Punto Speedgear: Ciudadano ideal

Diego Zotes04 dic 2000
Inicio

a fondo :: Punto Speedgear 1

FIAT PUNTO 1.2 16V SPEEDGEAR: CIUDADANO IDEAL

a fondo :: Punto Speedgear 2

Fiat lanza la variante Speedgear del Punto, unida al motor 1.2 16 válvulas de 80 CV, ofreciendo una de las alternativas de transmisión más innovadoras entre los polivalentes, gracias a su cambio automático por variador continuo y convertidor de par, que hasta emula un uso secuencial manual de 6 (ELX) o 7 (Sporting) marchas.
Pese a la escasa demanda que el cambio automático tiene en nuestro país, su perfeccionamiento va poco a poco haciéndole ganar adeptos, sobre todo cuando no se trata de un cambio automáticos convencional, sino de los últimos desarrollos que permiten el uso secuencial del mismo. Por eso Fiat ha elegido para su nuevo Punto un nuevo cambio automático/secuencial de control electrónico bajo el nombre de Speedgear. Se trata de un cambio automático por variador continuo de par tipo CVT, como el que ya montaran antaño las versiones automáticas del Punto, pero dotado ahora de convertidor de par, en lugar del embrague electromagnético. Como todo cambio CVT, tiene un programa de uso automático total, mejorado ahora con dos leyes de funcionamiento, una de confort y bajo consumo, y otra más enérgica con la mira puesta en las prestaciones. El paso de una y otra se hace simplemente apretando un botón situado en la misma palanca de cambios.
Pero lo más interesante de este cambio por variador continuo, sin piñones de relaciones intermedias, es la posibilidad de «imitar» un uso secuencial manual mediante su control electrónico, que según insertemos un determinado nivel, bloquea el diafragma centrífugo y permite una relación fija de desarrollo. Así, Fiat ha desarrollado esta transmisión con 6 niveles o «marchas» en el Punto ELX Speedgear, y 7 en el Punto Speedgear Sporting, susceptibles de un uso secuencial, siendo la primera marca que ofrece esta modalidad de cambio en coches de esta categoría.
Cambio
CAMBIO SPEEDGEAR

a fondo :: Punto Speedgear 3

En la base de la palanca de cambio vemos que ésta dispone de dos «pasillos», uno para el uso totalmente automático, y otro para el secuencial, donde el conductor sube o baja de marcha a voluntad, como en un cambio manual, aunque sin embrague. El convertidor de par reemplaza ahora al embrague electromagnético, con sus ventajas (progresividad de funcionamiento, sujetar el coche en pendiente, aumento del freno motor a voluntad) y sus inconvenientes (peor rendimiento energético, al haber más resbalamiento).
En nuestra toma de contacto nos ha satisfecho plenamente este Punto Speedgear en conducción urbana, en donde en pleno automatismo se revela cómodo y ágil, incluso en el programa «tranquilo» de gestión, disponiendo siempre de la posibilidad de una aceleración puntual (que el programa reconoce) de forma más rápida que con los habituales dispositivos «kick down» de los cambios automáticos tradicionales.

a fondo :: Punto Speedgear 4

Bajo el programa «deportivo» se aprecia una mayor vivacidad, siendo muy indicado en carretera a coche cargado. Pero lo mejor es sin duda la modalidad secuencial, con sus 6 ó 7 marchas que aprovechan al máximo los 80 CV del brioso 1.2 16V, aumentando o reduciendo con ellas con el número de marcha inserta en el cuadro con una excepcional suavidad y agilidad. Al detenerse en los semáforos, el sistema selecciona automáticamente la primera velocidad sin accionar la palanca, y si se hace girar al motor por encima del máximo permitido (sobrerrégimen) cambia sólo a la relación superior, lo mismo que impide o retrasa el paso a una marcha inferior si el sobrerrégimen se produce al reducir.
Todas estas posibilidades ofrece el Fiat Punto Speedgear por un muy comedido precio, 1.820.000 pesetas para el 1.2 16V ELX 3 puertas (y 1.895.000 para el 5 puertas), mientras que el Sporting Speedgear, con una marcha más (7) en función secuencial y sólo en carrocería 3 puertas, sale ya por 2.195.000 pesetas.
UN MONOVOLUMEN DISTINTO

a fondo :: Punto Speedgear 5

Pese a que ya lleva casi dos años en el mercado, el Fiat Multipla sigue sin tener rivales directos dentro de su fórmula única y original: un monovolumen de 6 plazas reales que no supera los 4 metros de largo, actualizado ahora con el nuevo logo Fiat, mejoras en su instrumentación y nuevos motores.
Con el Multipla, Fiat reinventó un nuevo concepto de automóvil: el del monovolumen utilitario a gran escala, bajo la idea de ofrecer en menos de 4 metros de largo un turismo capaz de acoger 6 adultos y su equipaje, con una capacidad de transformación y adaptación modular a las más variadas necesidades de espacio que exija el usuario.
Bajo una estética exclusiva, el Fiat Multipla es un coche revolucionario por dentro y por fuera, diseñado para un sinfín de usos con un carácter superfuncional bajo una personalidad polifacética plena de simpatía. El Multipla cambia el concepto «monovolumen» en «multivolumen», diferenciando con ello su versatilidad de aplicaciones, a base de reunir en uno las distintas cualidades y posibilidades de diversos automóviles.