Renault Captur: El Juke ya tiene competencia

a fondo Renault Captur 1
Raúl Toledano15 feb 2011
Renault planea cubrir, con este Captur, las necesidades de un cliente urbano con apetencia por los SUV. En 2012, este prototipo, con motor 1.6 dci, podría convertirse en coche de producción
Novedad
Las marcas siguen en la vertiginosa lucha por adueñarse del segmento de los SUV compactos. El turno ahora es de Renault, que en el próximo Salón del Automóvil de Ginebra lucirá con mucho mimo su nueva creación, el Captur, lo que en futuro pretende ser el SUV más pequeño de la firma del rombo. Situado un escalón por debajo del Koleos, ahora la marca francesa pretende posicionarse en este segmento con un catálogo de varias unidades, es decir, un Koleos que cubriría unas necesidades de mayor polivalencia y un SUV más pequeño para lucir palmito y desenvolverse con pulcritud por el tráfico urbano.

Renault, pues, se fija en el espejo de su empresa amiga Nissan, que con el rotundo éxito del Qashqai y ahora con la irrupción del coqueto Juke cierra el círculo de una oferta que cautiva a clientes de lo más variopinto por todo el globo planetario. El concept car francés, de cuatro plazas y parte de su estructura realizada en fibra de carbono, adelantaría las formas de un coche de producción que llegaría al mercado a lo largo de 2012. Sus medidas, 4,22 metros de longitud, 1,95 m de anchura, 1,58 m de altura y una distancia entre ejes de 2,62 m, le conceden un carácter más juvenil y dinámico que familiar, y es que la propia marca francesa enfatiza que esta creación pretende captar a parejas jóvenes.Renault calca la política de Nissan, marca referencia por el éxito del Qashqai y la irrupción del pequeño Juke
Este crossover de trazos y prestaciones deportivas sigue la estela iniciada por el DeZir, un concept car totalmente eléctrico que Renault mostró en el último Salón de París. Ambos prototipos tienen detrás al mismo creador, el holandés Laurens Van den Acker, ex jefe de diseño de Mazda, con el que ha colaborado estrechamente el español Julio Lozano. El diseño del Captur, cuyo interior queda visible si se desmonta su techo rígido, destaca por su frontal agresivo, unas aletas de generoso tamaño y el logo del rombo en posición vertical y de mayor tamaño que los modelos actuales. A todo esto hay que añadir las llantas de 22 pulgadas, dos pequeñas cámras que sustituyen a los retrovisores y las luces de LED, que, prolongándose hasta el lateral de la carrocería, fortalecen su imagen dinámica. Y, sin duda, uno de sus mayores encantos reside en un sistema de apertura de las puertas de tipo élitro o insectoide, es decir que se abren hacia arriba y hacia el exterior, pivotando sobre el montante delantero al estilo McLaren MP4-12C.

a fondo Renault Captur 2

"Las fibras elásticas de grandes dimensiones se suceden a lo largo del habitáculo, concediéndole un aspecto minimalista y futurista"El interior de este prototipo se posiciona como un coche de exhibición, un show car, cargado de elementos minimalistas y futuristas. La consola, el salpicadero y los paneles de las puertas están revestidos por un particular material traslúcido, combinándose con algunas zonas con fibras elásticas, que, según Renault, son luminiscentes. Los pedales son de aluminio y el freno de estacionamiento es eléctrico. Con unos asientos delanteros hechos en fibra de carbono y fibras elásticos, unidos entre sí por la consola central, una de las particularidades de este Captur es su zona de carga, donde, un entramado de fibras elásticas de grandes dimensiones, dejan espacio a dos respaldos articulados a cada lado del habitáculo, configurando un habitáculo de cuatro personas.Las fibras elásticas de grandes dimensiones se suceden a lo largo del habitáculo, concediéndole un aspecto minimalista y futurista
A nivel de equipamiento, este prototipo tiene un sistema de asistencia a la conducción, denominado Visio-system, que consta de una cámara situada en la parte alta del parabrisas que recoge imágenes que después son proyectadas en una pantalla central con elementos simulados para mayor información de los ocupantes.
Por último, la mecánica que incorpora este prototipo es de origen diésel. Un 1,6 litros que, gracias a una doble sobrealimentación, es capaz de alcanzar una potencia máxima de 160 caballos y un par máximo de 380 Nm. Con este propulsor, asociado a una caja automática de doble embrague EDC (Efficient Dual Clutch), Renault asegura que el Captur es capaz de lograr una velocidad máxima de 210 km/h y acelerar de 0 a 100 kilómetros por hora en 8 segundos. Incorpora diferencial autoblocante mecánico. Su peso contenido, de 1.300 kg, y un coeficiente aerodinámico de 0,31 mayor de lo que en un principio se podía esperar, ayudan a que sus emisiones sean realmente bajas, de 99 g/km de CO.