Regulador de EE.UU. recomienda reducir tasa máxima de alcohol a 0,05 al volante:

Regulador de EE.UU. recomienda reducir tasa máxima de alcohol a 0,05 al volante 1
Agencia EFE15 may 2013
El Consejo Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB, por su sigla en inglés) recomendó hoy a los estados de EE.UU. reducir la tasa máxima de alcohol en sangre para los conductores de 0,08 por ciento a 0,05 por ciento.

La directora de la NTSB, Deborah Hersman, indicó en un comunicado que los estudios del organismo 'muestran claramente que los conductores con un tasa de alcohol en sangre superior al 0,05 % están discapacitados y con un riesgo significativamente mayor de estar involucrado en un accidente con muertos o heridos'.

De acuerdo a los datos oficiales, al año fallecen en EE.UU. 10.000 personas en accidentes de tráfico relacionados con el consumo de alcohol y cerca de 173.000 son heridas.

El informe del NTSB señala que las medidas adoptadas en las últimas décadas, entre ellas la mayor seguridad en las carreteras y los controles de alcoholemia, han reducido notablemente las muertes, respecto a los 20.000 que se registraban treinta años atrás.

Si se redujera nuevamente el límite hasta 0,05, equivalente a dos cervezas o un martini en un adulto, el organismo federal señala que podrían salvarse cerca de 1.000 vidas al año.

No obstante, el NTSB no tiene capacidad legal para modificar estos límites y su rol en este caso es de asesoría.

'La mayoría de los estadounidenses piensa que hemos resuelto el problema de la conducción bajo los efectos del alcohol, pero aún es una epidemia nacional', indicó Hersman.

El estudio destaca que Australia y varios países de Europa han reducido la tasa hasta el 0,05 en los últimos años lo que ha repercutido en una menor mortalidad en las carreteras.

Con un 0,05 de alcohol en sangre el riesgo de accidente se eleva en un 39 por ciento, mientras que con un 0,08 se dispara hasta un 100 por ciento, agregó el organismo.

Como era de esperar, la propuesta recibió rápidamente críticas por las asociaciones de restaurantes y la patronal de bebidas alcohólicas.

'Pasar de 0,08 a 0,05 supondría criminalizar un comportamiento perfectamente responsable', indicó Sarah Longwell, directora del American Beverage Institute, que agrupa al gremio, en una nota de prensa.

Por su parte, los investigadores del Instituto de Seguridad en las Carreteras han respaldado la propuesta de la NTSB al asegurar que antes de alcanzar el 0,08 ya hay 'efectos'.

'Por lo que esperaríamos resultados si se reduce a 0,05, pero si no se aprueba no se podría evaluar', aseguró Anne T. McCartt, vicepresidenta de investigación.

El límite de 0,08 % fue impuesto hace casi una década a instancias del Congreso de EE.UU., y aplicado desde entonces por todos los estados.

En 2000, un ley ratificada por el entonces presidente Bill Clinton retiró fondos para la construcción de autopistas en aquellos casos que los estados no cumpliesen con la nueva norma.