Presentación del BMW Serie 3: Tres es igual a cinco

wauuuu_f2e395dbc07ebaaee3e3ce1d0.jpg
Raúl Toledano13 feb 2012
Por dimensiones, comportamiento y equipamiento, el nuevo BMW Serie 3 se aproxima a su hermano mayor, el Serie 5. A pocos días de su estreno en España, nos subimos a la berlina media más afamada del planeta. ¿Te lo vas a perder?
CONTACTO
El modelo más vendido en la historia de BMW se renueva por sexta vez: es el Serie 3, que en España se venderá a partir del próximo 16 de febrero por un precio de acceso a la gama de 29.950 €, sensiblemente rebajado respecto a su antecesor. Sobre la carrocería sedán de cuatro y cinco puertas, la gama inicial estará compuesta por tres motores, dos gasolina y uno diésel, con potencias comprendidas entre los 163 y 306 cv, dos transmisiones, una manual de seis velocidades (de serie) y la automática de ocho velocidades en opción para cualquier motorización, tres niveles de personalización exterior e interior, ‘Luxury’, ‘Modern’ y ‘Sport’, y un repertorio de equipamientos de gran lujo que le aproximan a su hermano mayor, el Serie 5.

apoyobmwnuevo_dd8d34d1f08fbe4bdbc086e02.jpg

Desde mediados de los 80 ambos modelos conviven en el mercado, y nunca antes se habían asemejado tanto: en aspecto exterior, la caída del techo hacia la zaga y los grupos ópticos resultan calcados; en dimensiones y maletero, el Serie 3 crece 9 cm a lo largo (en total, 4,62 metros) y su batalla aumenta en 4,8 cm (2,81 m), con una capacidad de carga final aumentada de 460 a 480 litros (por los 4,89 m de largo, 2,86 m de distancia entre ejes y un maletero de 520 l en el Serie 5); y también por precios, ya que si bien el Serie 3 más barato cuesta 7.000 € menos, si comparamos las versiones turbodiésel 320d EfficientDynamics y 520d EfficientDynamics, la distancia se reduce a apenas 3.000 €.Hasta tal punto se ha acortado la distancia entre un modelo y otro, que entre las versiones 320d y 520d EfficientDynamics sólo hay 3.000 € de diferencia
A la vista, el nuevo Serie 3 mantiene los rasgos característicos de la marca, prolongados a lo largo de 80 años de historia: su doble parrilla delantera ovoide, su alargada batalla, sus cortos voladizos, el ‘codo’ de las ventanillas traseras, su propulsión trasera (los modelos con tracción total XDrive, para más adelante), su reparto de pesos entre ejes 50/50… todo es reconocible en él, sin embargo los diseñadores del modelo han querido darle su pequeño toque personal: y por primera vez, se presentan unos faros delanteros, muy afilados, unidos completamente a la parrilla.
Apremiados por el empuje de las últimas actualizaciones de sus dos principales rivales, Mercedes Clase C y fundamentalmente el A4 de Audi, BMW renueva su buque insignia a partir de la carrocería más vendida: 4/5 puertas, dejando para más adelante la mecánica híbrida (otoño), las versiones familiares Touring, el coupé, el cabrio, y también, claro, habrá para los más hambrientos de prestaciones, un M3.
De momento, los BMW Serie 3 que salen en esta primera remesa, son:

320d-184 CV: 34.700 €
320 ED-163 CV: 33.950 €
328i-245 CV: 39.400 €
335i-306 CV: 48.100 €
Para la primera semana de marzo, se ampliará la oferta mecánica con las siguientes variantes:

316d -116 CV: 29.950 €
318d -143 CV: 31.850 €
320i -184 CV: 34.500 €
Como ya ocurrió en el lanzamiento del pequeño Serie 1, BMW introduce tres niveles de acabado que modifican el semblante interior y exterior del coche, desde las llantas de aleación hasta la propia llave pasando por la luz ambiental interior, según los gustos del cliente: ‘Line Luxury’, con multitud de elementos decorativos cromados, ‘Line Modern’, con aditamentos satinados, y ‘Line Sport’, fácilmente reconocible porque los ‘riñones’ de la parrilla delantera están conformados por ocho láminas más gruesas y no por once. Además, a partir de verano, BMW ofrece como equipamiento el ‘kit M’ de personalización, con llantas de serie de 18 pulgadas, opcionalmente de 19”, frenos deportivos de color azul de contraste, en el habitáculo, asientos específicos con tapicería de tela/alcántara, embellecedores en tonos azules, molduras M en los umbrales de las puertas, un volante forrado en cuero con el sello ‘M’, y a nivel técnico, unos desarrollos más cortos en el cambio manual.BMW introduce tres niveles de acabado que modifican el semblante interior y exterior del coche, desde las llantas de aleación hasta la propia llave pasando por la luz ambiental interior
Estas combinaciones posibles se multiplican si echamos mano de la gran variedad de equipamientos en opción que existen, que, como siempre en BMW, habrá que pagar aparte o en ‘paquetes’ que asocian diversas tecnologías. El cerebro-gestor de todas las operaciones abordo será la pantalla Connected Drive, un perfecto aliado para el viaje más seguro. Así las cosas, desde el selector iDrive, colocado sobre el túnel de transmisión, se configurará el Head Up-Display (por primera vez en el Serie 3), los asistentes de cambio de carril involuntario y de salida de trayecto, la alerta de colisión inminente, el control de velocidad activa con función Stop and Go, o el sistema de protección activa de ocupantes, quedando todo reflejado en el Connected Drive (sobre el salpicadero, en posición central).
Como colofón, el BMW Serie 3 incluye un sistema periférico e integral de cámaras, por tierra, mar y aire (Surround View y Top View), que controla absolutamente al milímetro lo que sucede en el contorno del coche (el ojo indiscreto que todo lo ve), para facilitarnos las maniobras de aparcamiento (en perfecta sinergia con los sensores delanteros y traseros) o hasta aparcar el coche automáticamente (Parking Assist). Además, gracias a estas cámaras, BMW añade como opción la apertura automática de la tapa de maletero: simplemente, basta con pasar un pie por debajo del faldón trasero.Un sistema periférico e integral de cámaras, por tierra, mar y aire (Surround View y Top View)
Con las mecánicas atmosféricas en el olvido, BMW ha saboreado el ‘placer de lo normal’, y apuesta íntegramente por motores turboalimentados con tecnología TwinPower Turbo, gracias a la cual las cifras finales (que no las sensaciones) de prestaciones mejoran y se reducen notablemente las emisiones y los consumos. Como mejor ejemplo, el motor paradigma de la eficiencia dentro de la marca: el bloque turbodiésel de dos litros en las versiones de 184 cv (320d) y 163 cv (320d EfficientDynamics), en este último caso con un consumo medio homologado de 4,1 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 109 g/km.El 320d EfficientDynamics homologa 4,1 l/100 km
En ciclo gasolina, la gran novedad en esta primera hornada del Serie 3 2012 será el 328i (que sustituirá al 330i), un cuatro cilindros en línea con excelentes rendimientos gracias a un turbo de bajo soplado que otorga su par máximo, de 350 Nm, a las 1.250 rpm, por el que su 0 a 100 km/h es de 5,9 segundos, pero también con una eficiencia muy notable, con un consumo medio de 6,4 l/100km. Además, como tope de gama, hasta la llegada del futuro M3, el poderoso 335i de seis cilindros en línea turboalimentado con 306 cv y 400 Nm de par máximo disponible desde las 1.200 ‘vueltas’.

apoyobmwnuevo_64bf84cd56a836ebc86ba8c03.jpg

Bajo los dictados de la efiicencia

Todos los propulsores vendrán de serie con la caja manual de seis velocidades y con el Auto Star/Stop, con independencia de la combinación motor/transmisión elegida. Opcionalmente, la rápida y eficiente caja automática de ocho velocidades (con levas con el acabado ‘Sport’), que igualará o disminuirá los consumos y emisiones del cambio manual, y el control dinámico del chasis ‘Driving Experience Control’, que incorpora el modo de conducción de consumo optimizado ‘Eco Pro’.
En marcha, a los mandos del 335i, apreciamos una mecánica refinada y más suave de lo que podíamos pensar en un principio. Asociado al cambio automático ZF de ocho relaciones, todo sucede de manera armoniosa: ni rastro de vibraciones desde el motor, la única perturbación que notamos son ruidos aerodinámicos de ventanillas y retrovisores a velocidades superiores a 150 km/h –y tampoco en exceso-. ¿Resultado? Es un coche rápido, con empuje y prestaciones de sobra (eso sí, en modo ‘Confort’ la relación del cambio automático y la respuesta del acelerador pecan de conservadores, suponemos que no habrá otra forma de homologar tales cifras de consumos con una potencia de 306 cv).
Además, queriendo o sin querer, BMW ha dotado a su nuevo Serie 3 de una personalidad diferente: los esfuerzos por mejorar el confort a velocidades cruceros lo han convertido en una berlina de Primer Ministro: es cómodo como un A4, y sólo los más puristas de BMW echarán en falta ese tarado de amortiguación tan firme y seco. Otra buena noticia es la dirección, sublime: su tacto es muy agradable, sumamente directa y precisa. Volvemos, pues, a girarnos hacia el Serie 5, del que ha tomado todo su aplomo, y al mismo tiempo le ha restado algo de pureza, la esencia de siempre, es decir, el nervio.BMW ha dotado a su nuevo Serie 3 de una personalidad diferente: los esfuerzos por mejorar el confort a velocidades cruceros lo han convertido en una berlina de Primer Ministro