PSA Peugeot reanuda su actividad en Aulnay, pero se ve perturbada por huelga:

PSA Peugeot reanuda su actividad en Aulnay, pero se ve perturbada por huelga 1
Agencia EFE28 ene 2013
La planta del fabricante de coches PSA Peugeot Citroen en Aulnay sous Bois, condenada al cierre en 2014, reanudó hoy su actividad tras diez días de cierre, pero la producción se ve perturbada por los huelguistas.

Las puertas de la planta de Aulnay, a las afueras de París, abrieron a las 6.30 locales (5.30 GMT) con un amplio dispositivo de vigilantes puestos por la dirección y las cadenas de montaje se pusieron en funcionamiento, explicó a Efe una portavoz de PSA.

La portavoz subrayó que todos los sindicatos de la factoría salvo la Confederación General del Trabajo (CGT) habían pedido a los empleados que hoy volvieran al trabajo.

La CGT, por su parte, indicó que los huelguistas esta mañana eran 400 -en unas instalaciones que tienen una plantilla total de 2.800 personas- lo que impedía un normal funcionamiento del ensamblaje del Citroen C3, que es el modelo que se produce allí.

La dirección se había comprometido a proteger la vuelta de los trabajadores después de haber procedido a una serie de reparaciones en el material deteriorado hace dos semanas en las protestas contra el cierre.

Mañana están previstas nuevas negociaciones sobre las ayudas a la recolocación interna o externa de los empleados de Aulnay.

Alrededor de la mitad de los empleados de la factoría serán recolocados en otras plantas de PSA en Francia y para el resto la empresa busca alternativas laborales en Aulnay o sus alrededores.

La clausura definitiva de esta fábrica fue uno de los principales puntos del plan social que el grupo automovilístico presentó el pasado año para su actividad en Francia, que conllevará la supresión de 8.000 empleos.