Porsche Cayman: Con el pequeño basta

a fondo Porsche Cayman 1
Enrique Marco02 dic 2011
Todos aficionados al automóvil aspiran a tener un día un 911, y si es una edición especial, mejor. Sin embargo, el Cayman básico, por menos de 60.000 euros, es suficiente para acceder a un mundo de sensaciones y exclusividad
CONTACTO
Quien desee tener un excitante deportivo de prestigio, o quien siempre haya soñado con poseer un Porsche, puede que el Cayman sea su coche. Bien es cierto que nunca podrá llegar al nivel del mítico 911, y que tampoco es precisamente asequible, pero bien mirado, los ingredientes que ofrece nuestro protagonista de hoy por un precio que ronda los 60.000 euros son muy interesantes. Recientemente probamos el Cayman S, que tiene medio litro más de cilindrada y 55 cv más, pero su precio también es 13.300 euros superior. En cuanto a las diferencias con el 911, estas llegan ya a los 40.000 euros, por lo que el más pequeño de los Cayman es un gran deportivo cuyo precio lo coloca en una buena posición.
Competencia tiene poca, porque tanto el Z4 como el SLK son rivales más directos del Boxster (todos ellos descapotables); mientras que otros coupés como el Nissan 370Z están más cercanos al Cayman S. Así las cosas, el único rival cercano de nuestro protagonista es el Audi TTS de 272 cv, que lleva tracción integral y es ligeramente más eficiente y más económico; pero que no goza de la exclusividad y del excitante comportamiento que tiene el Cayman. La verdad es que las cifras de ventas en nuestro país no hacen justicia con el Cayman, quizá por estar a la sombra del 911 (es mucho más caro pero vende más del doble de unidades) o por no ser descapotable y costar algo más que sus rivales. Sin embargo, cuando se prueba un Cayman uno queda plenamente satisfecho.

a fondo Porsche Cayman 2

El Cayman fue renovado y mejorado en 2009
En febrero de 2009 se presentaron importantes cambios en las gamas Boxster y Cayman, y junto a unos retoques estéticos que incluían las luces diurnas de leds, se aumentó la cilindrada del modelo básico de 2,7 a 2,9 litros, a la vez que se jubiló el cambio Tiptronic para dar paso al estupendo PDK. Así las cosas, nuestro protagonista de hoy, que lleva casi tres años en el mercado, tiene un motor de seis cilindros y 265 cv colocado en posición central y proporciona unas sensaciones de conducción extraordinarias. Además, por su concepción y brillante realización, es uno de los coches más ágiles, estables y efectivos de la categoría, por no decir el que más.
El Cayman, con sus 4,35 metros de longitud, es 15 cm más corto que el nuevo 911, pero resulta prácticamente igual de ancho y alto. Por supuesto que comparten algunos rasgos, y algún profano en la materia podría llegar a confundirlos, pero al detalle y para los entendidos el Cayman tiene sus propias señas de identidad. Eso sí, lo que está claro es que ambos llaman la atención allá por donde van. Nuestro protagonista de hoy no tiene plazas traseras, ni siquiera pequeñas para echar unas bolsas, pero a cambio ofrece dos maleteros (delantero y trasero) con una capacidad conjunta de 410 litros, lo que permite viajar a una pareja con todo su equipaje sin problemas.

a fondo Porsche Cayman 3

Su puesto de conducción es sugerente y deportivo, y el coche puede ir muy, muy equipado. Ahora bien, en Porsche ya es habitual que muchas de las exquisiteces que se puedan montar haya que pagarlas a parte, por lo que si uno es muy sibarita y se lía a pedir elementos extra en el concesionario el precio final pueda encarecerse notablemente. En cualquier caso, los elementos imprescindibles en materia de seguridad y confort sí vienen de serie. Otros, como la suspensión activa PASM (1.858 ), el paquete de luces dinámicas bixenon con leds de día (1.739 ) o el completo navegador (3.259 ) van aparte. Además, decir que la versión de cambio automático PDK tiene un sobreprecio de 3.236 sobre los 57.643 que cuesta el Cayman básico.Su efectividad y sus sensaciones pertenecen a la más alta categoría de los deportivos
En marcha el pequeño Porsche convence desde los primeros compases. Buen sonido, tacto deportivo, posición de conducción muy baja y a la vez cómoda y, en que se necesita potencia, llega una fuerte patada. Hoy día 265 cv no es nada espectacular (un Volkswagen Scirocco R los tiene), pero la forma en que los entrega este coche tiene "mucha clase". A ello ayuda un bajo peso de 1.435 kilos, la propulsión trasera, la magnífica distribución de masas y una extraordinaria caja de cambios PDK, lo que se traduce en un registro de aceleración de 0 a 100 km/h en 5,7 segundos y una velocidad máxima de 263 km/h. El rendimiento es tan bueno que estas sobresalientes prestaciones se logran con un consumo bastante contenido de 9,1 l/100 km.

a fondo Porsche Cayman 4

Pero si el empuje es más que suficiente, su paso por curva, frenada y tacto general de conducción es increíble. Se conduce muy bajo, con una sensación de aplomo total, y da la sensación de que nunca vayas a poder descolocarlo. Además es muy ágil, por lo que todo ello combinado de traduce en una diversión al volante fuera de lo común. Antes hacíamos referencia a su prácticamente único rival, el Audi TTS, el cual, con su motor turbo de cuatro cilindros y dos litros, es ligeramente más barato, tiene tracción integral y unas cifras de consumos y prestaciones algo mejores. Sin embargo, la autenticidad del Porsche Cayman, su exclusividad o la pureza de reacciones que ofrece, mucho nos tememos que no las encontraremos ni en el Audi TT ni en cualquiera de sus otros rivales más lejanos. En definitiva, que el Cayman es un digno Porsche con el cual, por menos de 60.000 euros, es posible introducirse en el mundo de los deportivos de prestigio, gama alta y elevadas dosis de diversión