Porsche E-Mobility: La mejor relación entre prestaciones y consumos

gen_rep_porsche_cayenne_ehybrid_ef400947e190edb281be13541.jpg
Diego Zotes05 jun 2015
En una prueba de consumo que ha celebrado Porsche entre la prensa del motor, nos quedamos de nuevo asombrados con la combinación entre las impresionantes prestaciones de sus modelos e-Hybrid con unos consumos realmente inverosímiles.
En Autocity hemos acudido a la invitación que nos ha hecho Porsche España para realizar una prueba de consumo con sus modelos híbridos enchufables, el Panamera e-Hybrid y el más reciente Cayenne e-Hybrid, para demostrarnos su gran capacidad como vehículos híbridos y que es cierto que en recorridos reales que combinan trazados urbanos y de carretera son capaces de conseguir unas cifras de consumo que resultan increíbles para cualquiera.
De hecho, el fabricante de deportivos de alto rendimiento Porsche presume de ser uno de los fabricantes más preocupados por la reducción de consumos y por el desarrollo de vehículos con energías alternativas como la electricidad, con un modelo representativo que data nada menos que de 1900, el “Semper vivus” de Lohner-Porsche, que se propulsaba con dos motores eléctricos en las ruedas.
Toda una contradicción, uno de los rasgos más curiosos del fabricante alemán, puesto que parece a priori imposible que vayan de la mano las mayores prestaciones con consumos reducidos. Pues así es, y Porsche no ha dejado de sorprendernos con sus últimas creaciones. Lo lleva demostrando años bajo su lema Porsche Intelligent Performance, cuyo objetivo es reducir drásticamente los consumos y las emisiones de sus coches en los momentos en los que no están empleando su máxima potencia, con sistemas pioneros como el arranque y parada automáticos, disponibles en toda su gama, así como el modo de conducción a vela, que a velocidades de crucero desengrana el motor del cambio cuando se suelta el pedal para que el vehículo se mueva por inercia a velocidades elevadas.

panamerasehybrid_46fd35a2c901dc605d8eab8f7.jpg

Por otro lado Porsche también fue el primer fabricante que presentó el primer modelo deportivo con sistema de propulsión híbrido, puesto que era un propulsor de nada menos que 333 cv de potencia. Hace tiempo ya que se acompaña de otro de sus vehículos más representativos, creado ya hace unos años como un laboratorio sobre ruedas, es el Boxster-E, una posible solución deportiva exclusivamente eléctrica para el futuro.
Y ahora los coches materiales que nos encontramos en la lista actual del fabricante son el Panamera S e-Hybrid y el Cayenne S e-Hybrid, que aportan una nueva batería de iones de litio con mucha más capacidad, que además permite ser recargada por la electricidad convencional, lo cual reduce los consumos y las emisiones en un 60% respecto a aquel.
De hecho estos nuevos e-Hybrid disponen de una autonomía para funcionar exclusivamente en modo eléctrico de 36 kilómetros, y ambos modelos tienen unas características prácticamente iguales. Este conjunto propulsor entrega una potencia de 416 cv (333+95) y un par de 590 Nm desde sólo 1.250 rpm. Estas impresionantes cualidades del propulsor logran lanzar al Panamera e-Hybrid hasta los 100 km/h en sólo 5,5 segundos y llevarlo hasta los 270 km/h de velocidad máxima, consumiendo tan sólo 3,1 litros a los 100 km y 71 gr/km de CO2. En el Cayenne e-Hybrid estas cifras cambian ligeramente puesto que desplaza algo más de peso y con peor aerodinámica, alcanzando los 100 km/h en 5,9 segundos y los 243 km/h de velocidad máxima, con un consumo de 3,4 litros a los 100 km homologados y unas emisiones de 79 gr/km de CO2. El Panamera puede circular en modo exclusivamente eléctrico hasta una velocidad de 135 km/h mientras que el Cayenne puede hacerlo hasta los 125 km/h.

panamerasehybrid_mecanica_111b1159dd561fb95ecd26977.jpg

El precio del Panamera S E-Hybrid es de 110.270 euros mientras que el Cayenne S E-Hybrid es de 86.026 euros.
Modos de conducción del propulsor e-Hybrid
El propulsor e-Hybrid ofrece al conductor hasta 4 modos de conducción que actúan directamente sobre el motor y las prestaciones que se buscan obtener: E-Power, Hybrid, Sport Hybrid y Race.

cayennesehybrid_69612cca40659354b5b9a8b65.jpg

Nada más arrancar el coche nos encontramos en modo E-Power, que es el modo más eficiente y busca obtener el menor consumo, potenciando el funcionamiento de su motor eléctrico durante toda su autonomía.
En una tecla de selección aparece el modo E-Charge, que permite recargar la batería de alto voltaje mediante el motor de combustión que genera con este fin una mayor potencia. Es un modo ideal para emplear mientras se circula por autovía, aprovechar el funcionamiento del motor de combustión y cargar la batería para mover el motor eléctrico posteriormente cuando la conducción sea urbana.
Si queremos más prestaciones, existe el modo Sport seleccionable también mediante una tecla en la consola central. Con este modo interactúan las potencias de los dos sistemas de propulsión a la más mínima insinuación al acelerador mediante la función Boost.
Por otro lado, el e-Hybrid tiene la función de navegación a vela en todos los modos menos los deportivos, que mientras funciona el motor de combustión garantiza los mínimos niveles de consumos y emisiones.