de seguridad activa, complementando el trabajo efectuado sobre los fundamentales de comportamiento en carretera y de frenado y los de seguridad pasiva en las plazas delanteras y traseras.
Antes incluso de que los sistemas de seguridad pasiva demuestren su eficacia, prevenir el accidente es uno de los retos más importantes de la seguridad activa. En el Laguna II, Renault no solamente ha mejorado todavía más las prestaciones fundamentales (comportamiento en carretera, frenado,...) sino que lo ha dotado también de unos sistemas electrónicos destinados a ayudar al conductor en las situaciones delicadas de conducción. Si el ABS con su función de reparto electrónico de frenada EBV hacia la parte trasera es el más conocido de todos, el control dinámico de conducción ESP con antipatinado ASR, asistencia al frenado de emergencia y sistema de vigilancia de la presión de los neumáticos hacen ahora su aparición en el Laguna II.

a fondo :: Renault Laguna Grand Tour 1.8 16V Privilege 18

Ficha Técnica
CARACTERISTICAS TECNICAS

a fondo :: Renault Laguna Grand Tour 1.8 16V Privilege 19

Galeria Fotográfica
GALERIA FOTOGRAFICA

a fondo :: Renault Laguna Grand Tour 1.8 16V Privilege 20

 

a fondo :: Renault Laguna Grand Tour 1.8 16V Privilege 21

La voz de la Calle
El interior del Renault laguna es de lo más cómodo y acogedor, los asientos regulables en altura hacen que sentarse al volante sea como estar sentado en el sofá de tu casa. Un detalle en los asientos son los reposacabezas. Muchos detalles te hacen la vida fácil al volante de este coche, el reposabrazos con soporte de teléfono móvil, el cierre automático de las puertas que evita cualquier sorpresa mientras estas parado en un semáforo, los espejos retractables con girar un botón, y sobre todo el sistema de control del vehículo, que te avisa mediante voz de las anomalías detectadas.

a fondo :: Renault Laguna Grand Tour 1.8 16V Privilege 22

En cuanto al apartado mecánico el motor 1.8 16v es un poco corto para el peso de este coche, las salidas y las aceleraciones son bastante lentas. A la hora de manejarlo en zonas con muchas curvas me ha parecido bastante ágil y no se tiene sensación de conducir un coche tan largo.

a fondo :: Renault Laguna Grand Tour 1.8 16V Privilege 23

Los frenos responden con suavidad y seguridad pero cuando forzamos demasiado, me ha parecido que tiende a balancear la parte trasera. Por último para quien piense en un coche económico le recomendamos que mire el diesel ya que su consumo se dispara en ciudad.
En conclusión me parece un coche de futuro, que prima ante todo la habitabilidad y la comodidad, y en el que se nota que la seguridad ha sido una premisa en el diseño.

a fondo :: Renault Laguna Grand Tour 1.8 16V Privilege 24