Renault Clio Sport: Placer adulto

Diego Zotes09 ene 2007
Estudiamos las mejores cualidades del deportivo más pequeño y radical de Renault, el Clio Sport. Muestra una capacidad dinámica asombrosa, un chasis muy rígido, un motor con tacto de carreras y a un precio muy competitivo.
Placer adulto
Con una tradición deportiva en nuestro país sin igual desde hace años, primero con la Copa Supercinco Turbo que continuó con la Copa Clio sucesivamente hasta nuestros días con todas sus carrocerías, la marca Renault presenta la versión deportiva Sport de la tercera y más moderna generación de su utilitario Clio, venida directamente de la factoría francesa de Renault Sport en Dieppe, con un rabioso motor de 200 cv y un comportamiento más cercano al de una versión de carreras que al de un coche de calle. Infinidad de aditamentos exteriores, aunque no tantos interiores, convierten a este Clio en una eficaz máquina sobre el asfalto, no apto precisamente para principiantes. Eso sí, su precio de 23.000 euros hace de él el mayor objeto de deseo de los amantes de la deportividad sobre ruedas, principalmente entre los más jóvenes.

a fondo :: Renault Clio Sport 1

a favorMotor prodigioso a alto régimen.Comportamiento muy ágil.Diseño muy juvenil y deportivo.en contraUtilidad escasa a bajo régimen.Consumo alto.Reglajes de suspensión demasiado duros.
Ya hemos avanzado algunas informaciones del Clio Sport, así como ya hemos hablado largo y tendido acerca de las importantes novedades que introduce el nuevo Clio respecto a su predecesor, con un diseño mucho más actual realizado sobre unas dimensiones mucho mayores, mientras que esta versión Sport modifica su carrocería para crecer aún más en casi todas las cotas, alcanzando los 3.991 mm de longitud, los 1.768 mm de ancho y los 1.484 mm de altura, que le han permitido colocarse con más argumentos entre los más grandes del segmento como el Fiat Grande Punto, el Peugeot 207, el Opel Corsa, el Ford Fiesta o el Volkswagen Polo, entre otros muchos rivales del segmento de utilitarios (casi compactos de los de antes).
Con sus 200 cv, el nuevo Clio supera claramente la barrera de los 180 cv, que parecían límite hasta hace sólo unos pocos años, en modelos como el Peugeot 206 RC o el Seat Ibiza Cupra. El Mini GP de BMW ha seguido sus pasos y se ha plantado de golpe y porrazo en 218 cv, un verdadero coche de carreras y muy elitista para unos pocos afortunados. Este Clio es un automóvil tan seguro y equilibrado como aquel, pero bastante más accesible por precio y radicalidad, aunque también requiere de buenas manos para llevarlo al límite con la máxima eficacia.1Nombre: RENAULT CLIO SPORTMotor: 4 lin. / 1.998 ccPotencia máx.: 200 cv. a 7.250 rpmPar máx.: 215 Nm a 5.550 rpmCombustible: GasolinaTracción/cambio: Del. / man. 6 vel.Frenos: Discos ventilados / discosNeumáticos: 215/45R17Carrocería: 3 puertasLarg-Anch-Alt: 3.991 - 1.768 - 1.484Peso en vacio: 1.240 kg.Maletero: 288 litrosNº plazas: 5Velocidad máx: 215 km/hAceler. 0-100: 6,9 segundosConsumo mixto: 8,9 litrosEuroNCAP: 5Precio: 23.000Ficha Jato: http://www.autocity.com/coches/nuevos/renault/clio/renault_sport_2.0_16v/3_puertas/berlina_con_portón/index.html
Los cambios exteriores respecto a sus hermanos básicos de gama, aunque sutiles, son bastante llamativos y reconocibles para cualquier persona que aprecie los automóviles, conformando un envoltorio verdaderamente atractivo para los más entusiastas de estos pequeños deportivos. Resaltan a primera vista unos paragolpes muy ensanchados, el delantero con una gran apertura con rejilla cuadriculada a juego con la moderna doble rejilla de la calandra y el trasero, también ensanchado, con un difusor en su parte inferior para favorecer la aerodinámica a alta velocidad y mostrar una imagen muy racing. Esa estética tan deportiva se completa con unos faldones laterales muy amplios, con unas rejillas de ventilación en las aletas delanteras tras las ruedas que dejan escapar el aire caliente generado por el propulsor de altas prestaciones, con unas llantas de aleación de 17 pulgadas que lo sujetan al asfalto de forma inamovible y un doble escape trasero que emite un bramido embriagador. En definitiva, una silueta muy musculosa digna de cualquier exposición de coches culturistas, mucho más equilibrada que la de su brutal primo hermano, el Clio V6 de la generación precedente.

a fondo :: Renault Clio Sport 2

Al acceder al interior nos encontramos con una organización muy similar a la de cualquier Clio de la gama, aunque con determinados aditamentos que nos colocan ante el más deportivo de la gama, llamando nuestra atención unos asientos deportivos muy reforzados en los laterales superiores e inferiores para maximizar la sujeción en conducción rápida, un volante forrado en piel perforada con una costura superior en rojo en el punto "0", un gadget de los coches de competición que permite conocer en cada momento la dirección que sigue la carrocería, el pomo del cambio forrado también en piel y con una placa cromada, a juego con la consola central cromo cincada y la tira horizontal del salpicadero y los pedales deportivos de aluminio, que contrastan plenamente con el color oscuro que predomina por todo el habitáculo.
El interior es racing pero discreto, facilitando tanto el mejor tacto durante una conducción deportiva como una relativa apariencia discreta para el uso diario. Los relojes del cuadro de instrumentos también están biselados en color plateado, destacando el cuentavueltas con números de grandes dimensiones que, para facilitar su lectura, van aumentando progresivamente de tamaño al acercarse a la zona roja que va desde las 7.500 a las 8.000 vueltas, mientras que el cuentakilómetros muestra unos números algo más pequeños en color blanco y marca las cifras impares. Todo en el interior del Clio Sport está enfocado a facilitar la conducción más deportiva al piloto, con una posición de conducción fantástica, gracias a la regulación en múltiples direcciones del asiento del conductor así como del volante en altura y profundidad, mientras la palanca del cambio se encuentra muy accesible al conductor, gracias a una ligera elevación sobre un soporte en el piso con dos huecos portaobjetos. La modularidad interior y la capacidad de carga es algo mayor que el resto de los Clio, debido a su mayor batalla y a la exclusión de la rueda de repuesto del bajo del maletero. Con los respaldos de los asientos traseros abatidos, el espacio de carga máximo llenándolo hasta el techo es de 1.037 litros, mientras que el espacio para el cofre es de 288 litros, con 33 litros extra respecto al Clio básico. En el habitáculo podrán viajar cómodamente hasta cuatro pasajeros, mientras que cinco tendrán que ir ya bastante apretados.
Equipamiento Premium
El equipamiento de serie que ofrece el Clio Sport es bastante completo y está evidentemente enfocado a la máxima deportividad al tiempo que a la seguridad y a la conducción de altas prestaciones, maximizando el aspecto mecánico y de conducción antes que el confort general de los ocupantes, simplemente por su enfoque. Encontramos elementos estéticos como el doble escape, las llantas de aleación de 17 pulgadas, el bajo de puertas rotulado “Renault Sport”, los asientos deportivos, las molduras cromadas en el interior, los pedales de aluminio. En el plano del confort muestra elementos como el asiento del conductor regulable en altura y en la zona lumbar, cierre automático de puertas en marcha, climatizador, dirección asistida eléctrica variable, elevalunas eléctricos de un solo impulso, guantera refrigerada, sistema “follow me home” de iluminación exterior de cortesía, cierre centralizado con mando, ordenador de a bordo, espejo de cortesía en ambos parasoles, radio CD con MP3, regulador/limitador de velocidad, retrovisores exteriores eléctricos y tapicería de tela de alta calidad. En el apartado de seguridad es donde los ingenieros de Renault han echado el resto, incluyendo una batería de todo tipo de airbags, incluido uno de rodillas para el conductor, un novísimo sistema de ABS Bosch 8.0 con repartidor de frenada EBV y ESP desconectable incluido, discos de freno ventilados de 312 mm delante con pinzas de freno de 4 pistones Brembo y de 300 mm los traseros, faros antiniebla y fijaciones Isofix para asientos de niño.

a fondo :: Renault Clio Sport 3

Entre los elementos del equipo opcional, que montaba nuestra unidad, y que sin duda harán la vida a bordo mucho más cómoda y acogedora, figuran los faros de xenon con lavafaros, un radioCD Cabasse Tronic 40 x 4 con cargador frontal de 6 cd´s, encendido automático de faros y limpiaparabrisas con sensor de lluvia, luneta trasera y cristales laterales traseros tintados, retrovisores exteriores plegables eléctricamente, control de presión de neumáticos, sistema GPS “Carminat”, tarjeta Renault “Manos libres”, techo de cristal de apertura eléctrica y pintura metalizada.
Motor grandioso a alto regimen
En el nuevo Clio Sport se han potenciado al máximo las cualidades dinámicas propias del Clio base, al que le han incorporado un evolucionado propulsor atmosférico de altas prestaciones derivado directamente de la competición, un 2.0 litros con 16 válvulas que desarrolla una potencia máxima de 200 cv a 7.250 rpm, lo que significa una potencia específica de 100 cv por litro de cilindrada en un motor atmosférico, un prodigio en prestaciones puras. La conducción diaria de este pequeño deportivo se ve muy favorecida por un elevado par motor de 215 Nm disponibles totalmente a 5.550 vueltas. Para aprovechar toda la potencia que entrega este Clio se ha desarrollado, en el seno de la Alianza Renault Nissan, una nueva caja de cambios con 6 relaciones muy cerradas y de gran precisión que convierten a este pequeño matagigantes en el rey de la montaña y de los trazados sinuosos, con un comportamiento sorprendentemente deportivo y un sonido embriagador proveniente del escape a alto régimen.

a fondo :: Renault Clio Sport 4

Con estas cualidades dinámicas y el puro nervio que muestra, las prestaciones son muy llamativas, logrando los 100 km/h desde parado en sólo 6,9 segundos y una velocidad máxima de 215 km/h, una cifra aparentemente escasa aunque más que suficiente, penalizada por una sexta velocidad muy corta con límite en las 7.000 rpm para preservar el motor. Los consumos no están muy alicatados pero es lógico con todo este potencial y temperamento. Una cifra de consumo de 8,9 litros a los 100 km en ciclo combinado no asusta a nadie hablando de estos niveles de prestaciones.
El nuevo Clio Sport se beneficia descaradamente de la experiencia adquirida por Renault en la Fórmula 1, aplicando a este vehículo de producción tecnologías derivadas directamente de esa especialidad. En el plano aerodinámico, se ha dotado al pequeño de la familia de un difusor de aire trasero y de unas aperturas laterales en las aletas delanteras, evitando la necesidad de un alerón de grandes dimensiones y aumentando notablemente la adherencia al asfalto mediante un efecto aspiración, otorgando un lastrado extra sobre la zona trasera de hasta 40 kilos en autopista y de hasta 70 kilos rodando por un circuito. Además, en este sentido, las aperturas de la calandra doble redirigen el aire que entra bajo el capó hacia los extremos, mientras que en el faldón delantero del Clio Sport presenta una lama semirrígida para limitar el aire que entra bajo el coche.
Un chasis adaptado a las prestaciones
El chasis ha recibido importantes mejoras para optimizar la experiencia de conducción, manteniendo la máxima seguridad cuando se buscan las mayores prestaciones. Se ha ampliado la batalla en 10 mm y se han ensanchado las vías en relación 48 y 50 mm delante y detrás respectivamente, facilitando un equilibrio sobresaliente para su tamaño, obligando a ensanchar la carrocería hasta 52 mm para albergar ese extra de anchos de vía y unas llantas de 17 pulgadas con neumáticos de sección de 215 mm con un 45% de perfil, en definitiva, un neumático muy deportivo que permite un paso por curva espectacular sin compromiso del agarre o la estabilidad.

a fondo :: Renault Clio Sport 5

Como muestra del enfoque deportivo de esta versión Sport del Clio, hereda directamente del mundo de la competición por primera vez en el segmento un tren delantero de pivote independiente o desacoplado con articulaciones de aluminio, lo cual quiere decir que se separa el mecanismo de la suspensión del de la dirección, mejorando el tacto de ésta última cuando la amortiguación trabaja en trazados bacheados. El eje trasero es un eje de torsión elástico de deformación programada, reforzado para seguir fielmente las órdenes del eje delantero. La elasticidad del tren trasero ha aumentado un 25% gracias al empleo de una barra estabilizadora de 30 mm (10 mm mayor que en los modelos de serie). Una rígida suspensión acompaña a todo el bastidor para garantizar un perfecto apoyo y sujeción en conducción extrema. Asimismo, los pequeños topes de sujeción de poliuretano para los amortiguadores, combinados con la rigidez de los muelles delanteros reducen los movimientos parásitos al circular por carreteras rotas o de asfalto malo. El exquisito calibrado de la asistencia eléctrica de la dirección contribuye a que la manejabilidad y el guiado se muestren de una precisión perfecta, algo que nos ha llamado verdaderamente la atención en este coche.
En el plano de la seguridad y para detener de la forma más eficaz el conjunto ante situaciones imprevistas o posibles excesos del piloto, el sistema de frenado similar al de su hermano Megane Sport es muy potente, incorporando discos de freno de tremendas dimensiones en ambos ejes, exactamente de 312 mm delante y de 300 mm detrás, los delanteros ventilados y mordidos por unas pinzas Brembo de 4 pistones que consiguen detener este pura sangre siempre en espacios mínimos. El ABS de serie, en conjunto con el repartidor de frenada EBV y el control de estabilidad ESP desconectable, garantizan que la electrónica está latente esperando a entrar en acción cuando la situación lo requiera, así como cuando el accidente sea inevitable, el Sistema de Protección Renault de 3ª generación que garantiza la máxima protección en todas las plazas pasará a ocupar el protagonismo, gracias a una carrocería de alta rigidez que crea una célula de supervivencia, que se complementa con los ocho airbags de serie del Clio Sport, con dos frontales, cuatro laterales y dos antisubmarinazo en los asientos delanteros, además de los reposacabezas activos.
El Clio Renault Sport es un coche en el que las sensaciones siempre están a flor de piel permitiendo disfrutar a todos los ocupantes de esta sensación gracias a su espectacular diseño, a su deportivo ambiente interior, a sus prestaciones puras, a su afinado sonido en aceleración y su conducción ágil y divertida. En definitiva, un juguete para expertos.