Porsche Cayman 2013: Rompiendo con lo establecido

gen_rep_cayman_b6b34db94c471434a6ac0fa87.jpg
Diego Zotes12 abr 2013
Nos ponemos al volante del deportivo coupé más pequeño de Porsche, el Cayman, que bajo una estética más deportiva y agresiva que la de su antecesor, ofrece motores de gasolina bóxer que han aumentado su potencia y reducido sus consumos. Todo esto en un interior muy ergonómico y atractivo al estilo de sus hermanos de gama.

La marca alemana fabricante de coches deportivos Porsche renueva completamente su deportivo más asequible y compacto, el Cayman, que representa por otra parte el concepto de deportividad pura gracias a su configuración de coupé con motor central y propulsión trasera.
El nuevo Cayman viene a establecer nuevas referencias en lo que a deportividad se refiere, gracias a su excelente chasis deportivo, a sus motores llenos de potencia y de gran eficiencia dentro del marco de desarrollo de la marca Porsche Intelligent Performance tanto del Cayman básico como de la versión S, y a un aligeramiento del peso total de la carrocería en nada menos que 30 kilos, lo que le convierte en el pequeño deportivo coupé más ligero de todo el segmento. Una categoría reñida entre modelos Premium en la que se enfrenta a deportivos de la talla del Audi TT, del BMW Z4 y del Mercedes SLK.
Como principal cualidad del Cayman, hemos de destacar su configuración con motor central, colocado por delante del eje trasero y justo detrás de los asientos, lo que le confiere una gran maniobrabilidad y agilidad que se traduce en un gran dinamismo, además de conseguir la tan apreciada rumorosidad mecánica buscada en un deportivo de este calibre.El nuevo Cayman es mucho más musculoso, con una carrocería que ha crecido el longitud y ancho de vías para brindar un comportamiento más aplomado y estable
Los principales cambios los encontramos en que la carrocería ha crecido ligeramente en longitud, en ancho de vías y perceptiblemente en batalla con 6 cms más, lo que le confiere mucho más aplomo tanto en vías rápidas como en trazados de curvas, mientras que la altura ha disminuido en 1 cm rebajando la suspensión (1,1 cms en Cayman S). La apariencia es todavía más musculosa que en la anterior generación, con trazos más marcados y severos en la zona de los hombros, así como una línea de techo más suave y homogenea al estilo de su hermano mayor 911. Los nuevos faros son más verticales y superatractivos con iluminación diurna por led. Lateralmente las líneas de las puertas delanteras hacia la entrada de aire lateral son mucho más grandes y profundas. Como su hermano descapotable Boxster, incorpora en la zona trasera un spoiler integrado a la tapa del maletero y pasa por encima de las ópticas traseras de led. Ese spoiler fijo tallado se completa con otro retráctil muy deportivo.

detalle_dinamica_d7272da2ec6be41390048895a.jpg

En diseño las pequeñas diferencias que se encuentran entre los nuevos Cayman básico y el Cayman S están en el spoiler inferior del paragolpes delantero, que para el primero va pintado en negro y en el segundo más potente en color carrocería, mientras que en la zaga el escape muestra una sólo salida central trapezoidal en el primero y dos salidas centrales circulares de gran diámetro en el más deportivo. Asimismo las llantas en 18 y 19 pulgadas y las medidas de los neumáticos de serie también son diferentes.El interior presenta la típica consola inclinada de la marca que pone todos los mandos al alcance de la mano y dibuja un cockpit de carreras
El interior cambia notablemente, haciéndose a imagen y semejanza del que encontramos en el Boxster, el 911 el Cayenne y el Panamera, todos ellos inspirados en el espectacular Carrera GT. Éste presenta una consola central inclinada que acerca los mandos de control del vehículos al conductor para lograr la conducción más directa, como la palanca del cambio y los botones de manejo de los sistemas de seguridad y confort. A pesar de la gran cantidad de botones, Porsche ha querido que cada botón haga una función. Totalmente nuevas son las salidas de ventilación, que reflejan el dinamismo del vehículo con una forma alargada hacia la luna delantera.
Se trata de un auténtico biplaza pero de gran confort y habitabilidad para los dos pasajeros, sin renunciar en absoluto además a la practicidad del uso diario como demuestran sus dos aprovechables maleteros, el delantero de 150 litros y el trasero de hasta 275 litros.

detalle_interior_816d63881ab8f48b427012cad.jpg

El Cayman se mueve con gran agilidad gracias a sus dos motores de altas revoluciones disponibles colocados en posición central, como siempre ambos de configuración bóxer de 6 cilindros atmosféricos y de inyección directa de gasolina que logran un reparto de pesos excelente, el 46% delante y el 54% detrás. Se trata exactamente de un 2.7 litros que mueve al Cayman básico de 275 cv de potencia (+10 cv), que logra un 0 a 100 km/h en 5,4 segundos y una velocidad máxima de 264 km/h, mientras que el otro, un 3.4 litros de 325 cv (+5 cv) logra los 100 km/h en 4,7 segundos y los 281 km/h de velocidad máxima. En la reciente línea de Porsche mediante su Porsche Intelligent Performance, ofrece cifras de consumos y emisiones homologadas totalmente asequibles de 7,7 litros a los 100 km y 180 gr/km para el Cayman con PDK y de 8,0 litros y 188 gr/km para el Cayman S también con PDK. Esto es gracias a la dirección electromecánica de menor consumo, al sistema Auto Start-Stop y al original sistema de “navegación a vela”.El rapidísimo cambio automático PDK en el Cayman S cotiza en un tramo impositivo inferior, con lo que cuesta sólo 185 euros más
Ambos motores disponen de una tecla Sport en el salpicadero que permite a la carrocería adaptarse a distintos tipos de conducción. Están ambos asociados de serie al cambio manual de 6 velocidades, mientras que pueden solicitarse con el excelente cambio automático de doble embrague PDK de 7 velocidades e incluso el Cayman S con el innovador cambio manual de 7 velocidades que ya introdujo el 911. Lo más curioso es que gracias a los bajos consumos y emisiones conseguidos con el cambio PDK, el Cayman S con este cambio automático que cuesta más de 3.000 euros como opción, supone realmente pagar un sobreprecio de sólo 185 euros, gracias a que entra en un tramo impositivo inferior del Impuesto de Circulación.
El nuevo Cayman ofrece nuevas opciones de equipamiento como son el control de velocidad adaptativo ACC, un equipo de audio de altísima calidad fabricado para el Cayman por Burmester y el sistema de apertura y arranque sin llave “Entry & Drive”.

detalle_llantas_8c8f0f467ce4aeded7e02e25c.jpg

Ya está a la venta en los concesionarios de la marca a unos precios que van desde los 57.461 euros para el Cayman hasta los 74.388 euros del Cayman S.