Prueba superada

0
Una berlina deportiva de 560 cv y capaz de alcanzar una velocidad punta de 305 km/h. Son números grandilocuentes, pero a los mandos de cualquier Audi de altas prestaciones ni sorprenden ni intimidan por lo ‘fácil’ que se conduce en carretera o pilota en circuito. Sin embargo, con el Audi RS7 piloted driving concept no hay nadie al volante, únicamente un compendio tecnológico de señales por GPS y cámaras 3D dirigen a la máquina en cuestión. Como os anunciábamos la semana pasada, el escenario era inmejorable: el circuito de Hockenheim en la previa de la última prueba del DTM.

El reto, un Audi RS 7 piloted driving concept completando una vuelta al circuito de Hockenheim sin conductor a ritmo de carrera. El objetivo, avanzar hacia un sistema depurado de conducción pilotada en condiciones dinámicas extremas. Y el resultado final, el siguiente vídeo…

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.