Precios tras el IVA y el PIVE: El momento de comprar coche

portadapreciospiveiva_dfdaf6d3334ce65cc3d1081fc.jpg
Enrique Marco11 oct 2012
Los últimos acontecimientos -IVA al 21% y plan PIVE- han supuesto importantes cambios en los precios de los coches y en la mayoría de los casos el coste final para el cliente es más bajo que nunca. Eso sí, las cuentas no quedan nada claras, y cada marca fija los precios y aplica los decuentos como quiere. 
En las últimas semanas diversos factores han influido en los precios de los coches, principalmente la subida del IVA al 21% desde el 1 de septiembre y la entrada en vigor del Plan PIVE desde el 1 de octubre, de modo que por una parte se han incrementado y por otra han disminuido. A priori los 2.000 euros de ayuda del Plan PIVE compensan de sobra los 600 euros de media que se han podido incrementar los precios con esa subida del 3% por culpa del nuevo IVA, pero ¿son las cuentas tan claras como un 3% más y 2.000 euros menos? Desde luego que no, pues hay muchos matices, aunque realmente sí es cierto que estamos en un buen momento para comprar un coche nuevo debido a los suculentos descuentos que existen.
Todavía es pronto saber cuanto va a beneficiar el Plan PIVE a las ventas de coches nuevos en España, y si van a contrarrestar con creces la subida del IVA, pero desde las asociaciones de vendedores ya nos han informado de la mayor afluencia de clientes interesados a los concesionarios. Recordemos que los puntos básicos del Plan PIVE, el cual bonifica con 2.000 euros la compra de un coche nuevo, son los de entregar para el achatarramiento un coche de más de 12 años y optar por un vehículo poco contaminante (calificado como “Clase A” o “Clase B” en la tabla del IDAE) que cueste menos de 25.000 euros (o bien un eléctrico, híbrido o de autonomía extendida de cualquier precio). En la práctica, un 65% de los coches que se vende en España pueden acogerse a este plan, y recibirán los 2.000 euros de bonificación, 1.000 euros procedentes de las marcas y 1.000 euros del gobierno. Los “km0” de hasta 1 año de antigüedad también están incluidos en el plan.

preciospiveiva_xelec_71f2160b9f95543dc78ba7691.jpg

Ahora bien, una vez conocidos estos antecedentes, ¿Cómo han quedado los precios tras la subida del IVA y la entrada en vigor del Plan PIVE? La primera noticia que afectaba a los precios fue la del incremento del IVA, y las marcas han hecho con la subida de este impuesto lo que han querido, y más que por marcas deberíamos dividir en análisis por segmentos. Los turismos de ciudad y utilitarios han mantenido o incluso bajado sus precios a pesar de contar con unos impuestos un 3% superiores, de modo que dependiendo de la marca, modelo y versión concreta nos podemos encontrar con leves subidas o bajadas de precios respecto a las tarifas de agosto. Sin embargo, las clases medias y las de lujo sí han subido en su mayoría en torno al 3%, aunque el redondeo tanto al alza como a la baja ha sido una práctica común.Muchos coches no subieron de precio cuando se aplicó el IVA del 21%
Y con la llegada del Plan PIVE ¿Qué ha sucedido? Pues lo mismo que con el IVA, que cada marca ha hecho lo que ha querido, al menos en el tramo de los 1.000 euros que le toca descontar. Y es que, desde hace ya mucho tiempo los descuentos promocionales de las marcas duplicaban o triplicaban estos mil euros, de modo que ahora cada uno ha fijado las tarifas y los descuentos como ha creído, dependiendo del modelo en cuestión. Los otros 1.000 euros de descuento del Gobierno ¿son exactos? En este caso sí, pero sólo hasta la declaración de la Renta del año siguiente, ya que por esta subvención se debe tributar ¿y cuanto afecta al IRPF? Pues para un “mileurista” supondrá un perjuicio de 247 euros en su próxima declaración, mientras que para los sueldos más altos se traducirá en unos 500 euros. Por tanto, la ayuda real del Estado son entre 480 y 753 euros según quien la reciba.

preciospiveiva_xventa_fee7f95df4c3670123032f837.jpg

En definitiva, es un buen momento para comprar coche, pero con unas tarifas más confusas que nunca. Recomendamos echar un vistazo a las webs de las marcas, ya que cada una fija unos precios y unos descuentos, e incluso “rebautizan” el plan, como el “PIVE+” de Seat. Otras simplemente anuncian que mejoran el plan, otras que lo duplican, las hay que lo ligan a la compra a plazos con su propia financiera, otras que añaden regalos (Citroen incluye un Tablet navegador) o incluso las que “pasan” de las normas, como Renault, y publicita que dan las ayudas del gobierno “para todos, sin condiciones, traigas o no tu viejo coche”. Así pues, si comparamos los precios de agosto y los de ahora –tanto entregando un coche viejo como sin hacerlo- nos encontramos con que, de media, son algo más baratos, pero que sean 2.000 euros inferiores por un lado (Plan PIVE) y un 3% superiores por otro (nuevo IVA) será pura coincidencia. Puede que te ahorres 500, 1.000, 1.500 o incluso mucho más de 2.000 euros; además de que cada marca te exigirá unas condiciones y/o te ofrecerá una serie de regalos y ventajas. Conclusión: mejores condiciones que nunca, aunque también más ambiguas y variadas que nunca. Existen suculentos descuentos, pero no exactamente 2.000 euros menos que hace un mes