Range Rover Evoque 4x2: Probamos la versión con tracción delantera

range_rover_evoque_x_frontal_lateral_x_941f1feb2299883aa33dfd90b.jpg
David Ordás10 jul 2012
Cuando se cumple un año de su salida al mercado, la gama Range Rover Evoque se completa con la llegada a los concesionarios de la versión 4x2, que renuncia a las virtudes off road de la tracción total para ofrecer a cambio un precio más atractivo y un consumo más bajo.
Hace apenas un año que os anunciábamos la llegada al mercado del esperado Range Rover Evoque, un automóvil que en su primer año de andadura ha conseguido el reconocimiento internacional con más de 110 premios mundiales en su haber, convirtiéndose además en un gran éxito comercial para Land Rover. Con la versión que probamos hoy, la nueva 4x2, la marca inglesa pretende llevar el estilo y la exclusividad de su valorado SUV compacto a un público mayor, que este dispuesto a renunciar a la tracción total a cambio de una mayor economía de uso y un precio más asequible.
a favor- Comportamiento en carretera- Consumos contenidos- Comodidaden contra- Precio de partida elevado- Tacto del freno- Pérdida de capacidad off-road
Para comprobar como va en carretera el nuevo Range Rover Evoque 4x2, nos subimos a la versión de 3 puertas, con motor turbodiesel ed4 de 2.2 litros y 150 CV, que se transmiten al eje delantero por medio de un cambio manual de 6 velocidades. Esta es la única configuración mecánica y de transmisión que está disponible por el momento para la versión de tracción delantera, y que se convierte gracias a su eficiencia, en el primer automóvil del fabricante Land Rover en conseguir homologar unas emisiones por debajo de 130g/km de CO2.
Nos recibe un interior con un diseño fresco y moderno, de aspecto deportivo, dotado de materiales nobles y aluminio pulido, que transmiten que estamos en un automóvil Premium, y eso que el acabado de la unidad probada es el Pure, la versión de acceso a la gama. Por encima se encuentra la terminación Dynamic, de orientación deportiva, y la Prestige, donde la calidad y el lujo son los protagonistas.
Al volante del nuevo Range Rover Evoque 4x2, en la prueba que hemos llevado a cabo por carretera, pocas cosas cambian con respecto a la versión de tracción total. Un comportamiento neutro y el mismo gran aplomo del que hace gala la versión 4x4 son las señas de identidad de este modelo con estética SUV, pero más orientado a la carretera. Quienes no necesiten de las capacidades todoterreno ni de la motricidad extra que aporta la tracción permanente en condiciones de baja adherencia, no echarán en falta nada para disfrutar al 100% del nuevo Evoque.
Cierto es que la versión 4x4 proporciona un plus de motricidad en algunas situaciones puntuales, como cuando abrimos gas en pleno apoyo en curva, o si precisamos subir un puerto de montaña con nieve en la calzada, pero lo cierto es que el comportamiento en carretera de la versión 4x2, en combinación con un chasis neutro y eficaz, hace que nos olvidemos enseguida de la teórica inferioridad de la versión probada. Además los 75 kilogramos que se ahorra al deshacerse de la transmisión integral, comparado con la versión 4x4, son responsables de una teórica mayor agilidad con menores inercias que hacen su conducción tanto o más gratificante. Sin llegar a estos niveles de percepción, si que podemos decir que durante el recorrido por carretera convencional, autovía y ciudad, no se aprecia diferencia alguna de comportamiento con la versión 4x4.

range_rover_evoque_x_frontal_x_2632a8360d16478bf10096d29.jpg

Cuando las curvas hacen acto de presencia, el excelente aplomo del Evoque hace que por un momento nos olvidemos de que estamos conduciendo un vehículo de tipo SUV, pues unos asientos de corte deportivo que recogen perfectamente el cuerpo, una dirección precisa y un cambio de 6 velocidades de buen tacto y recorridos cortos nos invitan a una conducción dinámica que nos hace disfrutar de un chasis muy afinado donde los apoyos en curva transmiten una confianza total al conductor. Solo el tacto del pedal del freno, algo blando, y una suspensión que comprime demasiado el morro en frenadas contundentes nos recuerdan que estamos ante un vehículo tipo SUV de más de 1.625 kg de peso, si bien la más tecnológica suspensión Adaptative Dynamic con MagneRide, con la que no contaba la unidad probada, debería de minimizar al máximo este comportamiento.El Evoque 4x2 invita a una conducción dinámica en carretera, transfiriendo confianza al conductor
Un consumo inferior al de la versión con tracción total, cuantificado en las pruebas de homologación en 0,7 litros menos, y que en nuestra prueba se mantuvo en torno a 7 litros de promedio, y un precio de adquisición inferior, son las grandes bazas del nuevo Evoque 4x2. Su generosa altura le permite además circular sin problemas en pistas con buen pavimento, y salvar algunos obstáculos que serían un problema para otro tipo de vehículos, si bien pierde las excelentes cualidades off-road y la motricidad en superficies deslizantes con que cuenta la versión 4x4. Sin embargo, son muchos los potenciales compradores de este tipo de vehículos que jamás utilizarán su SUV en estas circunstancias, y contar con una versión más ecológica, económica y racional con tracción a un solo eje es un acierto que acercará el exclusivo Evoque a un mayor número de compradores.
Disponible ya en los concesionarios, el Evoque eD4 4x2 en acabado Pure tiene un precio de partida de 33.900€ para la versión de 5 puertas y de 34.900€ para la versión coupé de 3 puertas probada, lo que supone un ahorro de 5.900€ sobre las versiones equivalentes con tracción 4x4 y cambio automático.