Porsche Macan S Diesel: El SUV más deportivo

macand_portada_e5c4bb8eaf210ff8874bc8a2c.jpg
Enrique Marco23 abr 2014
Probamos uno de los modelos más deseados del momento, el Porsche Macan, en la versión que va a tener la mayor aceptación, la S Diesel de 258 cv. Sorprende como un SUV de gasoil puede proporcionar una experiencia de conducción tan deportiva, y por su extraordinaria valoración le pone las cosas muy difíciles al Cayenne.   
Todavía no ha pasado un mes desde el inicio de sus ventas y el Porsche Macan ya se ha convertido en uno de los modelos más deseados del mercado. Tras haber realizado nuestra primera toma de contacto con toda la gama Macan, nos centramos ahora en la motorización que acaparará la mayor parte de las ventas: Macan S Diesel. Es por ahora la única variante de gasoil, y con su motor V6 de tres litros de cilindrada y 258 cv va obligatoriamente asociado a la caja de cambios PDK de 7 velocidades y a la tracción integral 4x4. Cuesta 63.153 euros, unos 7.000 euros más que un Audi Q5 de similares características, modelo del cual deriva pero del cual se diferencia notablemente en todos los apartados.
a favor-Deportividad y eficacia-Calidades de lujo-Prestaciones elevadas junto a bajos consumosen contra-Precio del coche y de las opciones-Demasido cerca del Cayenne
A algunos quizá les parezca un precio elevado, o muy superior al del Q5, pero tras haber probado el Macan S Diesel entendemos un poco mejor esa filosofía que quieren transmitir en la marca, en la que dicen que el Macan no es simplemente un SUV de características deportivas, sino “el primer deportivo del segmento”. Cierto es que nuestra unidad de pruebas venía con dos extras que acentúan esa deportividad y efectividad en la conducción, la suspensión activa PASM (1.268 €) y el Paquete Sport Chrono Plus (1.177 €), sistemas que permiten configurar una conducción a la carta y que probablemente sean los elementos opcionales más recomendables de los muchísimos que ofrece el Macan.
De este modo, y aún refiriéndonos al motor diesel, el Porsche Macan es claramente la opción más deportiva de este tipo de vehículos, y en todo caso será a partir de junio cuando probablemente tenga un rival muy duro: el BMW X4. Hasta entonces el Macan no tiene parangón ni por diseño y estilo, ni por comportamiento y eficacia; de modo que quizá la primera duda que le asalte a quien piensa en la compra de este coche no es sobre la competencia sino sobre si… ¿me interesa más un Cayenne Diésel con la misma base mecánica por sólo 7.500 euros más?

macand_xa_8fef873806cc165cc5d8bf8a3.jpg

La respuesta la deberá dar cada uno en función a sus gustos y necesidades, y el cliente que o bien necesite mucho espacio en el matero y las plazas traseras, o bien prefiera presumir de un coche cuanto más grande mejor, podrá decir que prefiere el Cayenne. Ahora bien, para quien la diferencia de 16 centímetros de longitud y 170 litros de capacidad de maletero no signifique mucho, el Macan S Diesel resultará mucho mejor que el Cayenne Diesel tanto por prestaciones y consumos como por comportamiento y diversión al volante. Y es que lo que ha conseguido Porsche con este vehículo es digno de admiración, ya que si hace un par de décadas a uno le dicen que podría divertirse practicando una conducción deportiva en carretera con un todoterreno diesel, sencillamente no se lo hubiera creído. Con el Porsche Macan S Diesel es posible.Para la mayoría de los conductores el Macan resultará mejor opción que el Cayenne
Con unas medidas de 4,68 metros de largo, 1,92 metros de ancho y 1,62 metros de alto el Porsche Macan S Diesel da en la báscula 1.880 kilos. Los más de 200 kilos de diferencia con el Cayenne se notan, y mucho, por lo que esa mayor agilidad de la que hace gala posibilita una conducción más fácil, más segura y sobre todo más divertida. En cuanto a sensación de amplitud, calidad o lujo, en las plazas delanteras no encontrarnos diferencia alguna entre el Macan y el Cayenne, pues parecen pertenecer ambos a la misma categoría. Es como decíamos antes, la amplitud en las plazas traseras o la capacidad del maletero (el Macan ofrece un volumen de 500 litros ampliables a 1.500 litros, por los 670/1.780 litros del Cayenne), la única baza objetiva que juega en favor del hermano mayor.

macand_xb_b2ce3bad17f49ebd6e6b04fa4.jpg

Vamos ahora al motor. El 6 cilindros de 3 litros toma la base que ya conocemos en el Cayenne o en el Audi Q5, pero en lugar de 245 cv evoluciona hasta los 258 cv al recibir nuevos ajustes. De este modo, incluso comparado con el Q5 (que pesa prácticamente lo mismo) el Macan S Diesel obtiene las mejores cifras de consumo y prestaciones, pero respecto al bastante más pesado Cayenne las diferencias son ya muy notables en aceleración y gasto de combustible. Así las cosas el nuevo Porsche Macan S Diesel homologa unas cifras de 230 km/h de velocidad máxima, 6,3 segundos en aceleración de 0 a 100 km/h (6,1 segundos si cuenta con el Sport Chrono Plus opcional) y 6,3 l/100 km de gasto medio de combustible (6,1 l/100 km si lleva neumáticos de todo tiempo).Las prestaciones de este SUV diésel son prácticamente las de un deportivo
De serie el Porsche Macan viene con llantas de aleación de 18 pulgadas, y curiosamente calza gomas de diferente anchura en el eje trasero y en el delantero (algo habitual en los deportivos puros), pues delante lleva una medida de 235/60 R18 y detrás 255/55 R18 (opcionalmente se pueden pedir llantas de hasta 21 pulgadas). Suponemos que con la configuración estándar de suspensiones el comportamiento dinámico será francamente bueno, pero recomendamos los dos extras antes mencionados (suspensión activa PASM y Sport Chrono Plus), pues son dos de los sistemas opcionales de coste más razonable y que más aportan al conjunto. Aunque todavía hay en opción otra suspensión de tipo neumático más evolucionada y costosa, ésta que venía en la unidad de pruebas, que cuesta 1.268 euros, permite tres modos de uso “Confort”, “Sport” y “Sport Plus” que ajustan la dureza a los requerimientos del conductor. Por su parte, el Sport Chrono Plus que cuesta 1.177 euros, además del bonito cronógrafo que se añade al salpicadero, incluye un botón que hace la respuesta mecánica más viva y la función “Launch Control” para aceleraciones fulgurantes desde parado (rebaja dos décimas el tiempo para fijarlo en 6,1 segundos de 0 a 100 km/h).
Con estas cifras y estos extras ya nos podemos hacer una idea de lo bien que va este Macan S Diesel, que ¡hasta suena bien! Conducirlo resulta todo un placer, pues hacerse con él y cogerle confianza es fácil (considerablemente más que con un SUV más grande), se muestra deportivo y seguro, si vas a velocidades de crucero conservadoras gasta muy poco combustible, y si se trata de dar rienda suelta al acelerador es muy rápido y muy eficaz. Por todo ello, es justo que cueste 7.000 euros más que un Audi Q5 y sólo 7.500 euros menos que un Cayenne (los tres con una misma base mecánica, aunque la del Macan más evolucionada). Ahora bien, la unidad probada que podéis ver en las fotos contaba con una cantidad de extras que encarecían el precio final hasta más de 80.000 euros, la mayoría de ellos prescindibles y bastante caros. Por ejemplo, de serie cuenta ya con unos bonitos y cómodos asientos con material alcántara, pero el paquete de cuero integral y asientos más deportivos de nuestra unidad subía nada menos que 5.308 euros. También es caro el navegador del sistema PCM, que se muestra en la pantalla central de 7 pulgadas y cuesta 3.120 euros. En definitiva, un extraordinario SUV deportivo prácticamente sin rival que permite bajos consumos, uso familiar y conducción deportiva; todo ello aderezado con una buena dosis de atractivo diseño e imagen de lujo.

macand_xc_13f8ce45c1e61441c771fc22c.jpg