Porsche Panamera Turbo S, Diésel y Hybrid: Deportividad, lujo y bajos consumos

gen_rep_panamera_1e3cb7bf3d34be8c0369734f9.jpg
Diego Zotes01 oct 2012
Nos ponemos al volante de las versiones más representativas de la berlina de lujo deportiva Panamera de Porsche. Son el Turbo S, el Diésel y el S Hybrid, el primero con una presencia y unas prestaciones escalofriantes, el segundo con unos consumos, precio y una rodadura excelentes y el tercero con la innovadora tecnología híbrida tan deportiva como ecológica.
Hace unos años parecía impensable encontrar algunos modelos de Porsche que ahora son muy comunes. Rompían totalmente con los cánones establecidos por la propia marca hace algunos años, dando un giro radical a la política del producto ofreciendo cada vez más pluralidad de estilos de coche, y que curiosamente ahora se han convertido en el núcleo fuerte de sus ventas por todo el mundo. Eso sí, siempre presentan unas más que evidentes reminiscencias al estandarte de su marca, el 911 Carrera. Hablamos del todoterreno Cayenne o de la berlina Panamera llegada hace algo más de dos años y que hoy analizamos a fondo, así como de los motores diésel que han incorporado a la gama en los últimos tiempos. Pero es que además, fruto de su vinculación con Volkswagen, a la que pertenecen en su totalidad desde este verano, han entrado por la puerta grande en la hibridación de vehículos de alta gama así como en la adaptación de motores diésel de ato rendimiento.
Con nuestro tremendo interés por probar la nueva gran berlina de lujo con cinco puertas de estilo coupé de gama alta de Porsche, hemos podido ponernos a los mandos de varias de sus motorizaciones más exclusivas y demandadas, a cada cual más interesante, dibujando un producto exquisito y distinguido con una dualidad perfecta de confort y deportividad que ensombrece a cualquier otra berlina del mercado.
Cualquiera de las versiones de Panamera en los que nos hemos subido son auténticas naves refinadas y elegantes con un toque muy deportivo, un interior de lujo con gran amplitud para cuatro pasajeros en asientos independientes de tipo bacquet, un equipamiento sobresaliente y un gran maletero de 432 litros. Eso sí, los precios son muy dispares dependiendo de la versión por la que optemos, puesto que para el Turbo S que analizamos hay que desembolsar nada menos que 190.141 euros, precio con el que se pueden comprar 2 diésel de 87.646 euros y sobrarnos dinero o un S Hybrid de 116.645 euros y ahorrarnos un buen montante. Los precios de las unidades probadas son muy dispares y van dede los 87.646 euros hasta los 190.141 euros
Tras el contacto que mantuvimos inicialmente con la versión Turbo de 500 cv al poco de lanzarse al mercado, hemos decidido ponernos al volante de tres de sus versiones con motores muy diferentes, para ver qué ofrecen cada uno de ellos. Por un lado, nos ponemos a los mandos del buque insignia Turbo S, de la versión más comercial y económica Diésel y de la máxima innovación tecnológica, el S Hybrid.
Panamera Turbo S
El Turbo S resulta el máximo exponente de deportividad y confort y supone una vuelta de tuerca al motor V8 de 4,8 litros sobrealimentado por dos turbos que ya catamos en el Turbo, aumentando su potencia en 50 cv hasta los 550 cv a 6.000 rpm y el par hasta los 800 Nm con Overboost desde las primeras 2.250 vueltas gracias a la baja inercia de sus turbocompresores de titanio y aluminio, logrado en los modos de conducción Sport y Sport Plus del paquete Sport Chrono de serie en el Turbo S. Toda esta fuerza la entrega a las cuatro ruedas y va asociado también al exquisito cambio automático de doble embrague PDK de 7 velocidades con levas en el volante. ¡Sus cifras son impresionantes! Acelera de 0 a 100 km/h en 3,8 segundos y alcanza los 306 km/h sin limitar, prestaciones de auténtico superdeportivo, mientras que sus consumos a pesar de no ser de utilitario, son muy recatados, 11,5 litros a los 100 km en ciclo combinado. Esto es gracias a los sistemas de recuperación de energía en fases de frenado y deceleración así como al sistema de arranque y parada del motor de serie. La realidad es que acelera como un cohete y todo pasa muy deprisa, aunque por su facilidad de manejo y su confort parezca que no es así…
a favor-Diseño deportivo espectacular-Prestaciones que ponen los pelos de punta-Comportamiento excepcional en toda circunstaciaen contra-Precio disparado-Acceso a las plazas traseras algo justo
A pesar de sus más de 2.000 kilos de peso y sus casi 5 metros de longitud se mueve con una agilidad sorprendente, gracias a su tren de rodaje adaptativo a la situación, con cantidad de sistemas de ayuda a la conducción y control del chasis donde encontramos una impecable tracción total activa Porsche Traction Management (PTM) asistida por el Porsche Torque Vectoring Plus (PTV Plus), el control del balanceo mediante el sistema Porsche Dynamic Chassis Control (PDCC), una suspensión neumática de serie Porsche Active Suspension Management (PASM) con varias regulaciones en dureza y altura, en parte asociadas a varios modos de conducción (Comfort, Sport y Sport Plus) que encuentran el compromiso perfecto entre confort y deportividad dependiendo de las necesidades.

detalle_aspecto_turbos_5bf66dfba0fce669ea26dea54.jpg

El diseño es un factor clave que diferencia por fuera al Turbo S sobre el resto de sus hermanos, destacando atractivos aditamentos aerodinámicos específicos como el paragolpes con inmensas aberturas redondeadas de refrigeración, faldones por los cuatro costados, difusor trasero, el alerón retráctil automáticamente de gran amplitud con cuatro posiciones, unas espectaculares llantas de 20 pulgadas y cinco radios dobles de estilo 911 Turbo II y un kit de frenos opcional carbocerámico con pinzas amarillas de 6 pistones delante. El interior presenta de serie un espectacular acabado en cuero negro en los asientos y el salpicadero, que puede solicitarse bicolor negro/crema, con ajuste eléctrico en 14 posiciones, rematado con detalles en madera de abedul grisáceo muy atractivos y elegantes. La columna de dirección también tiene ajuste eléctrico. De serie disfruta de un equipo de audio de alta calidad de la marca Bose diseñado específicamente para este coche, con 14 altavoces y amplificador de 585 vatios, mientras que en opción como nuestra unidad se puede optar por el equipo de audio High-End de la marca Burmester que reparte 1.000 vatios entre 16 altavoces, una experiencia alucinante.

detalle_motor_turbo_s_175a8ae1eaf95b1cee86e5c52.jpg

Panamera Diésel
Por otra parte, nos subimos también al Panamera Diésel, el más ahorrador y uno de los más económicos de la gama, aunque no menos impresionante que los demás por su distinción y empaque. Su diseño es tan elegante como el resto de Panameras, aunque de serie el conjunto es algo más discreto al estilo del V6 de gasolina, con llantas de 18 pulgadas y una aerodinámica menos elaborada que en sus hermanos de gama más potentes, apreciable en los paragolpes y en la ausencia de alerón. Además lleva distintivos “diésel” en las puertas delanteras mientras que las dos salidas de los escapes son específicas para esta versión.

detalle_diseo_diesel_8457cc5f2af3fb6da7354463c.jpg

Evidentemente el equipamiento del Diésel no es como en el Turbo S, donde prácticamente todo está incluido de serie, dado su elevadísimo precio. Por ejemplo los faros bi-xenón o la iluminación activa Porsche Dynamic Light System están disponibles de forma opcional, así como el paquete Confort de regulación eléctrica de los asientos deportivos en 14 posiciones. De serie los asientos son de piel y ofrecen regulación eléctrica en 8 posiciones, dispone de climatizador bizona, sistema de audio con lector de CD con pantalla a color de 7 pulgadas, 10 altavoces y 100 vatios. Opcionalmente se le puede sumar el Porche Communication Management (PCM), el sistema de sonido envolvente Bose o el sistema de calidad High-End de Burmester. También pueden elegir por montar el sistema de ayuda al aparcamiento Park Assistant delante y detrás, sistema de entrada y arranque sin llave Porsche Entry & Drive y el control de velocidad adaptativo.
a favor-Consumo de combustible de sólo ¡6,3 litros!-Diseño más elegante aunque menos deportivo-Prestaciones muy buenasen contra-Peso perceptible-Suspensión neumática opcional
El motor que emplea es el V6 de 3.0 litros turboalimentado por turbina de geometría variable con inyección directa por common rail de 2.000 bares de presión e inyectores piezoeléctricos de origen Volkswagen que entrega 250 cv a 3.800 rpm y un par motor de 550 Nm entre sólo 1.750 rpm y 2.500 rpm que lleva al eje trasero, logrando prestaciones realmente buenas, con una aceleración de 6,8 segundos de 0 a 100 km/h y alcanzando los 242 km/h. El funcionamiento es el típico de un motor diésel de gran par motor, con unas recuperaciones muy llamativas y una gran suavidad de marcha. A esto ayuda notablemente el modo Sport que incorpora, que potencia las reacciones del motor.

detalle_motor_diesel_69ff29599149e26832368ac6f.jpg

Gracias en parte a su combinación con el exclusivo y avanzado cambio automático Tiptronic S de 8 velocidades con levas al volante y por otra parte al sistema automático de arranque y parada del motor, el consumo es sorprendentemente bajo, con una media de 6,5 litros a los 100 km y unas emisiones de 172 gr/km, que pueden rebajarse hasta los 6,3 litros y a 167 gr/km adquiriendo las llantas opcionales de 19 pulgadas con neumáticos de baja resistencia a la rodadura, lo que brinda una autonomía de más de 1.200 kilómetros. Además, para conseguir rebajar el peso del conjunto, elementos como los ejes, las puertas, el capó, las aletas delanteras y el portón trasero están fabricados en aluminio.El diésel, con un lujo soberbio y unas prestaciones más que decentes, consigue un consumo de sólo 6,3 litros a los 100 km
Su comportamiento muestra algo menos de brío que sus hermanos de gama más potentes, básicamente porque su motor es más pequeño y le faltan cantidad de sistemas de ayuda a la conducción, aunque el aplomo y el confort es exactamente igual que en aquellos, sobre todo si optamos por la suspensión neumática opcional (PASM) que adapta la altura de la carrocería y la dureza de reacciones. De serie lleva una suspensión de acero convencional que funciona muy bien, pero no de forma excepcional como la neumática. Su configuración es como la de sus hermanos de gama, con suspensión independiente de aluminio delante y detrás, de dobles brazos transversales y multibrazo respectivamente.
Aunque se trate de un diésel y no un deportivo en toda regla, su capacidad de frenado es excelente, ofreciendo de serie pinzas delanteras de aluminio monobloque de seis pistones que muerden discos perforados de nada menos que 360 mm, mientras que detrás lo hacen unas pinzas de aluminio monobloque de cuatro pistones con discos de 330 mm. Como en el resto de la gama, se ofrece en opción el equipo de frenado carbocerámico de alto rendimiento.
Panamera S Hybrid
Como no podía ser de otra manera, nos subimos también al Panamera más innovador y con mejor relación potencia/prestaciones/consumos, la versión Hybrid realizada sobre la variante deportiva S, que bate en eficiencia a todos los vehículos híbridos del segmento de lujo. Combina magistralmente la exclusividad, la deportividad y el confort característicos de los vehículos de la marca, con unas prestaciones sobresalientes.

detalle_logotipo_hybrid_5da65a1eb9caceeae93a9a9ed.jpg

El sistema de propulsión combina un motor de gasolina V6 de 3.0 litros de 333 cv con uno eléctrico sincrónico de 47 cv que de forma combinada entregan 380 cv de potencia y 300 Nm de par máximo disponible de forma constante desde ralentí. Está asociado, como el Panamera Diésel, con el cambio automático Tiptronic S de 8 velocidades, aunque con una gestión completamente diferente debido a los distintos regímenes del motor. Con ello logra acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 6 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 270 km/h, aunque viendo estos valores lo que más llama la atención son sus cifras de consumo y emisiones, con una media combinada de 7,1 litros a los 100 km y unas emisiones de CO2 de 167 gr/km con neumáticos deportivos, mientras que si se eligen los Michelin de baja resistencia a la rodadura montadas en unas espectaculares llantas de 19 pulgadas, las cifras bajan a 6,8 litros y a 159 gr/km de CO2.
a favor-Relación potencia, prestaciones y consumos-Estetica deportiva-Equipamiento muy completoen contra-Precio elevado-Motor eléctrico de capacidad muy limitada
La autonomía puramente eléctrica es de 2 kilómetros y, dependiendo de las condiciones, se puede llegar a mantener en motor eléctrico hasta los 85 km/h. El exclusivo sistema híbrido de este Porsche le permite desplegar una serie de tecnologías desconocidas a favor del consumo como la “navegación a vela”, que separa el motor de combustión del cambio y permite al coche desplazarse por inercia manteniendo la velocidad en autovías y carreteras. Con el sistema Parallel Full Hybrid que emplea el Panamera se aprovecha al máximo el motor eléctrico en todas las circunstancias de utilización, apoyando siempre al motor de combustión para conseguir las aceleraciones típicas de Porsche.

detalle_motor_hybrid_0a4f58169c061ed24293bd3ce.jpg

Estéticamente, el Panamera S Hybrid está basado en el Panamera S, distinguiéndose de éste mediante los logotipos de “hybrid” que recorren la carrocería, en las puertas delanteras y en el portón trasero, mientras que el equipamiento interior y exterior está al mismo nivel que el Panamera S, con elementos de serie como la suspensión neumática adaptativa (PASM) o la servodirección electrónica Servotronic.
Gracias a las emisiones notablemente reducidas del Panamera S Hybrid, en cantidad de mercados europeos como nuestro país disfruta de ventajas impositivas, que nos podemos ahorrar 4.475 euros.
Este Panamera S Hybrid, como el resto de sus hermanos de gama, aúna magistralmente la deportividad y precisión de un tren de rodaje de un auténtico deportivo Porsche, con la finura y el confort de una berlina de lujo.
En definitiva, esta versión hibrida de lujo, con un equipamiento tan completo como el Panamera S, ofrece un motor de gasolina, más refinado aún que el diésel, así como unos consumos muy recatados que quizás no llegan ni a 7 litros, con lo que es una opción más que interesante sabiendo que por precio se sitúa en la zona intermedia de la gama, en el entorno de los 115.000 euros.