Range Rover Sport SVR: El Land Rover más 'circuitero'

rangesportsvrportada_2b2db44707249e3f8cd66b04f.jpg
Raúl Toledano11 ago 2014
El nuevo Range Rover Sport SVR supone con sus 550 cv de potencia y 4,7 segundos en aceleración de 0 a 100 km/h todo un hito para la marca que se decide, por fin, a concebir su todoterreno más circuitero. Las siglas 'SVR', que hacen alusión a la División de Operaciones Especiales del fabricante, lo distinguen de cualquier otra versión estándar del Sport.
Por fin es oficial la presentación del Range Rover Sport SVR, o dicho de una manera más simple, el modelo más rápido y potente en la historia de la marca especializada en todoterrenos. Después de que en el último Festival de Velocidad de Goodwood (Gran Bretaña) rodase una unidad de pre-serie, ahora Land Rover avanza el que será el Sport más circuitero de la saga y que tiene como principal aliado al colosal motor que por ejemplo también monta el deportivo Jaguar F-Type R Coupé, toda una declaración de intenciones. Se trata de un bloque de 5.0 litros de cilindrada y ocho cilindros en 'V' que cuenta con un sistema de sobrealimentación que le permite obtener una potencia de 550 cv y un par motor de 680 Nm.
ENTRE LOS TT MÁS DEPORTIVOS
La nueva criatura ha sido desarrollada por el departamento Jaguar Land Rover Special Operations, división que se encarga de dar forma a las joyas más admiradas del fabricante. Y que en el caso del Range SVR sirve para colocarlo tanto por imagen como por prestaciones y comportamiento, muy por encima de los actuales Range Supercharged con mecánicas de 510 cv. Por eso este modelo de Land Rover apunta directamente a la clase más elitista y deportiva de los todoterrenos de lujo, esto es, BMW X6 M (555 cv), Mercedes ML63 AMG (525 cv) y Porsche Cayenne Turbo S (550 cv)... ahí es nada.
Además del motor, las mejoras del Range Rover Sport SVR respecto al Range Rover Sport estándar alcanzan a elementos clave como la transmisión ZF 8HP70 de ocho relaciones optimizada y un chasis con una puesta a punto específica, destacando las barras estabilizadoras activas, la suspensión adaptativa a las características del terreno, y el sistema de tracción adaptado que cuenta con la colaboración de un autoblocante trasero más radical y unos frenos firmados por Brembo más potentes. Esta evolución se ve reflejada tanto en la ficha técnica (son 4,7 segundos lo que tarda en ponerse de 0-100 km/h y 260 km/h de velocidad punta limitada electrónicamente lo que puede alcanzar) como en el cronómetro (8 minutos y 14 segundos es lo que tarda en completar una vuelta al exigente trazado alemán de Nürburgring Nordschleife).Un autoblocante trasero más radical, las barras estabilizadoras activas y un cambio automático más rápido, las claves para convertirlo en un misil
Todas estas virtudes de enfoque deportivo no están reñidas con la capacidad off road de la que todo Land Rover hace gala. En el caso del Range Rover Sport SVR cuenta con la tracción total y una suspensión neumática que puede variar la altura libre de la carrocería respecto al suelo, ofreciendo 260 mm de recorrido delante, 272 detrás y una profundidad de vadeo de 850 mm.
No queremos terminar sin hablar de los elementos que a la vista resultan diferenciadores, tanto por dentro como por fuera. En la carrocería, el Sport SVR ha rediseñeado un paragolpes delantero que incorpora unas generosas entradas de aire para alimentar a los dos intercoolers y que está pintada en color negro y dibuja un panal de abeja a juego con las branquias laterales. Además los grupos ópticos delanteros incorporan tecnología integral de LED, las llantas pueden ser de 21 ó 22 pulgadas diámetro y cuenta con la chapa 'SVR' en la parte baja de un paragolpes que puede desmontarse para las excursiones fuera de asfalto. En la majestuosa zaga, otra vez una discreta alusión a su genética 'SVR' que pasará desapercibida ante un alerón superior de grandes dimensiones y el difusor que da cabida a una cuádruple salida de escape cuyo sonido se puede regular con una modularidad más deportiva o amable. Por dentro, destacan de serie las cuatro plazas individuales (opcional, una quinta) tipo baquet que aseguran una sujeción lateral de primer orden sin comprometer el confort gracias a los 16 ajustes eléctricos en el caso de los asientos delanteros.
Los pedidos del nuevo Range Rover Sport SVR, que debutará el 14 de agosto en el Concurso de Elegancia de Pebble Beach 2014 (California, EEUU), podrán realizarse a partir de octubre, aunque no será hasta los primeros meses de 2015 cuando lleguen a los concesionarios las primeras unidades de un modelo que todavía no tiene precio para el mercado español, pero sí para Reino Unido, donde arrancará en las 93.450 libras -unos de 117.000 euros-.