Porsche Cayenne S Diésel: Diésel deportivo

gen_rep_cayenne_bd852e5533b4dae8175ee2788.jpg
Diego Zotes28 feb 2014
Porsche ha dotado a su modelo todoterreno de lujo del motor diésel más potente de la gama, un V8 de 4.2 litros con doble turbo de origen Volkswagen para conseguirle un punto más deportividad con economía de combustible. Aporta además un diseño más dinámico y mayor lujo de serie.
El fabricante alemán Porsche está trazando una línea estratégica nunca imaginada antes, a base de buscar la máxima eficiencia en sus vehículos siempre con un evidente corte deportivo, la incorporación de nuevos motores diésel o de carrocerías más polivalentes que las propiamente deportivas de toda la vida. Para ello está aprovechando al máximo las sinergias derivadas de su pertenencia al tremendo Grupo Volkswagen, empleando sobre todo sus propulsores diésel así como algunas otras tecnologías.
a favor-Motor de potencia estratosférica-Atractivos detalles deportivos-Aspecto interior inmejorableen contra-Peso perceptible en conducción rápìda-Precio muy elevado
Hace tiempo, incluso ya desde la anterior generación, esperábamos la disponibilidad de un propulsor diésel de alto rendimiento para el Cayenne, a parte del ya existente turbodiésel 3.0 V6 de 245 cv. Hemos tenido que esperar hasta esta nueva generación para que Porsche se decida a ofrecer para su nuevo Cayenne la versión diésel V8 de 4.2 litros que ya montan sus primos hermanos Volkswagen Touareg o Audi Q7. Con los 382 cv que Porsche ha extraído a este motor, el nuevo Cayenne se convierte en uno de los SUV diésel deportivos más potentes del mercado, por encima incluso del X50 M50d con 381 cv y sólo por debajo del impresionante Audi Q7 V12 TDI de 500 cv.

detalle_diseo_b8994e980edfac3a8a4538622.jpg

El V8 diésel más potente del segmento
Pues Porsche ha decidido ofrecer a sus más exigentes clientes una evolución del motor diésel 4.2 V8 biturbo de Volkswagen para extraerle nada menos que 382 cv de potencia, 42 cv más que los que ofrecen sus primos hermanos Touareg y Q7, y un par motor de 850 Nm desde sólo 2.000 rpm, permitiéndole alcanzar los 100 km/h en sólo 5,7 segundos y hacer tope en 252 km/h, todo ello con un consumo medio homologado de 8,3 litros a los 100 km gracias a sistemas como el Start & Stop de serie. Con esa cifra de par las recuperaciones sobre la marcha dan auténtico miedo, a pesar de tener que desplazar más de dos toneladas. Estas cifras lo convierten en la referencia entre los SUV de lujo de gran tamaño, resultando uno de los más deportivos, potentes y rápidos del segmento. El único pero que le encontramos en que en conducción rápida en tramos virados las inercias de un centro de gravedad elevado se dejan notar, que por otra parte la suspensión deportiva absorbe magistralmente.Elementos mecánicos de alto rendimiento para dar respuesta a tanta potencia y tantas prestaciones
Para dar respuesta a toda esta potencia y par, traducido en unas impresionantes prestaciones, el nuevo Cayenne S Diésel se nutre del sistema de frenos de alto rendimiento del Cayenne S, con pinzas monobloque de aluminio con 6 pistones delante para discos de 360 mm y 4 pistones detrás para discos de 330 mm, que opcionalmente pueden ser de material cerámico Porsche Ceramic Composite Brake PCCB, así como del cambio Tiptronic S de 8 velocidades con gestión deportiva y de la tracción total activa Porsche Traction Management que reparte la fuerza de forma equilibrada entre cada eje e incluso cada rueda dependiendo del estado de agarre del firme.

detalle_motor_92779d2689ea2ddd68a6d82c4.jpg

De serie ofrece todos los elementos de seguridad imaginables, como la suspensión neumática Porsche Active Suspension Management PASM regulable electrónicamente en varios niveles de dureza acompañado de diferentes alturas, dependiendo del modo de conducción elegido. Se acompaña de un sistema de tracción total 4x4 Porsche Traction Management PTM muy evolucionado con reductora que se puede manejar desde la zona de la consola inclinada de forma muy sencilla eligiendo entre tres niveles, modo autopista, con tracción total electrónica, modo tracción total con bloqueo del diferencial central y trasero y modo montaña con reductora. Además el sistema Porsche Torque Vectoring Plus PTV Plus garantiza el mejor agarre en curva frenando la rueda interior del eje trasero cuando es necesario.Comparte diseño con el Cayenne S de gasolina de 400 cv, con paragolpes de grandes aberturas, llantas de gran tamaño y spoiler trasero de grandes dimensiones
Diseño deportivo compartido con el Cayenne S
Y evidentemente es esto lo fundamental de esta nueva versión del Porsche Cayenne S Diésel, que comparte el mismo diseño agresivo, acabados y tecnología con las versiones S con motor de gasolina. Incorpora detalles deportivos como las grandes entradas de aire en el paragolpes delantero con deflectores de aire negros que resaltan las aberturas, faldones aerodinámicos por los cuatro costados, un descarado spoiler trasero deportivo sobre la luneta, inmensas llantas de aleación de 20 pulgadas multibrazo y un sistema doble de escape separado con salidas rectangulares que emiten un bramido del que pocos podrían pensar que es un diésel. Y muestra este Cayenne S Diésel en la parte trasera solo se muestra Cayenne S, teniendo que observar las aletas delanteras tras el paso de rueda donde figura la inscripción “diésel”.
Una línea de diseño general muy fluida típica de Porsche de estilo coupé, donde la aerodinámica y la robustez de la carrocería tienen un papel protagonista, sin obviar la funcionalidad y la capacidad de carga con puertas de gran tamaño y un buen portón de carga. Llama la atención en el frontal la nueva línea de led de iluminación diurna debajo de las ópticas principales, que le aportan una imagen muy sofisticada. Para las ópticas traseras también se ha optado por la iluminación integral led. Opcionalmente los faros principales pueden ser bi-xenón con Porsche Dynamic Light System (PDLS) y luz dinámica en curva, que cambia automáticamente entre luz de cruce y de carretera adaptando el haz de luz a las circunstancias según indicaciones del navegador.

detalle_detallecuadro_e96a58ece5bd7d8187ca302c6.jpg

El interior también es impresionante y absolutamente Porsche. Todo está realizado en piel de la mejor calidad y ofrece un aspecto visual inmejorable, gracias a la adopción de la nueva consola central inclinada que acerca todo al conductor sugiriendo dinamismo ya presentada inicialmente en el Panamera y que ya llevan todos sus hermanos de gama. La posición de conducción es excelente y cómoda, con todo lo necesario para la conducción a un ligero movimiento de mano. La palanca elevada se sitúa junto al volante para una integración máxima.
En el salpicadero, como en todo Porsche, destacan de inicio los cinco relojes escalonados del cuadro de mandos, con los indicadores analógicos de velocidad y revoluciones, nivel de gasolina, temperatura del agua y presión del aceite, mientras que como curiosidad uno de ellos incorpora una pequeña pantalla TFT para poner todos los datos a la vista del conductor, como el ordenador de abordo o incluso las indicaciones del navegador. El centro de la consola está presidido por la gran pantalla táctil de 7 pulgadas del sistema opcional Porsche Communication Management desde donde se manejan todos los sistemas electrónicos y multimedia así como la conectividad online, flanqueada por unas atractivas salidas de ventilación verticales cromadas muy elegantes, el sistema de audio de alta calidad Bose y debajo, ya en la consola inclinada, una inmensa botonera desde donde manejar el sistema de climatización independiente así como todos los sistemas de seguridad.

detalle_interior_01e1aa0ef935b1768b3b61cc9.jpg

El espacio interior es uno de los puntos fuertes de este Cayenne, con buen espacio en las plazas delanteras y gran amplitud y flexibilidad en las traseras, con asientos independientes desplazables longitudinalmente y abatibles en proporción 40:20:40, así como con respaldos reclinables. El espacio del maletero va desde los 670 litros hasta los 1.780 litros abatiendo la segunda fila de asientos.