Renault Koleos 2.0 dCi 150 CV 4x4: nueva oportunidad:

Renault Koleos 2.0 dCi 150 CV 4x4: nueva oportunidad 1
Agencia EFE03 ene 2012
Las renovaciones pueden tener también la lectura de avanzar una imagen refrescante que supere la anterior, más fría y anodina, como fórmula de enganche al mercado, tras un primer intento por debajo de las expectativas iniciales.

En la teoría se puede encuadrar el crossover de Renault, el Koleos, un modelo que, desde su lanzamiento en 2008, aunque no ha sido un fracaso, no ha cogido tampoco una onda de liderazgo en un segmento con multitud de posibilidades y que, incluso, con lo que está cayendo en el ámbito mercantil del automóvil, es de los muy pocos que puede presumir de ventas al alza.

La casa francesa ha puesto lo mejor de sus sinergias de grupo en este modelo. No en vano aporta el diseño y desarrollo de la matriz, los elementos todoterreno son responsabilidad del especialista Nissan (comparte plataforma con el X-Trail) y la producción se cumplimenta en Corea bajo el auspicio de Samsung.

Pero lo cierto es que con buenas críticas desde su lanzamiento, el importante fondo de comercio que abarca la participación de tres firmas, así como su vocación de globalidad, el Koleos se ha quedado a la mitad de los ambiciosos proyectos para él perfilados.

Las correcciones se apuntan con una imagen más refrescante, es decir una apuesta de entrada por los ojos. Este Koleos reformado que, con alguna pretenciosidad, la marca del rombo define como nuevo, deja la huella más visible en un frontal que adopta ahora una expresividad más definida, con una parrilla de tres aristas horizontales; a los retrovisorse les dota de luces intermitentes auxiliares y por el lateral las llantas de nuevo diseño abundan en ese aire juvenil y atrayente, más ceñido a los cánones del gusto de los clientes europeos.

En la parte de atrás se aposenta el mismo portón saliendo hacia la zona central y con el acertado recurso de una apertura del mismo en dos fases, que es la antesala de un maletero algo justo en capacidad, sobre todo si se quiere aprovechar la vertiente de ocio que el coche posee.

El interior tampoco se destaca por profusión de novedades y la marca alega el acento puesto en su experiencia contrastada con los monovolumenes. Por eso, un aspecto llamativo es la dotación de huecos portaobjetos que conceden un espacio extra de carga de 70 litros.

De cara al conductor hay también aciertos como el volante regulable en profundidad y altura, así como una más que notable ergonomía en el asiento, por lo que se refiere a colocación y sujeción del cuerpo, sin obviar la excelente panorámica que se divisa para disfrutar de una conducción con la vista puesta muy adelante.

El ambiente es muy alegre por la combinación de colores, las cuidadas tapicerías, la buena disposición de instrumentos y dispositivos y una segunda fila que incluye sistema de ajuste para respaldos. Aunque puede haber abundancia de plásticos, la sensación general es de un entorno cuidado y componentes bien terminados.

La renovación del Koleos no ha alcanzado a los motores que siguen manteniendo la única oferta del diesel dCi de 2.0 litros con potencias desdobladas a 150 y 175 CV, ésta última sólo vinculada a la versión de tracción integral 4x4. No obstante, algunas remodelaciones en el sistema de alimentación y en la fricción de elementos han conseguido reducciones en las emisiones de CO2 que hacen, por ejemplo, que las versiones 4x2 den el salto hacia abajo en el tramo impositivo de la matriculación del 9,75 % al 4,75 %.

La versión de potencia menor ha sido la probada por EFE, con el sistema de tracción integral, aunque la oferta incluye otras unidades de tracción única a las ruedas delanteras o 4x2.

Este motor y su registro de caballos ya ha sido contrastado en otros modelos de la marca del rombo y en el Koleos, aún con sus peculiares características de estructura y sobrepeso, no ha roto las sensaciones transmitidas de refinamiento y prestaciones.

Se las apaña para operar con suficiencia a bajos regímenes, lo que optimiza económicamente la circulación por ciudad, pero luego en las aceleraciones recupera con solvencia.

No es su fuerte el consumo, pues es cierto que la aerodinámica no le favorece, en peso las opciones juegas en su contra y el extra del uso de la tracción integral tampoco es factor desdeñable. En prueba recogió un registro medio próximo a los 9 litros cada cien kilómetros.

El Koleos tiene una buena pisada en el asfalto y el sistema de suspensiones (McPherson delante y multibrazo detrás) mantiene una rodadura muy estable, aunque sin llegar a la perfección de una berlina, por dejar escapar muy ocasionalmente algún que otro muy leve balanceo.

En el campo y en al ámbito "off road" su característica de tracción integral, así como las magnitudes de su carrocería, lo convierten en una magnífica opción para circular por esos ámbitos con algo más de riesgo a superar, de lo que suele ser habitual en otros modelos de la competencia. El Koleos mantiene la esencia de su valor para superar accidentes en terrenos muy abruptos que están bastante por encima de lo que sugiere un crossover y que se acercan a los cánones de un todoterreno puro.

La transmisión integral, desarrollada en el marco de la alianza Renault-Nissan, opera con tres modos de utilización: Auto, con reparto del par entre los ejes de forma automática dependiendo de la adherencia y donde un acoplador electrónico, gestionado por el sistema "All mode 4x4i", del fabricante japonés, combina los distintos algoritmos relacionados con la velocidad, aceleraciones, ángulo de volante y presión sobre el acelerador; Lock, donde el 50 % del par se transmite a las rueda traseras a través de un interruptor en el salpicadero; 2WD o tracción a las dos ruedas delanteras.

La dirección se revela como un buen complemento de esa conducción uniforme del Koleos, con la particularidad de la buena colocación, siempre, cuando hay que trazar o cuando hay que jugar con rápidos movimientos de volante en los tránsitos montañeros; los frenos no se desdicen tampoco de una dinámica a la que es obligado dar buena nota.

Bien posicionado está el Koleos en precio, cuando menos en la necesaria comparativa con la competencia y conviene no olvidar que el equipamiento de serie es bastante generoso.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

------------------------

Longitud 4,520 m

Anchura 1,865 m

Altura 1,695 m

Distancia entre ejes 2,690 m

Vía delantera 1,545 m

Vía trasera 1,550 m

Peso 1.655 kgs

Capacidad depósito 65 l.

Capacidad maletero 450/1.380 l.

Coef. aerodinámico N.D.

Posición motor Delantero, transversal

Alimentación Inyección directa diesel por

conducto común con turbo de

geometría variable e intercooler

Cilindros 4 en línea (16 válvulas)

Cilindrada 1.995 c.c.

Potencia máxima 150 CV a 4.000 r.p.m.

Par máximo 320 Nm a 2.000 r.p.m.

Velocidad máxima 182 km/h

Aceleración 0-100 10,4 seg.

Consumo medio 5,7 l./100 kms

Emisiones CO2 166 g/km

Impuesto de Matriculación 4,75 %

Dirección Eléctrica con asistencia variable

Diámetro de giro 11,6 m

Frenos Discos ventilados 320 mm (DEL.)

Discos 292 mm (TRAS.)

Suspensión delantera Tipo McPherson

Suspensión trasera Multibrazo

Tracción Integral por transmisión

autoadaptable

Neumáticos 225/60 R 17

225/55 R 18

Transmisión Manual de seis velocidades

Equipamiento de serie ABS con EBD, sistema de control

de estabilidad, ayuda de arranque

en cuesta, control de velocidad

en bajada, airbag frontales,

laterales y de cortina,

automatismos de luces y

limpiaparabrisas

Precio 28.400 euros (Expression)

30.700 euros (Dynamique)

34.800 euros (Privilege)

CARACTERÍSTICAS TODO TERRENO

----------------------------

Altura libre del suelo 18,8 cms

Ángulo de ataque 27 grados

Ángulo de salida 31 grados

Ángulo ventral 21 grados

RESTO DE GAMA

-------------

Versión Cilindrada Potencia PVP

----------------------------------------------------------------

Koleos 2.0 dCi 4x2 Expression 1.995 c.c. 150 CV 25.900

Koleos 2.0 dCi 4x2 Dynamique 1.995 c.c. 150 CV 28.200

Koleos 2.0 dCi 4x4 Priv. Autom. 1.995 c.c. 150 CV 36.300

Koleos 2.0 dCi 4x4 Privilege 1.995 c.c. 175 CV 35.700

COMPETENCIA DIRECTA

--------------------

Modelo Cilindrada Potencia PVP

----------------------------------------------------------------

BMW X1 18d 1.995 c.c. 143 CV 32.750

Citroen C-Crosser 2.2 HDI 2.179 c.c. 156 CV 36.380

Fiat Freemont 2.0 1.956 c.c. 140 CV 27.700

Ford Kuga 2.0 TDCI 4WD 1.997 c.c. 140 CV 31.650

Hyundai ix35 2.0 CRDI 4x4 1.995 c.c. 136 CV 28.750

Kia Sportage 2.0 CRDI 4x4 1.995 c.c. 136 CV 28.870

Land Rover Freelander 2.2 TD4 2.179 c.c. 150 CV 37.330

Mercedes GLK 220 CDI 2.143 c.c. 143 CV 36.900

Mitsubishi Outlander 2.2 D-ID 2.179 c.c. 156 CV 37.110

Nissan X-Trail 2.0 dCi 1.995 c.c. 150 CV 32.550

Opel Antara 2.23 CDTI 4x4 2.231 c.c. 163 CV 31.700

Peugeot 4007 2.2 HDI 2.179 c.c. 156 CV 35.400

Ssang Yong Korando 2.0D 4x4 1.998 c.c. 175 CV 26.500

Toyota Rav4 2.2 D-4D 4x4 2.231 c.c. 150 CV 31.900

Volkswagen Tiguan 2.0 TDI 4x4 1.968 c.c. 140 CV 32.740

Angel Alonso