¿Prohibirías fumar en los coches?: Beber al volante, cumplir las normas...

a fondo ¿Prohibirías fumar en los coches? 1
Diego Zotes29 jul 2010
El 36% ha conducido alguna vez con una copa de más y el 44,9% acusa a los motoristas de no respetar las normas. Los hombres se preocupan de la limpieza del coche, mientras que las conductoras prefieren decorar más su interior.
Direct Seguros acaba de dar a conocer los datos de una encuesta realizada entre 1.000 conductores y conductoras de toda España que revela que el 79,5% de los conductores españoles acataría de buena gana una hipotética prohibición de fumar en el coche. La opinión por sexos está bastante pareja, ya que el 40,4% de hombres y el 39,1 de las mujeres aprobaría la iniciativa. Todos ellos afirman que fumar supone una distracción al volante equiparable al uso del teléfono móvil mientras se circula. De esa forma, los propietarios de automóviles estarían mayoritariamente de acuerdo con que la prohibición de fumar en lugares públicos que está tramitando el Gobierno se extendiera a los vehículos particulares, como ya ocurre en Canadá o Australia, y como ya se ha planteado en Reino Unido, Holanda o Italia.
Copas y motos
El estudio de Direct Seguros también revela otra serie de datos sorprendentes. El 36% de los conductores encuestados confiesa haber conducido en alguna ocasión con tasas de alcohol en sangre superiores a las permitidas, aunque sólo un 2% reconoce que fue descubierto por la policía, que le obligó a soplar, con la consiguiente multa y retirada de puntos.
Asimismo, la opinión que los conductores tienen de los motoristas no es demasiado buena. Según los datos que arroja el sondeo de Direct Seguros, casi la mitad de los automovilistas acusa a los moteros de no respetar las normas de tráfico y de ser los principales causantes de un buen número de accidentes. Según la encuesta, el 30,5% de los conductores dicen que los motoristas creen que siempre tienen la preferencia y el 14,4% sostiene que son los causantes de muchos accidentes.
Sin embargo, el 21,7% de los conductores confiesa conocer sólo las señales de tráfico más habituales, y el 8,6% sólo utiliza el intermitente en determinadas ocasiones, dependiendo de la situación del tráfico o del tipo de maniobra.
Conduciendo a Rocinante
De la encuesta llevada a cabo por la aseguradora Direct Seguros también se extraen datos divertidos. Un 17,1% de los encuestados reconoce haber puesto nombre a su coche, un comportamiento que se da con más asiduidad entre mujeres (el 10% frente al 7,1% de los hombres.). Alguno de los nombres más simpáticos que los pilotos confiesan haber puesto a su automóvil son Bicho, Batmóvil, Farruco, Gusilú, La Frago, Potato, Rocinante o Tamagochi.
Además, un 13,7%, en este caso mayoría hombres, dice tacos habitualmente o insulta a otros conductores en carretera, aunque más de la mitad, el 50,7%, reconoce hacerlo sólo según sea la situación del tráfico: a más atascos, más palabras malsonantes y menos amabilidad hacia otros automovilistas. En este último caso, la capacidad para insultar está muy equilibrada entre hombres y mujeres (26,9% de unos frente al 23,8% de otras). Eso sí, una gran parte de las mujeres (un 20,3%) no sabría cambiar una rueda y pediría ayuda a la compaa se seguros, a un taller cercano o a otros conductores.
Interiores de cuento
Según la encuesta de Direct Seguros, las féminas son las que más decoran el interior de sus coches. De hecho, un 40,7% de conductores admite tener algún tipo de tuning interior. El 21,7% de las mujeres cuidan ese aspecto, frente al 19% de los hombres. La decoración más habitual para hacer del vehículo un lugar más acogedor son peluches, colgantes o chinos de la suerte.
Sin embargo, son los conductores quienes dan un uso menos convencional a su automóvil. No en vano, el 32,3% de encuestados admiten utilizar o haber utilizado su vehículo para hacer el amor, y el 22,4% son hombres. Sin embargo, las mujeres prefieren otros lugares, ya que sólo el 10,9% lo hace por resultarle excitante o por carecer de sitios adecuados. Además, y en contra de lo que pudiera pensarse, son ellos quienes más se ocupan de la limpieza del coche: la mayoría de quienes lavan su vehículo cada dos o tres meses son hombres, al igual que en el caso de quienes lo limpian varias veces a la semana.