PSA redujo a 114 millones de euros sus pérdidas en el primer semestre:

PSA redujo a 114 millones de euros sus pérdidas en el primer semestre 1
Agencia EFE30 jul 2014
PSA Peugeot Citroen tuvo 114 millones de euros de pérdidas en el primer semestre, lo que significa menos de la cuarta parte de los 471 millones que el grupo automovilístico francés había tenido que encajar en el mismo periodo de 2013.

El resultado operativo, explicó PSA en un comunicado, pasó a 377 millones de euros positivos, frente a los 67 millones negativos entre enero y junio del pasado año, gracias en particular a la salida de los números rojos de su división automovilística: 7 millones de resultado, frente a los 538 millones de pérdidas anteriormente.

La empresa atribuyó esa evolución al efecto de un aumento medio de los precios de sus vehículos por 'el éxito de los lanzamientos' de nuevos modelos de las tres marcas, Peugeot, Citroen y DS, pero también a la política de reducción de costos fijos.

Todo eso compensó el impacto negativo de 251 millones de euros por las variaciones de tipos de cambio.

PSA encajó 100 millones de euros de cargas operativas no recurrentes, debido sobre todo a los gastos de reestructuración de su división automovilística.

En el negocio de financiación, el resultado operativo disminuyó en 26 millones de euros y quedó en 172 millones, como reflejo de la marcha de los mercados y de la refinanciación de su entidad bancaria: el coste del riesgo se incrementó al 0,50 %.

Sobre ese negocio, PSA señaló que el acuerdo estratégico firmado con el banco español Santander este mes le permitirá 'limitar' el recurso a la garantía que le ofrece el Estado francés para financiarse.

Su filial de componentes Faurecia le aportó en la primera mitad del año 311 millones de euros, 55 millones más que un año antes.

La facturación de la compañía bajó ligeramente a 27.616 millones, comparados con los 27.740 millones entre enero y junio de 2013 a causa de la evaluación del euro respecto a las otras grandes divisas, que no pudieron compensar la elevación del precio medio de venta de sus vehículos.

El fabricante automovilístico francés indicó que a finales de junio sus existencias eran de 406.200 vehículos, 30.400 menos que un año antes.

En cuanto a su posición financiera, disponía al finalizar el primer semestre de 224 millones, cuando el 31 de diciembre tenía una deuda de 4.181 millones. Ese cambio tiene en cuenta el aumento de capital que se llevó a cabo entre abril y mayo por un monto de 2.916 millones.

PSA advirtió de que se mantienen los 'desafíos' y los 'riesgos' para el segundo semestre, en particular por las 'incertidumbres' sobre los países emergentes, la persistencia de unos tipos de cambio 'desfavorables', la 'débil recuperación del mercado en Francia', los efectos sobre la rentabilidad de la nueva norma Euro 6.2 o los problemas de aprovisionamiento de sus fábricas.

En ese contexto, su objetivo es alcanzar un flujo de caja operativo recurrente positivo 'como muy tarde en 2016' y un flujo de caja operativo de 2.000 millones de euros en el periodo 2016-2018.

También espera un margen operativo del 2 % en la división automovilística en 2018, que debería subir al 5 % en 2019-2023.