Porsche Panamera S Hybrid: Concepto híbrido deportivo

a fondo Porsche Panamera S Hybrid 1
Diego Zotes18 jul 2011
El nuevo Panamera S Hybrid nos ha demostrado por tramos urbanos y carreteras secundarias, que son compatibles sus 380 cv, con un gran confort para cuatro pasajeros y unos reducidos consumos de tan sólo 6,9 litros a los 100 km
Contacto
El exitoso fabricante de automóviles alemán Porsche, además de construir algunos de los coches más prestacionales y deseados del mundo, está desarrollando actualmente toda una gama de automóviles de altas prestaciones ecológicamente correctos movidos por una combinación de motores convencionales de cumbustión y motores eléctricos, es decir modelos híbridos muy eficientes. Esto no es algo nuevo para la marca, puesto que aunque parezca una paradoja fue una de las pioneras en la adaptación del motor eléctrico al automóvil, allá por el año 1902 con el lanzamiento del modelo Lohner-Porsche de la mano del, en aquel momento, recién titulado en ingeniería Ferdinand Porsche fundador de la casa de Stuttgart.
Para demostrar la importancia que para ellos tienen la energías alternativas, fundamentalmente la electricidad, y fruto de toda este tecnología conocida para ellos, en los últimos tiempos han ahondado en el concepto que ellos llaman Porsche Intelligent Performance, (Prestaciones Inteligentes de Porsche), de cuyos estudios han surgido varios prototipos eléctricos, como el Boxster E, el 918 Spyder o incluso el coche de competición 911 GT3 R Hybrid. Además de prototipos, ya hay coches reales como el Cayenne S Hybrid que se venden y muy bien en el mercado, y ahora llega un segundo modelo movido por el mismo sistema conocido como Full Hybrid, la berlina coupé de lujo Panamera S Hybrid. Con esta versión se rivaliza directamente con berlinas de lujo también híbridas aunque algo menos deportivas como el BMW Serie 7 ActiveHybrid, el Lexus LS 600h o el Mercedes S400 Hybrid.
Se trata de la versión híbrida de la berlina deportiva de lujo de Porsche, el Panamera S Hybrid, que ya se puede adquirir en los concesionarios y muestra el mismo sistema Full Hybrid que su hermano SUV de lujo Cayenne S Hybrid, aunque en lugar de optar por transmitir la potencia a un sistema de tracción total, lo hace a un sistema de propulsión trasera, que junto a un peso inferior y una mejor aerodinámica consiguen mejores prestaciones y un mayor dinamismo.
El Panamera S Hybrid supone todo un despliegue de eficiencia tecnológica, combinando un motor de gasolina de inyección directa y compresor volumétrico V6 de 3.0 litros de 330 cv de potencia con un diminuto motor eléctrico colocado en paralelo a continuación que puede sumar en momentos de máxima carga eléctrica sus 47 cv para entregar conjuntamente 380 cv y un par máximo de 580 Nm, cifras que suenan realmente escalofriantes. Más aún si conocemos que su consumo medio a los 100 km según homologaciones, más estrictas por cierto, son de 7,1 litros a los 100 km y sus emisiones de CO2 al medioambiente de 167 gr/km. Con estas cifras de potencia y par consigue acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 6 segundos y logra una velocidad máxima de 270 km/h, gestionado todo perfectamente por un cambio automático secuencial Tiptronic de 8 velocidades y varios programas de conducción (Sport y Sport Plus), como el resto de la gama Panamera a los que suma el modo E-Power, para adecuar las prestaciones y la entrega de potencia a las solicitudes del conductor.

a fondo Porsche Panamera S Hybrid 2

Curiosamente, si se opta por la opción de llantas de 19 pulgadas con neumáticos Michelin Pilot Sport A/S Plus M+S de todo tiempo y baja resistencia a la rodadura desarrollados específicamente para este coche, el consumo homologado baja hasta los 6,9 litros a los 100 km y las emisiones hasta los 159 gr/km, dejando también su velocidad máxima recomendada en 240 km/h, con lo que se paga menos impuestos por rebajar la barrera impositiva de los 160 gr/km, es decir, que por 1.300 euros que cuesta la opción de la llantas de 19 pulgadas, además de tener un diseño más espectacular ahorramos un total de unos 4.227 euros del precio final, quedándose en 112.532 euros.
Comparativamente respecto a un Panamera S convencional V8 de 4,8 litros y 400 cv, el Panamera S Hybrid tiene 20 cv menos pero 80 Nm más de par motor, acelerando de 0 a 100 km/h en tan sólo 0,6 segundos más, alcanzando 13 km/h menos de velocidad máxima, pero consume hasta 3,5 litros menos y emite 83 gr/km menos, mientras que la autonomía puede ser de hasta 500 km más, llegando hasta los 1.470 km. De precio, el Panamera S Hybrid con sus 115.559 euros se posiciona entre el Panamera S y el Panamera 4S, bastante por encima del primero y muy cerca del segundo.
En cuanto al diseño general exterior e interior, las diferencias son inapreciables, aparte de logotipos indicadores en el frente de las puertas delanteras y en el centro del portón del maletero. Por otra parte, en el cuadro de mandos muestra una pantalla digital lateral entre los relojes donde se refleja el funcionamiento del sistema híbrido de propulsión en tiempo real, que siempre mantiene informado al conductor.

a fondo Porsche Panamera S Hybrid 3

El sistema híbrido empleado por Porsche es un sistema Full Hybrid, lo que quiere decir que el motor eléctrico es capaz de funcionar independientemente del motor de combustión hasta un máximo de 2 kilómetros de distancia y hasta una velocidad aproximada de 85 km/h, mientras que se puede circular en modo navegación a vela hasta los 165 km/h levantando el pie del acelerador consiguiendo una importantísima reducción de consumos.
¿Cómo funciona exactamente el sistema híbrido paralelo?
En los modelos de Porsche se ha elegido el sistema híbrido paralelo por su flexibilidad a la hora de adaptarlo a distintos modelos de la marca de manera sencilla, por la ligereza del peso del conjunto y, por tanto, por el dinamismo propio de Porsche que permite la suma total de potencias. Eso sí, sólo suman sus potencias completamente cuando se pisa el acelerador a fondo o al 100% en modo Normal de gestión del motor o a un 80% en modo Sport, siempre y cuando haya suficiente batería almacenada para permitir funcionar al motor eléctrico.
En total, rodando con el Panamera S Hybrid podemos encontrarnos 8 situaciones de conducción:

-Conducción eléctrica: En conducción eléctrica, el vehículo avanza sin emisiones. Para ello es necesario un modo de conducción moderado. Se podrá desplazar hasta 2 km y a una velocidad de hasta 85 km/h (con ligera pendiente) prescindiendo del motor de combustión. Además, ahora también es posible el arranque en modo eléctrico en frío.
-Conducción con motor de combustión: Cuando la demanda de carga es elevada, la tracción se produce exclusivamente desde el motor de combustión.
-Boost: Para alcanzar el máximo rendimiento y combinar ambos motores se pisa a fondo el pedal del acelerador haciendo kick-down en la caja de cambios. Se consigue una respuesta inmediata especialmente dinámica y unas magníficas prestaciones.
-Planeo o navegación a vela: Para aprovechar el potencial de ahorro del sistema híbrido incluso a altas velocidades por carreteras o autopistas, se puede emplear el modo planeo hasta los 165 km/h. Soltando el acelerador durante la marcha se desconecta el motor de combustión, desplazándose el vehículo por inercia con emisiones cero. Si se requiere más potencia, arranca el motor de combustión al toque del acelerador.
-Recuperación: Para recuperar energía, el módulo eléctrico funciona como alternador y genera energía para cargar la batería perceptible como un ligero frendo. Para ello es imprescindible tocar el pedal de freno con un corto recorrido. Si se pisa a fondo, se activa como de costumbre el sistema convencional de frenos.
-Carga de batería durante la conducción: El motor de combustión acciona las ruedas y carga al tiempo la batería a través del módulo eléctrico, que funciona como alternador.
-Auto Start-Stop: Si se detiene el vehículo el motor de combustión se apaga automáticamente.
-Carga de batería con el vehículo parado: El motor de combustión carga la batería de alto voltaje con el vehículo parado si hay poca carga. Durante la fase de Auto Start-Stop se arranca el motor de conbustión y el módulo eléctrico sirve de alternador trifásico.