Rally de Shalymar: El Fabia S2000, con el corazón de asfalto

a fondo Rally de Shalymar 1
Raúl Toledano24 nov 2009
En el circuito madrileño del Jarama se ha dado el pistoletazo de salida al Rally de Shalymar, undécima y última prueba puntuable para el Campeonato de España de Rallys de asfalto, con el Skoda Fabia S2000 como uno de los favoritos
En el circuito madrileño del Jarama se ha dado el pistoletazo de salida al Rally de Shalymar-Comunidad de Madrid, undécima y última prueba puntuable para el Campeonato de España de Rallys de asfalto, donde la firma Skoda en plena de crisis vuelca todos sus esfuerzos en el apoyo logístico del Fabia S2000 de Alberto Hevia y Alberto Iglesias, que se unió en mitad del calendario nacional 2009 y de cuatro pruebas en las que ha participado, ha cosechado resultados inmejorables: dos triunfos (Ferrol y Villa Linares), un segundo (Costa Brava) y otro tercer puesto (Príncipe de Asturias). Siempre pisando el podio, Hevia, veterano piloto que lleva dando guerra desde primeros de los 90 llegó en el 2004 a ser campeón de España de rallys-, habla de uno de los coches más rápidos y efectivos que ha pilotado a lo largo de su dilatada carrera.
La prueba madrileña, que incluye tandas cronometradas por el circuito del Jarama y que se extiende a lo largo de la sierra madrileña, no es la más propicia para las características del coche checoslovaco. Dice Hevia que tiene esperanzas en el tramo de La Puebla, donde la carretera se estrecha, hay barrancos y todo es más rápido y peligroso. En pocos sitios más podrán Hevia e Iglesias sacar ventaja sobre los Gran Turismos con Porche al frente-, que en la subida a Navafría (15 km) o El Atazar (23 kkm) tirarán de caballos para meter segundos sobre un asfalto en perfecto estado y una calzada ancha y segura.
Con el Fabia, Skoda pone al alcance del binomio Hevia-Iglesias un coche ágil, efectivo y de altas prestaciones, en palabras de sus responsables de marketing, en una etapa de crisis. Orgulloso es el calificativo que utilizan en Skoda a la hora de hablar del Fabia Super 2000, por un lado porque se muestra el gran potencial que tiene el coche tanto para pruebas nacionales como internacionales (WRC), al tiempo que la flota Fabia y las motorizaciones RS de la firma salen muy reforzadas a nivel de imagen y comercial en tiempos con el viento en contra.
Con el campeonato de pilotos ya decidido, del que Sergio Vallejo con su Porsche 911 GT3 ha sido amo y señor, falta por dilucidar sobre las carreteras de Madrid el subcampeonato, por el que luchan Xevi Pons (Mitsubishi Lancer Evo X) y Enrique Ojeda (Subaru Impreza WRX) y el campeonato de marcas, con Mitsubishi partiendo con cierto margen sobre Subaru.