Presentación del Fiat Freemont 4x4: Con tracción total y cambio automático

freemontx_frlatx_7372856eeb9d3c515aa945162.jpg
David Ordás16 feb 2012
El nuevo Fiat Freemont AWD, conjuga la capacidad de un monovolumen de 7 plazas, con la versatilidad de un SUV. La versión de tracción total irá ligada a una caja automática de 6 velocidades, y únicamente estará disponible para el motor diesel 2.0 Multijet de 170 CV, y para el motor de gasolina 3.6 V6.
CONTACTO
El Freemont, que lleva medio año en el mercado europeo, está convirtiéndose en un gran éxito de Fiat, mejorando todas las previsiones de ventas que la marca italiana tenía para el nuevo monovolumen con proporciones de todoterreno, nacido de la integración entre los grupos Fiat y Chrysler. Este modelo, que comparte plataforma con el Dodge Journey, es en su versión "europea", más refinado y eficiente, y consigue situarse además, como uno de los modelos de la marca italiana que más grado de satisfacción consigue entre sus clientes, solo por debajo del icónico Fiat 500.
Convenientemente actualizado y con motores más modernos y de menor consumo que su hermano americano, este coche a medio camino entre un SUV y un monovolumen, esta triunfando comercialmente en su versión 4X2, y espera hacerlo también en su más exclusiva versión 4x4 con cambio automático. El nuevo Freemont 4x4, que se lanzará en España el próximo mes de Abril, añade versatilidad a un coche que puede posicionarse como uno de los monovolúmenes tipo SUV de 7 plazas más competitivos y polivalentes.La versión 4x4 estartá ligada a un cambio automático de 6 velocidades
En marcha
Nos subimos al nuevo Freemont con el motor 2.0 Multijet de 170CV (la única mecánica diesel que estará disponible en el momento de su lanzamiento). Se trata de una unidad de pruebas que luce el nuevo acabado Lounge, que pasará a ser el tope de gama, y que destaca por sus asientos de cuero, su sistema de navegación Garmin con pantalla táctil, el equipo de audio Alpine o su cámara de visión trasera para facilitar el aparcamiento.

La primera impresión que tiene uno al subirse al Freemont con este acabado, es el de estar ante un interior de una gran calidad y excelente factura, que poco tiene que ver con el del Dodge Journey del que deriva. La posición de conducción es buena, con una excelente visión de la carretera, y el cuerpo queda perfectamente recogido por los asientos de cuero, que además nos han parecido, en esta primera prueba de contacto, muy cómodos.

int_freemontawd_cuadromandos_81396e1ebca592711278b15f1.jpg

El motor empuja con fuerza, y el cambio automático parece una buena elección para este modelo, y si bien no se trata de una caja de cambios tan rápida como las últimas que hemos probado en modelos como el Mercedes Clase M, su funcionamiento es correcto y cumple a la perfección con su cometido.

Por carretera el coche se siente seguro y aplomado, y los 150 kilos que pesa de más esta versión con respecto a la equivalente en tracción 4X2 y cambio manual, no parecen un problema para la mecánica.
Fuera del asfalto, el Freemont saca a relucir unas cualidades camperas perfectas para rodar sin problemas por pistas y caminos de todo tipo. Aunque la ausencia de bloqueo de los diferenciales, y su concepción de coche 4x4 orientado a la carretera, no lo convierten en el coche idóneo para otro tipo de "aventuras", lo cierto es que su sistema de tracción integral funciona a la perfección. Es casi imposible conseguir que el Freemont pierda la compostura circulando por caminos, y aunque la prueba off-road la hemos llevado a cabo en un circuito con zonas heladas y otras embarradas, el sistema AWD ha respondido a la perfección, y las intervenciones del control electrónico de la tracción no resultan molestas para el conductor.
A partir de Abril tendremos el nuevo Freemont 4x4 en los concesionarios, un coche polivalente y capaz, que a su estética de todoterreno y funcionalidad de monovolumen, añade la polivalencia de una tracción integral que le permite aventurarse en terrenos donde solo un 4x4 puede moverse con seguridad.