Porsche Cayman S: Casi un 911

Diego Zotes19 ene 2006
Este despiadado reptil se coloca entre los más deportivos de Porsche, con un típico motor bóxer de 3.4 litros con 295 cv y con una capacidad de carga de hasta 410 litros. Que tiemblen el Boxster y el Carrera...
Inicio
CASI UN 911

a fondo :: Porsche Cayman S 1

Porsche lanza un coupe de dos plazas basado en el descapotable Boxster, pero se le monta un motor más potente que le acerca en efectividad al consagrado 911 Carrera. De esta forma nace el Cayman S, un modelo intermedio en la excitante familia de deportivos alemana que bien podría interesar a quien estuviese considerando la compra de un Boxster, la de un 911, o bien a quien nunca se hubiese fijado en la marca de Stuttgart.
  La valoración sobre si el nuevo Cayman S puede resultar más recomendable que el Boxster o que el 911 es muy subjetiva, ya que entran en juego aspectos como el de preferir o no un descapotable con techo de lona, o el de apreciar la tradición e historia de un mito como el 911 Carrera. Lo cierto es que reúne virtudes de ambos, y que en cuanto a precio, potencia y prestaciones de encuentra a mitad de camino entre uno y otro.
El Porsche Cayman S 3.4 de 295 cv está ya a la venta por 65.344 euros, algo por encima de los 58.432 euros del Bosxter S 3.2 de 280 cv y muy por debajo de los 85.440 euros del 911 Carrera 3.6 de 325 cv. Por sensaciones se parece más al modelo descapotable, pero en efectividad –sobre todo si echamos mano de la larga lista de opciones- se acerca más al afamado superdeportivo.
Entre sus rivales más próximos podemos citar al Mercedes SLK 350 272 cv, el Chrysler Crossfire 3.2 V6 SRT 330 cv o el Nissan 350 Z 300 cv; todos ellos algo más baratos que el divertidísimo "juguete" de Porsche.
Enrique Marco, Autocity
19 de Enero de 2006

DISEÑO Y EQUIPAMIENTO

a fondo :: Porsche Cayman S 2


A la vista el Cayman S es sencillamente espectacular. Con una longitud de 4,31 metros, una considerable anchura de 1,80 metros y una contenida altura de 1,30 metros; unidas a las generosas tomas de aire, alerón trasero desplegable, salida de escape doble y central, hermosas llantas de gran diámetro y rasgos puros de Porsche, logran un cóctel de lo más atractivo. Además este Cayman S es algo más práctico que la media de los deportivos, pues entre sus dos maleteros alberga una capacidad de carga de 410 litros (un compartimento de 160 litros y otro de 260 litros) Eso sí, es un dos plazas, y tras ellas tan sólo hay espacio para unas chaquetas, o maletín y poco más.
De serie el Cayman S trae todo lo imprescindible en un coche de su nivel, pero la lista de opciones para personalizarlo es interminable. Las que afectan a la conducción las analizamos en el siguiente apartado, y el resto figuran en nuestra ficha técnica. En todo caso, recordar que de serie trae las llantas de 18 pulgadas con neumáticos 235/40 delante y 255/40 detrás, siendo las llantas de 19 pulgadas una opción.

CONDUCCION

a fondo :: Porsche Cayman S 3


Ponerse al volante de un Porsche siempre es un placer, y en esta ocasión teníamos especial interés en contrastar sus sensaciones con las que se producen al volante de un Boxster o de un Carrera, ya que ambos modelos hace poco más un año que han sido remodelados y todavía guardamos en la memoria buena parte de lo que nos transmitieron ambas pruebas.
Comenzando por el acceso al coche, comprobamos como el habitáculo es totalmente deportivo, con el volante muy vertical, la banqueta del asiento baja y la posición de las piernas muy estiradas. Bueno, la verdad es que es prácticamente igual que un Boxster. Una vez en marcha, sólo con su ronroneo ya se nos ponen los pelos de punta, pero el ritmo cardíaco se incrementará todavía más al abordar una carretera de montaña, pues la combinación de empuje al acelerar, agarre en el paso por curva, deceleración en la frenada y sonido perfectamente afinado nos transportan a un mundo de emociones difícil de igualar.
Por prestaciones se encuentra más cerca de la versión más potente del roadster, ya que apenas le aventaja en ligereza y con sólo 15 cv más sólo puede “meterle” una décima en aceleración de 0 a 100 km/h: 5,4 segundos el Cayman. En velocidad sí le llega a sacar 7 km/h, aunque este dato carece de importancia, ya que llegar a 275 km/h de máxima no es algo que deba importar. En consumos –dato tampoco muy importante para un deportivo de este nivel- se va hasta los 10,6 l/100 km como media; eso sí, circulando de forma muy prudente, tarea realmente difícil con este coche.
El Cayman de serie va fenomenal, pero como nos dejaron probar unidades con muchos extras el resultado final nos pareció todavía más positivo. El primer extra recomendable es la suspensión PSAM (1.664 euros), que mediante un botón en la consola permite pasar de modo “normal” a modo “sport”, variando la dureza de los amortiguadores. Así, cuando optemos por circular relajadamente por carretera el modo “normal” es más cómodo, algo duro, como corresponde a un deportivo, pero nada radical. Y en el momento que prefiramos “atacar” un tramo o meter el coche en un circuito, con el modo “sport” lograremos un eficacia mayor, ausencia total de balanceos y un paso por curva endiablado. Ahora bien, si queremos transitar tranquilamente por carreteras bacheadas nos resultará muy incómodo.
Y otro extra combinado con el PSAM que recomendamos es el paquete Sport Chrono (819 euros), el cual incluye un vistoso cronógrafo analógico y digital en la consola y unas variaciones en diferentes parámetros. El reloj prácticamente sólo le vemos uso si vamos a un circuito, pero la posibilidad de variar los reglajes mediante el botón de modo “sport” es una opción muy a tener en cuenta. Y es que en este modo la electrónica hace que la respuesta al acelerador sea más rápida y brusca, en caso de llevar Tiptronic modifica las leyes de cambio, y sobre todo el programa de control de estabilidad PSM (de serie) cambia las normas, de forma que nos deja derrapar unos cuantos centímetros antes de entrar en acción y controlarnos el deslizamiento. Para los más atrevidos el PSM puede desconectarse totalmente.
Por el contrario, extras que no recomendaríamos serían el cambio Tiptronic (2.841 euros), que aunque monta mandos en el volante y ha mejorado respecto a los primeros, sigue penalizándole en conducción deportiva. Buena prueba de lo que decimos es observar la marca en aceleración de 0 a 100 km/h: 5,4 segundos con cambio manual y 6,1 segundos con Tiptronic. Tampoco vemos muy útil el sistema de frenos cerámicos, ya que además de resultar muy caros (8.640 euros), sólo serán apreciables para los “locos” de los circuitos, pues de serie el Porsche Cayman S frena excepcionalmente bien.
A favor y en contra

A FAVOR Y EN CONTRA

a fondo :: Porsche Cayman S 4



A favor:
+ Estética espectacular.
+ Conducción divertida y eficaz.
+ Maleteros de 410 litros en total.
En contra:
+ Precio mayor al de sus rivales.
+ Opciones caras.
+ Competencia interna (Boxster S y 911 Carrera).