Renault Captur: Versátil y de calidad

capturcont_portada_32c775b8c68de58db9918ea75.jpg
Enrique Marco06 may 2013
Estos días llegan las primeras unidades del Renault Captur, un nuevo crossover urbano procedente de la planta de Valladolid. Tras probarlo, podemos decir que tanto su calidad como su versatilidad o su dinámica de conducción se encuentran a gran altura, por lo que se erige como un firme candidato a liderar este segmento en alza. 
Nos subimos al nuevo crossover procedente de la planta vallisoletana de Renault; el Captur. Este modelo se ubica en uno de los pocos segmentos al alza en Europa, el de los pequeños SUV, una categoría que está superando a la de los monovolúmenes de este tamaño y que combina virtudes de utilitarios, compactos, monovolúmenes y todoterrenos. Todo dependerá del perfil del usuario, pero tras bajarnos del nuevo Renault Captur estamos totalmente convencidos de que resultará muy satisfactorio para un amplio número de conductores, ya que es más cómodo y amplio que un Clio, infinitamente más bonito un Grand Modus, más moderno que un Megane y significativamente más económico que un Koleos.
Los más críticos podrán esgrimir que pretende parecer un todoterreno y no lo es, porque carece de versiones 4x4, pero con una distancia libre al suelo muy superior (200 mm, casi el doble que un Clio) permite un acceso más cómodo al habitáculo y unas mayores garantías a la hora de circular por caminos. Además, gracias a su ligereza y a la sobresaliente puesta a punto su conducción es tan dinámica como la de un turismo; mientras que en cuanto a estilo el Captur llega a los concesionarios con un diseño muy fresco, unos cuantos detalles innovadores y unas enormes posibilidades de personalización gracias a la pintura bitono.

capturcont_x_f7eaded892d6e385e7bdeb36f.jpg

Nos contaron en la presentación internacional a la prensa que la planta de Valladolid es una referencia en calidad de fabricación dentro de la marca francesa, y la verdad es que el Captur transmite una excelente impresión en cuanto a su terminación, tanto de detalles externos como del habitáculo. Quizá sea muy osado querer catalogarlo como premium, Renault no lo pretende, pero no hay duda de que este coche “made in spain” está bien hecho y transmite muy buenas impresiones.El Renault Captur es un coche hecho en España con una alta calidad
El diseño es sin duda un aspecto clave para lograr el éxito, y aunque no acostumbramos a pronunciarnos mucho en este apartado, en este caso haremos una excepción ya que el Captur nos parece de lo mejor del segmento. El Nissan Juke es excesivamente espectacular y llamativo, lo cual restará potenciales clientes; mientras que el Skoda Yeti, aunque es un gran coche, no tiene en su estética su principal atractivo. Nos quedan los primos hermanos Opel Mokka y Chevrolet Trax, que están muy logrados pero sin la frescura ni las posibilidades de personalización del Captur. En todo caso habrá que esperar a probar el que seguramente será el máximo rival del Captur, el Peugeot 2008, que no obstante también se anticipa mucho más serio. Así las cosas el nuevo Renault Captur puede enganchar por su diseño y por cualquiera de sus numerosas combinaciones cromáticas (nueve colores de carrocería y tres de techo), además de diversas llantas en diferentes colores. En el interior el salpicadero de moderno diseño obtiene una elevada nota si se trata del acabado más alto (el Zen), ya que en este caso viene de serie el sistema multimedia con navegador. Hay muchas más soluciones prácticas e inteligentes, como las 12 tapicerías, que pueden ser desenfundables y sustituibles; así como la cantidad de huecos, como el de la guantera, que en realidad es un enorme cajón de 11 litros de capacidad.

capturcont_xmed_3c376cbfefced7dc3abf6d530.jpg

En la prueba de contacto elegimos inicialmente el Captur 1.2 TCe de 120 cv con cambio automático de doble embrague EDC, una combinación motor-caja que se estrena en el Captur. Se trata del modelo que por ahora es tope de gama en cuanto a precio y prestaciones, y que sólo puede ir asociado al equipamiento más completo. Nos encontramos así con un coche que por menos 20.000 euros nos ofrece un completísimo equipamiento, unas prestaciones notables de 192 km/h y 10,9 segundos en aceleración de 0 a 100 km/h y una conducción suave y deliciosa gracias a su baja sonoridad y eficaz caja de cambios. No gasta más que 5,4 l/100 km, en buena medida gracias a su contenido peso de 1.180 kilos. Es el más pesado de los Captur, pero sólo supone un sobrepeso respecto al actual Clio de unos 100 kilos; aunque si lo comparamos con el anterior Clio (mucho más pequeño y de muy inferior habitabilidad) pesan prácticamente lo mismo. Tras éste cogimos el Captur 1.5 dCi 90 cv manual de 5 velocidades, que gracias a su par de 220 Nm se mueve con más agilidad de la que podíamos imaginar y sólo gasta 3,6 l/100 km. Es difícil decantarse por uno o por otro, ya que la diferencia de precio es de sólo 450 euros a favor del diésel, y mientras uno destaca por su finura y prestaciones, el otro lo hace por su fuerza a bajos regímenes y consumos ridículos.De los Captur probados el gasolina de 120 cv destaca por su finura y prestaciones mientras que el diésel lo hace por su fuerza a bajos regímenes y consumos ridículos.
Más adelante la gama se completará con nuevas motorizaciones, ya que de momento además de estas dos comentadas y probadas, el Captur sólo ofrece una versión de acceso que recurre al tricilíndrico TCe de 90 cv, un pequeño motor de gasolina de 898 centímetros cúbicos que puede resultar más que suficiente para quien limite el uso del Captur a la ciudad. No se han dado pistas sobre los nuevos motores, pero la lógica nos dice que se puede esperar un diésel de unos 110 cv de potencia, que lo convertiría en un excelente rutero de buenas prestaciones y  bajos consumos.

capturcont_xb_cc20ae28d52a00cd7241f2699.jpg

En cuanto a las capacidades del nuevo Captur de Renault, decir que mide 4,12 metros de largo, 1,78 metros de ancho y 1,57 metros de alto. La fila de asientos trasera es desplazable longitudinalmente, por lo que el espacio para las piernas de los pasajeros o para la carga puede variar, siendo el volumen de maletero homologado de 377 o 455 litros; ampliables a 1.235 litros abatiendo los asientos. Al volante del Captur, cuyo asiento admite bastantes variaciones, se puede conducir en una postura elevada y dominante. No obstante, la ligereza del conjunto y las contenidas dimensiones del coche, permiten que resulte tan manejable como un utilitario. Finalmente, sus suspensiones, dirección, frenos, etc hacen del Captur un coche tan estable y agradable de conducir como un turismo más bajo. Por todo ello, con ejemplos de crossover urbanos como este Renault Captur, que no obstante es de lo mejor que hemos probado, no nos extraña que este segmento esté al alza, ya que presenta numerosas virtudes y prácticamente ninguna desventaja. Además, para rizar el rizo los precios son bastante contenidos:

--Captur Life Energy TCe 90: 15.200 €
--Captur Life Energy dCi 90: 16.850 €
--Captur Intens Energy TCe 90: 16.700 €
--Captur Intens Energy dCi 90: 18.350 €
--Captur Zen Energy TCe 90: 17.700 €
--Captur Zen Energy dCi 90: 19.350 €
--Captur Zen TCe 120 EDC: 19.800 €