Rang Rover Sport TDV6 211 cv: Evolucionado y más dinámico

a fondo Rang Rover Sport TDV6 211 cv 1
Raúl Toledano28 oct 2010
El Rang Rover Sport 2011 introduce una nueva motorización diésel, un tres litros TDV6 de 211 cv, convirtiéndose en la versión de acceso a la gama, por 64.170 euros y sustituyendo TDV8 de 3.8 litros
El todoterreno de lujo de Land Rover, el Rang Rover Sport 2011, introduce una nueva motorización diésel, un tres litros TDV6 de 211 cv, convirtiéndose en la versión de acceso a la gama, por 64.170 euros y sustituyendo al antiguo TDV8 de 3.8 litros. La potencia máxima se alcanza a las 4.000 rpm gracias a dos turbocompresores paralelos y secuenciales, conjuntamente con una alimentación common-rail de inyección directa de tercera generación, que ya incluía su hermano mayor, el diésel TDV6 de 245 cv.
Así, las cosas en la gama Rang Rover Sport se quedan bien claritas. Un motor gasolina V8 5.2 litros de 510 cv de potencia y dos variantes diésel de tres litros, 211 o 245 cv. Hoy nos ocupamos del diésel menos estrujado, que dispone de un par motor de 520 Nm a las 2.000 rpm, con la peculiaridad que el 83% del mismo está disponible desde que encendemos el motor, desde ralentí. Esta optimización del motor viene acompañado por una reducción de combustible (9,2 l/100 km) y emisiones, gracias a la tecnología e_Terrain, con medidas como la disminución del régimen de ralentí de 750 a 710 rpm en los dos V6 del Range Rover. La aceleración de 0 a 100 km/h es de 9,3 segundos y la velocidad punta de 193 km/h, registros a tener muy en cuenta, para una máquina que pesa dos toneladas y media.
De serie, este TDV6 de 211 cv viene equipado con la transmisión automática de seis velocidades ZF, un cambio rápido, preciso y suave. Todas las evoluciones, también las del diseño exterior, van encaminadas a mejorar el comportamiento dinámico del coche. Así, Land Rover incluye en esta versión el sistema de alimentación eléctrica con carga regenerativa inteligente, es decir, una especie de sistema de recuperación de la energía en fases de desaceleración o frenado; una menor altura del frontal; paragolpes de nuevo cuño que reducen la resistencia al aire: o el compresor automático del aire acondicionado, que, mediante el embrague, desacopla aquél cuando no se está usando.
Rival directísimo del Audi Q7, BMW X5, Infiniti FX o Jeep Grand Cherokee, este Land Rover, de transmisión permanente a las cuatro ruedas, carga con el paquete Adaptative Dynamics, que, junto al kit Dynamic Respone, trabaja sobre los amortiguadores especiales Damp Tronic Valve Technology, controlando la presión de cada rueda 500 veces por segundo. Por si esto fuera poco, Land Rover España lanza una campaña de 150 unidades limitadas, denominada Range Rover Sport Launch Edition, con la que un TDV6 de 211 cv puede ser tuyo por 69.950 euros, con un equipamiento de lo más abundante: en el interior; sistema de cámaras surround que muestran en la pantalla del navegador una visión de 360º alrededor del vehículo, tapicería de piel Premium, sistema de navegación táctil Premium, cambio de levas en el volante, faros de xenón delanteros adaptativos, encendido automático de luces, consola central refrigerada y acceso de entrada sin llave, y por fuera; llantas de 20 pulgadas, rejilla frontal y tomas laterales con un acabado exclusivo en negro y cristales posteriores ensombrecidos.