Prueba racing: Peugeot 206 Desafío

Diego Zotes05 sep 2001
Peugeot es una de las marcas con mayor tradición en el mundillo del automovilismo base, como lo demuestra su vasta experiencia en rallyes de promoción con los famosos 205 y 106 Rally. El Desafío Peugeot de este año estrena coche, el 206 XS Gr.A, un automóvil que ya hizo su debut en el pasado Rally Rías Bajas y que veremos en acción en las seis restantes pruebas, entre ellas la que se disputará este fin de semana en Alcoy.
Inicio
PEUGEOT 206 DESAFIO

a fondo :: Prueba racing 1

Peugeot es una de las marcas con mayor tradición en el mundillo del automovilismo base, como lo demuestra su vasta experiencia en rallyes de promoción con los famosos 205 y 106 Rally. El Desafío Peugeot de este año estrena coche, el 206 XS Gr.A, un automóvil que ya hizo su debut en el pasado Rally Rías Bajas y que veremos en acción en las seis restantes pruebas, entre ellas la que se disputará este fin de semana en Alcoy.
Entre los equipos candidatos al triunfo final se encuentra el formado por David Nafría y Pere Requena, escudería que cuenta con el patrocinio de Autocity y que nos ha permitido probar su coche para que podamos dar a conocer a todos nuestros lectores las impresiones que produce conducir (o mejor dicho, pilotar) un vehículo preparado para la competición.

a fondo :: Prueba racing 2

Enrique Marco, Autocity.
5 de septiembre de 2001.
Motor y Equipamiento
MOTOR Y EQUIPAMIENTO

a fondo :: Prueba racing 3

Partiendo de la base del 206 1.6 XS 3p de 110 cv, el vehículo preparado para el Desafío introduce una serie de mejoras que elevan la potencia hasta los 140 cv a 6.500 rpm, aunque estira con decisión hasta las 7.600 rpm. Esto se ha conseguido con una centralita de diferentes parámetros, unos árboles de levas más "cruzados", un filtro de aire de mayor caudal, un sistema de escape de competición y por diversos ajustes en el sistema de admisión. Pero para sacar el partido necesario había que montar una caja de cambios adecuada, y así se ha hecho. El nuevo sistema de transmisión, que también incluye embrague cerámico, estrena caja de cambios de relación cerrada con cinco velocidades, grupo corto y autoblocante. De esta forma, aunque la velocidad máxima sea incluso inferior a la del coche de serie, las aceleraciones y recuperaciones son mucho más brillantes.
El interior del 206 1.6 Gr.A, aunque conserva la estructura del salpicadero del modelo de serie, es totalmente nuevo y los mandos "de calle" han sido cambiados por los necesarios para la competición. Así las cosas, encontramos los típicos bacquets, arneses, barras antivuelco, pedales de aluminio, volante de competición, sistema de extinción de incendio, cortacorrientes y una consola rematada en fibra de carbono en la que se agrupan diversos interruptores. Aún así, se conservan detalles como los elevalunas eléctricos o los relojes del cuadro de mandos

a fondo :: Prueba racing 4

Bastidor
BASTIDOR

a fondo :: Prueba racing 5

El chasis del 206 XS Gr.A ha sido preparado concienzudamente, para lo que ha sido necesario desnudar el coche por completo y empezar desde la base. El trabajo de esta unidad en concreto se ha llevado a cabo en las instalaciones de Mavisa, concesionario oficial de Peugeot en Cataluña, donde en el montaje del kit se han invertido alrededor de 150 horas, logrando un brillante resultado final que resulta totalmente necesario para el correcto funcionamiento del vehículo. Se conservan algunas piezas de origen pero lo que es la estructura se ha reforzado en todos sus puntos. Barras estabilizadoras de mayor rigidez, refuerzos en las torretas y, por supuesto, amortiguadores (BMR) y muelles (Eibach) más duros. En total, el peso del vehículo se rebaja 105 kilos gracias a la supresión de elementos como el aire acondicionado, el airbag o los diversos elementos del habitáculo, pasando de los 1.025 kilos que pesa el modelo de serie a los 920 kilos del Gr.A
En el equipo de frenos, al que se le ha eliminado el ABS, tampoco se han andado con pequeñeces y todo el sistema se ha retocado o modificado. En el eje delantero se montan unos discos ventilados específicos de 295 mm, que son mordidos por unas pinzas de cuatro pistones de la firma AP Racing, mientras que en el trasero la preparación se reduce a la adopción de unos latiguillos metálicos y de unas pastillas más efectivas. El freno de mano es hidráulico y los neumáticos son de la marca Michelín en medida 18/58 15" sobre llantas Speeline.

a fondo :: Prueba racing 6

Impresiones
IMPRESIONES

a fondo :: Prueba racing 7

Y llegó la hora de la verdad. Tras acceder al habitáculo y acomodarse en el baquet, observamos como la postura de conducción es más baja y el volante queda más alto y más cercano al cuerpo que en el coche de serie. La puesta en marcha se realiza mediante botón de arranque y es entonces cuando cobra vida el motor de 1.587 centímetros cúbicos, pero con un sonido más bien discreto, sin estridencias. La primera sorpresa agradable la obtenemos al manejar el cambio de marchas, toda una delicia. Este cambio lo tiene todo. Es preciso y suave, de recorridos de palanca muy cortos y con unas relaciones adecuadas para extraer el potencial de su motor, por lo que se puede decir que la efectividad, facilidad y placer de conducción se unen en él. La respuesta mecánica es brillante, pues resulta elástica y notable aunque la verdad es que tampoco impresiona, ni mucho menos. Es una curva de potencia adecuada para una copa de promoción, porque para ir rápido hay que aprovechar muy bien el motor, lo que requiere técnica.

a fondo :: Prueba racing 8

El tarado de las suspensiones no es muy duro para tratarse de un coche de carreras. Esto no quiere decir que el comportamiento del 206 Gr.A sea parecido al de un coche de serie, pues la rigidez que aportan los refuerzos de la estructura y las barras estabilizadoras hacen que el vehículo resulte bastante firme. Pero lo cierto es que, debido a una amortiguación nada radical, el comportamiento es muy predecible y por tanto no se caracteriza por su brusquedad. Cuando llega la hora de detener el vehículo las sensaciones vuelven a ser de auténtico coche de carreras. La potencia de frenado es asombrosa, inspirando total confianza al piloto, aunque, para los que no estamos tan familiarizados con los coches de competición, nos llama la atención la puesta a punto del distribuidor de frenada, que manda más potencia al eje trasero para así poder colocar mejor el coche en las curvas. De esta forma, si frenamos fuerte en la entrada de las curvas, con la dirección ya algo girada, notaremos un deslizamiento del eje trasero hacia el exterior del viraje.
En resumidas cuentas, el Peugeot 206 1.6 XS Gr.A es un coche muy adecuado para una copa monomarca como esta. El equilibrio al que se ha llegado es sobresaliente ya que, aunque su motor no sea un alarde de potencia, el buen comportamiento que demuestra su chasis, la poderosa frenada de la que hace gala y el fabuloso cambio de marchas de manejo fácil y preciso le permiten obtener unos cronos muy competitivos.
Campeonato y Costes
CAMPEONATO Y COSTES

a fondo :: Prueba racing 9

Una de las mejores fórmulas de promoción para iniciarse en el deporte de los rallyes es, sin lugar a dudas, el Desafío Peugeot. Tras varios años utilizando los famosos 205 y 106 Rally, en este año 2001 se estrena coche: el Peugeot 206 XS Gr.A. El objetivo sigue siendo el mismo, el de formar a jóvenes pilotos y servir como trampolín a categorías superiores para los concursantes más destacados.
La participación está limitada a 20 equipos, número que se cubrió en poco tiempo, tal y como era de esperar. Por diversos motivos, el campeonato no se inició hasta el pasado mes de julio pero aún así contará con un total de siete pruebas. La primera prueba se celebró entre los días 20 y 22 de julio (Rías Bajas) y las siguientes están todavía por disputar: 7-9 septiembre (Ciudad de Alcoy), 21-23 de septiembre (Príncipe de Asturias), 5-7 de octubre (Vendimia), 19-21 de octubre (Caja Cantabria), 16-18 de noviembre (Madrid) y 1-2 de diciembre (Costa del Sol).

a fondo :: Prueba racing 10

El 206 XS Gr.A tiene un precio que ronda los dos millones de pesetas, a los que habrá que sumar los otros dos millones que cuesta el Kit de competición. No obstante, existe una bonificación de 500.000 pesetas en concepto de ayuda a la compra del vehículo y otras tantas para el Kit. Este millón de pesetas de ayuda lo repartirá Peugeot durante el certamen. Es decir, se tendrá que desembolsar una cantidad de cuatro millones de los cuales se recuperará uno. Otros gastos más de consideración y que corren por cuenta del piloto son los del montaje del kit, el desplazamiento a las carreras y el mantenimiento del coche. Pero para hacer más asequible este costoso deporte, Peugeot concede una prima de salida de 50.000 pesetas por carrera y jugosos premios para los primeros clasificados. En cada uno de los rallyes y al final del campeonato se reparten los siguientes premios:
Galería I
GALERIA FOTOGRAFICA

a fondo :: Prueba racing 11

Galería II
GALERIA FOTOGRAFICA

a fondo :: Prueba racing 12