Presentan el primer test español de detección rápida de drogas:

Presentan el primer test español de detección rápida de drogas 1
Agencia EFE21 mar 2013
El primer dispositivo de tecnología española capaz de realizar un test de detección rápida de drogas en el punto de atención al paciente en menos de 9 minutos, el Cocachip, ha sido presentado hoy en Barcelona.

Esta innovación, homologada por la UE y por el Instituto Tecnológico de Aragón, ha sido desarrollada por AlphaSIP, empresa aragonesa de nanotecnología, en colaboración con diferentes unidades de la Policía local.

El espectro de los estupefacientes que detecta el Cocachip es muy amplio y abarca los más consumidos (marihuana, hachís, cocaína, heroína, morfina, codeína, anfetaminas y metamfetaminas), pero su tarjeta está diseñada para poder detectar hasta nueve, según la petición del cliente.

En una nota de prenda, AlphaSIP explica que el dispositivo está operativo para la seguridad vial en la Policía de los municipios de Cataluña, Aragón, Madrid, Extremadura y Canarias.

La previsión de la empresa para este año es que el detector sea utilizado por un 10 % de los municipios catalanes con Policía local, señala el comunicado, que indica que también está previsto comercializar este producto este año en otros países de Europa y en los EEUU.

La tecnología empleada para el Cocachip se basa en el sistema Lateral Flow, que consiste en colocar una muestra de saliva en un lector óptico que da el resultado, primero en la pantalla y después en un papel impreso.

Además de no ser invasivo, el Cocachip tiene una alta fiabilidad (un 97 %) y rapidez, ya que el resultado se obtiene en un máximo de 9 minutos.

Un estudio de 2011, realizado en el marco del proyecto europeo DRUID (Driving Under the Influence of Drugs, Alcohol and Medicines), muestra que el consumo de alcohol y drogas por parte de conductores es frecuente en España y afecta hasta el 17 % de los conductores españoles, el índice más alto de los catorce países estudiados.

Por otro lado, según el Anuario Estadístico de Accidentes de Tráfico en Cataluña 2011, cuatro de cada diez personas muertas en accidentes de tráfico estaban bajo los efectos de drogas, alcohol o psicofármacos.