Range Rover Sport 2013: Mucho más dinámico

rrs_portada_3034b3b7b1d497acd8aa997d4.jpg
Enrique Marco27 mar 2013
La segunda generación del Range Rover Sport se acaba de presentar en Nueva York, y a los concesionarios españoles llegará en septiembre. Destaca por una drástica reducción de peso que le permitirá posicionarse junto a los SUV de lujo más deportivos. Tendrá motores de 258 a 510 cv y, en 2014, un híbrido y una mecánica de cuatro cilindros.
Cuando el próximo mes de septiembre el nuevo Range Rover Sport  llegue a los concesionarios, la división de lujo de la marca Land Rover estará completa y totalmente renovada con este tercer modelo, que acompañará al exitoso Evoque y al lujoso Range Rover 2013. El Sport seguirá la misma receta que su hermano mayor, es decir, una drástica reducción de peso (de unos 420 kilos) gracias a su nueva plataforma de aluminio para lograr así unas mejores prestaciones, unas cifras de consumos y emisiones más bajas y un comportamiento mucho más dinámico.
El primer Range Rover Sport nació en 2005, y supuso en aquel momento un buen revulsivo para el buque insignia de Land Rover, ya que “la versión no Sport” no convencía a todos debido a sus formas cuadradas y grandes dimensiones. Ahora la segunda generación del Range Rover Sport entra de lleno en el segmento de los lujosos SUV de corte deportivo, como lo pueda ser, entre otros, un Porsche Cayenne. Sus medidas son de 4,85 metros de longitud, 1,98 metros de anchura y 1,78 metros de altura; mientras que los pesos oscilan entre 2.115 y 2.395 kilos según la motorización. Es por tanto este modelo Sport algo más compacto y ligero que el Range Rover 2013. No obstante, debemos aclarar que este modelo que hoy presentamos no es una simple versión del nuevo Range Rover, ya que aunque comparten algunos elementos, el Sport tiene un 75% de las piezas diferentes.
Cuando los nuevos Range Rover lleguen al mercado español en septiembre contarán con tres motores, el 5.0 V8 de gasolina sobrealimentado de 510 cv y los dos diésel 3.0 V6 de 258 y 292 cv respectivamente; todos ellos con caja de cambios automática ZF de 8 velocidades. Los diésel homologan cifras de emisiones de CO2 por debajo de los 200 g/km, y gracias a su par motor de 600 Nm son capaces de superar ampliamente los 200 km/h y de acelerar de 0 a 100 km/h en 7,6 y 7,2 segundos respectivamente. El tope de gama con el motor gasolina de 510 cv es “un tiro” capaz de pasar de 0 a 100 km/h en 5,3 segundos y de alcanzar los 250 km/h.

rrs_xint_3e1849fa73186572f5ec9b4fd.jpg

A finales de año llegará un cuarto motor, un diésel 4.4 V8 de nada menos que 339 cv de potencia y 700 Nm de par; mientras que para 2014 se espera un híbrido con mecánica diésel y eléctrica que sólo emitirá 169 g/km de CO2, y una versión de acceso a gama con motor de cuatro cilindros que permitirá al Range Rover Sport dar en la báscula un peso de 2.000 kilos. Evidentemente en una marca de esta tradición y en un modelo de gama tan alta todas las versiones serán de tracción integral, aunque habrás dos opciones, una más sencilla sin reductora y otra más aparta para terrenos difíciles con reductora y diferencial trasero activo. Cuenta con el mando “Terrain Response 2”, el cual permite diferentes ajustes; mientras que sus suspensiones son neumáticas y de dureza variable.El Range Rover Sport contará en 2014 con mecánica híbrida diésel, cuyo valor de CO2 es de 169 g/km
Estéticamente el nuevo Range Rover Sport combina trazos de su hermano mayor y del pequeño Evoque, consiguiendo así un efecto que combina robustez y dinamismo. Como modelo de culto que es, el Range Rover Sport podrá solicitarse con una amplia gama cromática y con partes como el techo pintadas en otro color, mientras que también permitirá variar diferentes detalles según el nivel de acabados, o las llantas, que podrán ser de 19, 20, 21 o 22 pulgadas. A nivel de equipamiento podrá incorporar los últimos elementos en materia de seguridad y confort, como las luces inteligentes, el sistema de alerta de cambio de carril, el de reconocimiento de señales, una gran pantalla central con mútiples funciones, etc. Los precios se comunicarán más adelante, pero en la anterior generación el Sport era significativamente más económica que su hermano mayor, el cual ahora en 2013 tiene unos precios que arrancan en 98.500 euros. Por tanto es probable que el Range Rover Sport se sitúe en la línea de precios del Porsche Cayenne, con versiones de acceso que rondan los 70.000 euros.

rrs_xtras_bc80c955884f9b1efdd2cdf13.jpg