Renault Captur 2013: Un Clio tipo SUV

capturrenaultportada_b0c68c85ca159ee0125f56b46.jpg
Raúl Toledano11 ene 2013
El Renault Captur, que se producirá en la planta de Valladolid, es un nuevo modelo con el que el fabricante del rombo se introduce en el subsegmento de urbanos con carrocería tipo SUV de medidas ultracompactas (4,12 metros), añadiendo altas dosis de personalización al estilo Renault Clio, modelo del que deriva.
Ya es oficial que el pequeño urbano con aspecto de todoterreno de Renault recibirá el nombre de Captur y se comercializará en España a mediados de este 2013, en plena vorágine de modelos de similares características y dimensiones como Chevrolet Trax/Opel Mokka, Peugeot 2008 y el pionero Nissan Juke, dejando al Mini Countryman como la alternativa premium de la categoría. El Captur es la culminación del prototipo con el mismo nombre presentado hace dos años en Ginebra, salón precisamente que acogerá la puesta de largo del modelo de producción (entre el 7 y 17 de marzo).
Derivado del nuevo Renault Clio IV, con el que comparte plataforma y rasgos de diseño, el Renault Captur tendrá una única carrocería tipo SUV de cinco puertas con una longitud de 4,12 metros, esto es, seis centímetros más que el utilitario francés del que parte. Evidentemente la otra gran cota que variará será la altura, tanto la del techo como la de la carrocería respecto al suelo, aspecto este último que le permitirá alguna licencia más en caminos sin asfaltar que no estén en muy mal estado.Se presume que sea un coche muy espacioso este Renault Captur, seis centímetros más largo que el Clio, uno de los utiliarios más amplios
El fabricante galo apuesta por la robustez (llantas de 17” sobre neumáticos más grandes, así como unos pasos de ruedas sobredimensionados en perfecta conjugación con estriberas laterales y raíles sobre el techo), pero también por la personalización. Es decir que a diferencia de su hermano mayor, el SUV mediano Renault Koleos (4,52 metros), el Captur además de ser claramente más pequeño es un modelo que apuesta por captar un cliente más juvenil: con un frontal muy similar al citado Clio, se puede combinar la carrocería en dos colores diferentes, por un lado puertas, portón y capó y por otro, pilares, techo y retrovisores.
Otro cambio importante respecto al Clio será que el Renault Captur ofrece, como suele ser habitual en este tipo de segmentos, un puesto de conducción más elevado que en un turismo convencional. Además, se presupone que el ligero aumento de las dimensiones exteriores beneficiarán las cotas interiores del habitáculo y del maletero (el comunicado no especifica cuánto). Por las fotos, la distribución de los mandos y el diseño de los relojes, volante o asientos, es muy similiar al Clio.La altura libre hasta el suelo será mayor que en un Clio, pero el Captur queda lejos de las cualidades y robustez de su hermano mayor, el Koleos
En el apartado de equipamientos persiste la coincidencia del Captur con el Clio, como por ejemplo la pantalla a color táctil “Renault R-Link” que, asociado al equipo de audio Arkamys de seis altavoces y Bluetooth, permite manejar diferentes funciones del coche. Es de suponer que el precio base de este Captur será bastante superior al del Clio más sencillo, ya que incluirá de serie elementos como el acceso y arranque sin llaves, el asistente en pendiente “Hill Start Assist” o cámara de visión trasera, entre otros.

capturrenaultapoyo_89b4b675de9a0a5dd4b9cb3a3.jpg

EN DIÉSEL Y GASOLINA
En materia mecánica, se cuenta más bien poco, por lo que es de suponer que la similitud con el Clio se mantendrá. No se habla de motores concretos (habrá diésel y gasolina), simplemente se cita que la gama Captur contará con un bloque de bajo consumo que gastará 3,6 l/100 km, exactamente el mismo dato del Clio dCi 75 eco2.El Captur montará un motor de bajo consumo con 3,6 l/100 km