Renault Fluence: La versión 4p del Megane, para 2010

a fondo Renault Fluence 1
Enrique Marco01 sep 2009
Renault presenta la cuarta carrocería de su nuevo Megane, aunque, al introducirle algunas modificaciones estéticas en el frontal, le cambia el nombre para intentar darle una personalidad propia.
Renault presenta la cuarta carrocería de su nuevo Megane, aunque, al introducirle algunas modificaciones estéticas en el frontal, le cambia el nombre para intentar darle una personalidad propia. Así las cosas, el nuevo Renault Fluence, que llegará a los concesionarios a principios de 2010, completará la gama media de Renault, en la que por ahora encontramos a los Megane 5p, Megane Coupe y Megane Sport Tourer. Con esta novedad, de la anterior gama Megane ya sólo quedará por sustituir el cabrio-coupe.
Centrándonos en el Renault Fluence, casi todos adivinarán que se trata del Megane 4p, aunque bien es cierto que su frontal difiere significativamente. Evidentemente la zaga también es diferente por razones obvias; pero el interior es prácticamente idéntico al del resto de la familia Megane. A nivel de equipamiento y calidades, todavía no conocemos la gama definitiva para el mercado español, pero es de esperar que sea similar al de los Megane compactos.
El Fluence utiliza la plataforma alargada (2.702 mm), tal y como lo hace el Sport Tourer, aunque su longitud total es todavía mayor. Esta nueva berlina mide nada menos que 4,62 metros de largo, lo que le coloca por encima de casi todos sus rivales directos, como el Toyota Corolla Sedán (4,54 m) y el Volkswagen Jetta (4,55 metros); y únicamente cede ante el enorme Citroen C4 Sedán (4,78 metros). También supera a otros rivales como el Skoda Octavia (4,57 m) y se acerca a los más pequeños del segmento superior, por ejemplo el Seat Exeo (4,66 m). De hecho, sólo es 7 cm más corto que un Laguna (4,69 m). El resto de medidas del nuevo Renault Fluence también son muy considerables, con 1,81 metros de anchura, 1,48 metros de altura y 530 litros de maletero.
Inicialmente la gama mecánica la compondrán versiones ya conocidas en otros modelos de la marca del rombo, como los gasolina 1.6 16v de 110 cv y 2.0 16v de 140 cv, o los dCi de entre 85 y 110 cv. Según versiones tendrán cajas de cambio manuales, automáticas o de variador continuo CVT. Pero lo más interesante llegará un poco más tarde. A finales de 2010 se incorporará la nueva caja de cambios automática de doble embrague DCT (Dual Clutch Transmisión), con la cual podría hacer frente a la eficacia de las DSG del Grupo VW. Y ya en 2011 se espera la llegada de un Renault Fluence totalmente limpio; no un híbrido, sino un modelo 100% eléctrico. De este último no se han dado más datos, pero estaremos atentos para informar de su tecnología cuando se vaya acercando la fecha de comercialización.